Un trabajo con tradición familiar

Instagram: @purejam.pty

Con la llegada de la cuarentena en Panamá el año pasado, los ingresos en casa de Emilia Vierma se vieron afectados. Buscando nuevos objetivos para poder sufragar los gastos, Emilia, junto a sus hijas, pensó en sacarle provecho a una práctica y tradición familiar: la elaboración de dulces caseros y repostería. “Nos planteamos hacer un producto del cual conocíamos su proceso de elaboración, buscando que el resultado lograse satisfacer el gusto del consumidor y que nos ayude seguir enfrentando estos tiempos de crisis. Así comienza a nacer este emprendimiento llamado Pure Jam, en elaboración de mermeladas con frutas naturales, varias de ellas cosechadas de la producción nacional”, expresa Emilia, administradora de profesión.

Su hija Gabriela es diseñadora y se encarga de las fotografías y diseño de las etiquetas. Su hija Ailim, estudiante de comercio internacional en la universidad, está a cargo de las redes sociales; y la menor, Camila, estudiante de bachillerato, “se ha convertido en una experta en el etiquetado de las mermeladas”, describe orgullosa su mamá.

Pure Jam  - Madres e hijas emprendedoras en pandemia
Emilia, junto a Gabriela, Ailim y Camila.

Pure Jam PTY - Madres e hijas emprendedoras en pandemia

Emilia se encarga del procesamiento de las frutas y elaboración de las mermeladas, para ello cuenta con el apoyo incondicional de su hermana Alba. “Así que es un laborioso, pero muy hermoso trabajo en familia”, recalca. Emilia también se dedica como hobbie a la técnica de la acuarela y fue ella quien pintó las imágenes de las frutas para las etiquetas de las mermeladas.

 

Un legado para romper barreras

Instagram: @madurehoneyrum

En el hogar Maduro Ureña, la idea de hacer un emprendimiento familiar estaba mucho antes del Covid. “Teníamos el deseo de llevar adelante un proyecto donde pudiese participar toda la familia, y que fuese un legado, que fuese nuestro, donde pudiésemos aportar”, expresa Aida Michelle Ureña de Maduro, presidenta de Madure Corp.

Desde hace muchos años, ella se ha dedicado a promover la industria nacional por lo que le parecía irónico no haber emprendido en alguna iniciativa propia. En octubre de 2020 en compañía de sus hijas Ana Cecilia y Aida Gabriela Maduro, lanzaron Madure, un licor dulce que combina los dos apellidos.

Madure ron miel - Madres e hijas emprendedoras en pandemia
Ana Cecilia, Aida Michelle y Aida Gabriela.

Madure licor - Madres e hijas emprendedoras en pandemia

El negocio de estas bebidas es un campo dominado por hombres, y por eso una de las mayores motivaciones de este emprendimiento es precisamente romper esas barreras y demostrar que las mujeres pueden llevar a cabo diferentes proyectos. Ana Cecilia se encarga de la logística, control de inventario y las finanzas. Aida Gabriela es responsable del manejo de las redes sociales, mercadeo y ventas. En Madure Corp también participa Gabriel Maduro, esposo de Aida Michelle, quien es el vicepresidente y juntos manejan la parte administrativa.

 

Mamá atiende por Whatsapp; la hija, por Instagram

Instagram: @ohanafloralstudio

En abril de 2020, Tatiana Gómez y su hija Mariana López cumplían “muy juiciosas” la cuarentena total establecida en el país. Tatiana vio un curso de la Escuela Panameña de Arte Floral, liderado por Sandra Valencia, y animó a su hija Mariana, de 20 años, para que lo tomaran juntas desde casa. “Ella me sigue la corriente en todo lo que yo invento”, comenta Tatiana.

Ohana Floral Studio  - Madres e hijas emprendedoras en pandemia
Mariana López y su mamá Tatiana Gómez.

Hicieron su primer arreglo floral para el domingo de pascua de ese año. Luego hicieron otros cursos sobre ramos de novia, centros de mesas, etc. De la misma escuela las invitaron a participar en un programa de emprendedores que tenían en conjunto con la distribuidora La Marqueta de las Flores. Fue un programa intenso de cinco semanas. “Ellos fueron nuestro motor, nos decían ‘anímense a poner su emprendimiento'”, recuerda Tatiana.

En septiembre de 2020 oficialmente crearon Ohana Floral Studio. Sus amigos fueron sus primeros clientes. Mariana, quien estudia en la universidad, maneja las redes sociales y responde todas las solicitudes que llegan por mensaje directo en la cuenta de Instagram. Tatiana, quien es administradora de una empresa familiar y estaba trabajando desde casa, atiende a los clientes que escriben por Whatsapp.

Ohana D - Madres e hijas emprendedoras en pandemia

Los arreglos los hace Tatiana con apoyo de su hija. Cuentan que para el Día de los Enamorados y el Día de las Madres en Panamá (que se celebra en diciembre) tuvieron tantos pedidos que convirtieron la recámara de Mariana en un cuarto frío para mantener las flores. Para los fines de semana de cuarentena, recurrieron a una empresa de un señor con salvoconducto para las entregas.

Han tenido clientes desde España, Italia e Inglaterra; panameños que envían obsequios a sus familiares en Panamá. También tuvieron de clienta a una señora de Brasil que le envío un arreglo a una colaboradora, su mano  derecha, que tiene en Panamá.

Entre risas y complicidad

Instagram: @raviolissimo

“Tengo ganas de hacer raviolis, vamos a comprar el molde y lo hacemos con la máquina de la nonna”, le dijo un día Soraya Barboza a su hija Alexandra Feliciani. Ese mismo día madre e hija buscaron los implementos que les hacía falta. Días después hicieron los raviolis. “Recuerdo que los rellenamos de ricotta, kale y tomates secos. ¡Quedaron deliciosos! Entre risas y complicidad dijimos que podríamos venderlos. Lo demás es historia”, cuenta Alexandra, al detallar cómo nació Raviolissimo en agosto de 2020.

Raviolissimo A - Madres e hijas emprendedoras en pandemia
Alexandra con su mamá Soraya.

Dice que su mamá es la reina de los raviolis keto, “debo confesar que yo con esa masa no me la llevo nada bien”, reconoce Alexandra. Su mamá también se encarga de atender a los clientes por Whatsapp, mientras que ella está cargo de la cuenta de Instagram y de preparar los raviolis gluten free, tradicionales, veganos y las salsas.

Raviolissimo B - Madres e hijas emprendedoras en pandemia

Venden sus productos congelados a través del app Cuanto, sin embargo, muchos de sus clientes les escriben por Whatsapp Business o Instagram para despejar cualquier duda con la cocción, masa, rellenos, etc. Alexandra y Soraya manejan Raviolissimo al mismo tiempo que sus trabajos: Soraya es administradora y Alexandra trabaja en una marca de lujo accesible.

 

OTROS EMPRENDIMIENTOS DE MADRE E HIJA

La mayoría de los proyectos mencionados en este artículo los conocimos luego de preguntar, en las redes sociales, por negocios de madres e hijas. Aquí les mencionamos otros que nos llegaron y les invitamos a recomendarnos más a ellas@prensa.com

  • Argento Bakery (@argentobakery): un negocio de pastelería que involucra a toda la familia, desde la abuela hasta las nietas.
  • Creaciones Luna (@creacionesluna29): madre e hija trabajan bisutería artesanal.