20sep darien1 - Las Leoncitas de Darién
Las Leoncitas, en compañía de Gina Román, durante un conversatorio motivacional.

Hace siete años, el Club de Leones de Hellerup, Dinamarca, a través de su representante en Panamá, Jesper Cederkvist, apadrinó a un grupo de niñas de la fundación Pro Niños de Darién. Las niñas, bautizadas por los miembros del club como las Leoncitas de Darién, son parte de un proyecto de becas escolares que les ha permitido realizar sus estudios primarios y continuar con los secundarios en el Centro Educativo Lajas Blancas, en Darién.

“Escogimos a un grupo de niñas, porque estadísticamente los niños en Darién tienen un tiempo escolar promedio de entre cuatro y cinco años, pero las niñas, menos de dos”, explicó Jesper.

Usualmente, para la fundación, los programas con niños se desarrollan hasta los 12 años. Gracias al club, la historia para cinco niñas y sus familias ha sido diferente. Debido a su alto rendimiento académico han recibido una beca que les permite continuar sus estudios hasta noveno grado.

Las jóvenes Feliza Flaco, Leisy Rosales, Yitzel Bailarin, Mirelys Tócamo y Emely Mezua (de edades entre 13 y 14 años), provienen de la comarca Emberá-Wounaan y quieren estudiar educación. “Quiero ser profesora de español para enseñarle a las personas de mi comunidad a hablar el idioma y así puedan comunicarse con los demás”, dijo una de las leoncitas.

20sep darien2 - Las Leoncitas de Darién
Jesper Cederkvist y su esposa Victoria Figge junto a las niñas.

Durante su semana de receso, cuatro de ellas estuvieron por primera vez en la ciudad capital, donde compartieron actividades turísticas con Jesper y su esposa Victoria Figge. También recibieron consejos sobre desarrollo personal por parte de la economista y miembro del club Kiwanis, Gina Román, en un conversatorio llevado a cabo en la residencia de los Cederkvist.

Las becas son un proyecto sostenible que pretende romper el ciclo de la pobreza a través de la educación. “Por eso estamos aquí, no podemos dejarlas a medio camino”, afirmó Victoria Figge al hablar sobre el por qué es importante darle continuidad al programa de becas.

El club actualmente se plantea la expansión del proyecto para incluir a más niñas de la fundación Pro Niños del Darién y contribuir a la disminución de la pobreza en las áreas remotas de Darién. De igual forma, también estudian la posibilidad de extender las becas a las cinco beneficiarias actuales para las siguientes etapas de sus estudios.