Jorge Enrique Vallarino Miranda
‘Mantener actualizados a nuestros clientes sobre cambios en los protocolos y procedimientos les ofrece seguridad y confianza’. Jorge Enrique Vallarino Miranda

El gerente general de Global Bank, Jorge Enrique Vallarino Miranda,   piensa que la crisis causada por el nuevo coronavirus expuso la importancia de mantener la comunicación constante con colaboradores y cliente. A la vez que para el país es una oportunidad de mirar al futuro y replantearse cómo formar a los profesionales que el país necesitará.

¿Cuál es la lección más importante que ha dejado esta crisis para usted y su empresa?

De esta inusual situación nos queda una lección: el mundo se mueve cada vez más rápido y el futuro traerá fuertes olas que pueden tomarnos desprevenidos.

Esta crisis será una oportunidad de aprendizaje. Nos permitirá transformarnos en una sociedad más fortalecida, con individuos más resilientes y empáticos. En el confinamiento nos estamos acostumbrando a una disciplina de horarios, a buscar momentos de relajación y a redescubrir a nuestra familia y a nosotros mismos.

A nivel empresarial, la propagación del Covid-19, impactó a un gran número de organizaciones y nuestro negocio no escapó de ello, a pesar que las operaciones bancarias siguieron su curso.

Es evidente que el proceso de transformación digital comenzó hace ya algunos años, sin embargo la pandemia expuso la necesidad de contar con medios alternativos para poder realizar las actividades cotidianas, como la modalidad de teletrabajo, donde reforzamos la capacidad tecnológica para adaptarnos a este nueva modalidad.

Nos hemos dado cuenta de lo importante que es estar en constante comunicación y capacitar a los colaboradores sobre el nuevo contexto y a la vez, mantener actualizados a nuestros clientes sobre cambios en los protocolos y procedimientos, lo que les ofrece seguridad y confianza.

La salud y seguridad es lo primero. Como entidad bancaria asumimos un sinnúmero de desafíos, pero los afrontamos gracias al apoyo y confianza de clientes y colaboradores.

¿Cómo esta pausa puede ser una oportunidad para Panamá?

Vivimos el inicio de una nueva era. Esta situación nos ha puesto en una posición donde Panamá ha tenido que afrontar diversos retos a nivel social, económico, educativo y cultural. Es una oportunidad para Panamá y para el mundo. Ningún país estaba preparado para esto.

Si bien este escenario ha sido inesperado, abre las puertas para que el país se adapte a nuevos modelos de comportamiento individual y colectivo.

Evidentemente, se destaca el rol que ha jugado la tecnología, ya sea para el teletrabajo, clases virtuales, transacciones o para crear nuevas oportunidades de negocio. Esto último es muy importante, se necesita dinamizar la economía.

Se abre un panorama para analizar cuáles serán las carreras del futuro y orientar a los jóvenes profesionalmente. Esto va a ir muy apoyado en las nuevas estrategias educativas del país, las cuales deben estar alineadas a lo que el sector empresarial esté demandando.

Finalmente, la mayor área de oportunidad es el tema de salud, que siempre estuvo presente, sin embargo, ahora tenemos un compromiso de salvaguardarnos y a nuestro entorno. El país depende de la responsabilidad de todos.

¿De qué manera usted y su empresa se está adaptando a estos nuevos retos?

Durante toda su historia, en Global Bank hemos venido trabajado de la mano de nuestros clientes, convirtiéndonos en un socio financiero incondicional. Esta misión, que siempre nos ha mantenido en pie, nos ha convertido en estos 25 años en un actor importante y fundamental del engranaje económico del país, dejándonos muy claro el rol que jugamos, incluso en situaciones como las que hoy vive el país.

En Global Bank, gracias a la confianza de todos nuestros clientes, colaboradores y sociedad en general, nos hemos posicionado como uno de bancos más importantes y sólidos de capital privado panameño y este logro lo hemos conseguido confrontando
diversos retos en el camino.

Hemos tomado medidas para proteger la salud de clientes y colaboradores, manteniendo nuestros servicios y productos. Estas medidas incluyen inversión en tecnología para teletrabajo, lo cual nos permitió reducir en un 60% el número de colaboradores en sitio; simplificamos y digitalizamos procesos para que una mayor cantidad de trámites se hagan digitalmente.

Hacemos monitoreo constante de colaboradores con posible exposición al virus; tenemos cuarentena preventiva para colaboradores con síntomas respiratorios aunque no estén contagiados.

Es obligatorio el uso de mascarillas en nuestras sucursales y edificios. Hacemos verificaciones constantes para garantizar que se cumplen las medidas de distanciamiento físico, higiene y desinfección en todos los puestos de trabajo.

Se avecinan los mayores desafíos. El más importante será apoyar la reactivación de todos los sectores, protegiendo la tranquilidad financiera de nuestros clientes. ¿Cómo nos adaptaremos? Como siempre, cargados de fuerza, optimismo, de la mano de nuestros grandes profesionales y buscando herramientas para poder apoyar a quienes lo requieran.

Con orgullo puedo decir que todo el equipo de Global Bank está comprometido, y eso lo hemos demostrado desde el día uno que inicio esta pandemia, manteniéndonos en la primera línea de batalla para minimizar los efectos a nivel económico que se pudieran generar y sin duda continuaremos con la responsabilidad que tenemos con todo Panamá.

Esta entrevista forma parte de una serie especial hecha para la primera versión ePaper de Ellas, publicada este mes,  sobre tendencias post Covid 19, y que reunió  las visión y reflexiones de seis líderes empresariales.
Lea aquí las otras entrevistas:

Antonio García Acuña, director de Claro en Panamá: ‘La transformación digital se aceleró, al menos, en dos años’

Jack Eskenazi, CEO de Grupo Tova:Los importante es mantener la calma y establecer prioridades’

Ashok Nandwani, director de Panafoto: ‘Los pedidos online crecieron 30 veces’

David Zelcer, presidente de Relojín: ‘Toda crisis en una oportunidad para renovarse y mejorar’

Antonio García Acuña, director de Claro en Panamá: ‘La transformación digital se aceleró, al menos, en dos años’