trata1000 1024x576 - La trata de personas: un delito que se esconde detrás de la esperanzaSeducidas, desesperadas y, muy en el fondo, llenas de anhelos están la mayoría de las mujeres que son víctimas de la trata de personas. Y justamente quedan atrapadas en las redes de tratantes movidas por la ilusión de un nuevo mañana, por la promesa de mejores condiciones de vida.

Cada 30 de julio se celebra el Día Mundial contra la Trata de Personas, un delito que atenta contra la dignidad de las personas más vulnerables.

Según el Informe Global de Trata de Personas 2019 publicado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen (UNODC), en Centroamérica y el Caribe un 80% de las víctimas de trata de personas son mujeres y niñas, de las cuales un 84% son víctimas de explotación sexual.

Lourdes Gutiérrez, coordinadora de proyectos de UNODC, es experta en el tema y nos explica de qué manera se da este delito y las maneras de prevenirlo.

En pleno siglo XXI se sigue dando el delito de la trata de personas, ¿cuál es la tendencia que han observado en cuanto al incremento de esta actividad delictiva?

Sí, se sigue dando la trata de personas a través de diferentes modalidades de explotación, ya sea sexual, laboral, servidumbre, matrimonio servil, mendicidad obligada, adopción irregular, extracción ilícita de órganos, por mencionar algunas.

Se incrementa por la demanda de servicios baratos, la vulnerabilidad de las víctimas y la situación económica o social en diferentes países, que produce migración masiva de personas en búsqueda de nuevas oportunidades y empleo y ahí es donde los tratantes se aprovechan y los explotan.

Cada dos años, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) publica un Informe Global del delito de Trata de Personas, con el fin de identificar las tendencias mundiales y los cambios de modalidades de trata de personas en el mundo, así como las víctimas, edades y nacionalidades, casos y sentencias.

¿Qué cifras manejan en cuanto a la trata de personas en Panamá y en la región centroamericana?

En Panamá, en el 2019, se identificaron 61 víctimas de trata de personas y, en lo que llevamos del 2020, se han identificado preliminarmente a 3 víctimas.

Cada caso es estudiado a detalle por la Unidad de Identificación y Atención a Víctimas de Trata de Personas, un equipo interdisciplinario en el que participan la Procuraduría General de la Nación, la Policía Nacional a través de la DIJ y la DIP, la Dirección General de Migración, el SENIAF, el INAMU, Cancillería, Ministerio del Trabajo, así como invitados expertos de la OIM, UNODC, la Defensoría de Víctimas del Órgano Judicial y alguna otra Institución que sea requerida según sea el caso.

Esto es coordinado por el Ministerio de Seguridad Pública. Este trabajo se hace bajo protocolos establecidos previamente y aprobados dentro de la Comisión Nacional contra la Trata de Personas.

En la región, según el Informe Global publicado en enero de 2019, en Centroamérica y el Caribe tenemos un 80% víctimas de trata de personas que son mujeres y niñas, de las cuales un 84% son víctimas de explotación sexual.

De esa cantidad, ¿qué porcentaje representan las mujeres y niñas?

De ese 84%, víctimas de explotación sexual en Centroamérica y el Caribe, 44% son mujeres y 40% niñas.

¿De qué manera son usualmente captadas las víctimas de trata de persona?

Son captadas ofreciéndoles un trabajo. Aunque no tengan experiencia, les ofrecen un salario alto o ganancias con un mínimo de esfuerzo, les dicen que van a tener condiciones laborales dignas, que podrán enviar dinero rápidamente a sus familias, además, que tendrán libertades y que pueden irse cuando ellas quieran.

Les dicen que no se tienen que preocupar por nada, porque está todo cubierto: hospedaje, alimentación, vestido, seguridad, transporte, que sólo tienen que venir y aquí tendrán todo.

También está otra forma de enganche que es por el enamoramiento. El tratante te hace creer que está enamorado de ti, que te cuidará y protegerá, que no te hará falta nada en la vida y que serán felices por siempre, te dice que te ayudará a alejarte de tu familia, si es que tuvieras problemas con ellos o hubiese violencia familiar; te vende un cuento de hadas en que, alguien en situación de vulnerabilidad, cae fácilmente sin cuestionarse si las palabras son reales o si esa persona es en realidad lo que dice ser.

Recordemos que, aunque la víctima dé su consentimiento, esto es una violación a sus Derechos Humanos fundamentales y el delito se persigue de oficio por las autoridades.

Una recomendación general es no confiar en los falsos ofrecimientos de empleos, oportunidades únicas de estudio, amores platónicos que conocieron por redes sociales o internet, porque pueden caer en las redes de tratantes, que les pueden someter a explotación. Los tratantes se aprovechan de la esperanza y el deseo de una vida mejor de las personas a la hora de ser enganchadas y mantenerlas cautivas o en explotación.

Siempre investigar a fondo quiénes son estas personas, si existen esas empresas, quiénes trabajan ahí y qué domicilio tienen. Ahora con internet es más fácil buscar y verificar estos datos. Es recomendable ir siempre acompañada por un familiar o amigo a entrevistas de trabajo. Un tratante lo pensará dos veces antes de enganchar a alguien que tiene un círculo de protección o de denuncia.

¿Con qué finalidad las mujeres y niñas son víctimas de la trata de personas?

En la región, en su mayoría para explotación sexual, aunque también hay otras modalidades como servidumbre doméstica, trabajo forzado, adopciones ilegales, matrimonios o uniones forzadas y adopciones con fines sexuales.

¿Cómo se pueden identificar a las víctimas de la trata de persona?

En Panamá se pueden identificar si observan que en un departamento o casa hay muchas mujeres u hombres viviendo o entrando y saliendo, en su mayoría pueden ser hombres que entran como clientes y salen en una hora del lugar. Las posibles víctimas no interactúan mucho con los otros vecinos, ya que es solamente una persona el que renta o aparece como dueño del lugar. También se observa que tienen horarios diferentes a las personas que tienen un trabajo de oficina.

Si estamos hablando de explotación sexual, se puede ver si usan ropa que enseña más su cuerpo, si presentan algunas adicciones al alcohol o drogas; quizás no traigan su pasaporte o carguen solamente una copia certificada de este documento. Si se ve que tienen que cumplir horarios exactos, ir y regresar a tiempo, porque sino tienen represalias. Les dicen que tienen una deuda que cumplir y no se pueden ir hasta que la terminen de pagar, por ejemplo.

¿Cuáles son los retos del sistema judicial panameño en la persecución de este delito?

Que todos los jueces y juezas estén sensibilizados en materia de trata de personas, que conozcan la legislación internacional y nacional, para la aplicación justa de justicia, ya que éste es un delito muy complejo y sutil de confundir con otros tipos penales que son más fáciles de enjuiciar.

En estos casos no sólo es tratante el que la explota, sino también el que la capta, el que la transporta, el que la publicita, quien acoge a la víctima, así que existe una pluralidad de tratantes, con muchos delitos cometidos al mismo tiempo. Además de trata puede haber blanqueo de capitales, corrupción, violación, secuestro, extorsión, robo, lesiones… Y que la sentencia es por cada víctima, no en conjunto. Adicional, la sentencia es mucho más especializada, no sólo 20 años de cárcel, sino que se debería incluir la incautación de bienes del tratante, el envío del dinero al Fondo para las Víctimas de Trata de Personas en Panamá y el resarcimiento de los daños causados a las víctimas.

¿De qué manera UNODC combate la trata de personas?

UNODC acompaña a los países en la implementación del Protocolo de Palermo, para que su legislación sea acorde a los estándares internacionales, en este sentido como lo establece el Protocolo en sus diferentes acciones:

Prevención: con la implementación de la Campaña Corazón Azul contra la Trata de Personas, a través de:

-La cultura y el arte;
-El deporte;
-Los diálogos con la niñez, la juventud y los padres de familia;
-La promoción del debate científico y académico;
-La vinculación de autoridades gubernamentales y la comunidad en actividades sociales;
-La generación de alianzas con el sector privado;
-La formulación de un pacto voluntario de compromiso para erradicar la trata de personas;
-La participación de los medios de comunicación como líderes de opinión pública.

Persecución del delito:

-Capacitaciones especializadas;
-Apoyo logístico en investigaciones especializadas;
-Acompañamiento técnico en juicio;
-Equipamiento para investigaciones;
-Desarrollo de cambios legislativos en la materia;
-Diagnóstico de necesidades de las Instituciones en materia de Trata de Personas.

Protección a las víctimas:

-Acompañamiento en la identificación de posibles víctimas de trata de personas;
-Asesoramiento en mejores prácticas de atención y evitando la revictimización;
-Desarrollo de normativa en construcción de albergue de víctimas y manejo interno y externo de atención;
-Dotación de kits para víctimas de trata de personas.

Cooperación internacional:

-Apoyo a los Fiscales y Policías en la asistencia a reuniones regionales de intercambio de información y casos de trata de personas.
-Apoyo en Operaciones en internacionales;
-Desarrollo de instrumentos regionales y nacionales para el intercambio de información segura en materia de trata de personas, conforme los estándares internacionales;
-Participación activa en redes regionales de coordinación e investigación.

 ¿En qué consiste la campaña Corazón azul?

El ícono del “Corazón Azul” es el emblema internacional de lucha contra la trata de personas.

El corazón azul representa la desolación de las víctimas, nos recuerda el corazón frío de aquellos que compran y venden seres humanos. El uso del color azul de la ONU demuestra el compromiso de la organización en combatir este delito que atenta contra la dignidad humana.

Para denuncias, en Panamá, puede llamar al:  516-2647