6oct el personaje6 1 - Blanca Herrera, la presentadora panameña que cumplió sus sueños

De niña amaba la televisión. Siempre le gustó ese mundo. Pero al principio no se imaginaba frente a una cámara. Esa confesión me tomó por sorpresa. En la pantalla chica, Blanca Herrera hace gala de carisma y de capacidad de improvisación. En sus 17 años de carrera ha participado en varios proyectos. Hoy es la presentadora del noticiero estelar de TVN.

Cualquiera pensaría que nació para estar frente a las cámaras. Pero en su niñez era tímida. “De niña, ni siquiera le pegaba a la piñata. Era muy introvertida, me quedaba callada. No era la niña alegre de la fiesta; para nada”.

Todo cambió al entrar a la universidad. En su primer año en Comunicación Social decidió formar parte de la organización de las novatadas. “Yo dije, ‘¿a quién vamos a poner? Busquemos a una niña linda’. Y mis compañeros dijeron: ‘No, no, mejor que seas tú’. Me tuvieron que convencer, porque yo no me veía. No es que pensara que no podía, pero eso nunca estuvo en mi mente”, explica.

“Me convencieron y me metí. Gané el concurso de la Facultad y el reinado de la USMA. Fui la reina de 1996, e incluso ganamos mejor coreografía. Después de esa experiencia descubrí algo en mí que estaba como apagado”, agrega.

En la sesión de fotos para esta entrevista Blanca se revela como una mujer muy segura. Sabe cuál es el maquillaje que le favorece y lo dice.

Tiene 38 años y es dueña de una belleza envidiable. No le gusta hacer ejercicios. Pero los hace tres veces por semana. La imagen es importante, no lo va a negar, pero añade que es necesario usar bien la cabeza.

Para llegar adonde está trabajó duro y aprovechó al máximo las oportunidades. Una de estas fue el concurso Señorita Panamá en 1999.

6oct el personaje2 1 - Blanca Herrera, la presentadora panameña que cumplió sus sueños

“No creas que la experiencia llegó a mí. Yo fui tras eso. Estaba por empezar mi cuarto año y dije: ‘Me llamo Blanca Herrera y mi Herrera no es de plata, no tengo ninguna palanca en los medios de comunicación. Entonces, ¿qué va a pasar conmigo cuando me gradúe? Yo no puedo ser un número más, una estadística más, yo necesito trabajar en el medio”, destaca.

En ese momento, las chicas que ganaban el certamen era escogidas para trabajar en RPC. “Y mi sueño era trabajar en RPC. El canal de la huaca era la cosa más grande cuando yo era niña”, manifiesta.

Su paso por el concurso fue un momento importante. “Yo viví esa experiencia de principio a fin. Le saqué el jugo a Señorita Panamá”. Blanca reconoce que estaba como una esponja, absorbiendo todo. “Uno siempre tiene que dar el 100% en lo que hace, porque nunca sabes quién te está viendo”. Y efectivamente alguien vio su chispa durante su concurso y gracias a esto entró a la televisión.

Mientras entrenaban en Physical, el productor Carlos Aguilar iba a ejercitarse al gimnasio de al lado. Solo un vidrio los dividía, así que veía a las 13 participantes del certamen todo el tiempo. Terminó el concurso y Blanca no ganó, pero un mes después recibió una llamada de Aguilar para hacer un casting para el programa Destinos excitantes.

“¿Qué vio? No lo sé, y nunca le pregunté. Entonces creo que al final es que yo daba el 100% en cada ensayo, en cada seminario, en cada taller. Estaba viviendo mi oportunidad, pero nunca me imaginé que alguien me iba a estar viendo y me iba a ofrecer mi primer trabajo en televisión, y en RPC. Eso fue en 1999, y en diciembre ya estaba trabajando para él. El primer programa salió el 6 de enero de 2000”, recuerda. Y desde entonces, Blanca no ha parado.

Entre los proyectos de los que ha formado parte están el concurso de canto Vive la Música, el programa Al descubierto y Dancing with the Stars. Hace dos años es una de las presentadoras del noticiero estelar de TVN Noticias. Su transición fue repentina.

6oct el personaje4 - Blanca Herrera, la presentadora panameña que cumplió sus sueños

Antes del cambio, ya Blanca había expresado su interés en pasar al departamento de noticias cuando se presentara una oportunidad. Mientras, siguió los proyectos de Al descubierto y Dancing with the Stars.

“Hasta que un buen día, literalmente un buen día, regresé de vacaciones. Al descubierto venía con una nueva imagen, totalmente renovada, incluso habíamos hechos las promos. Me fui 25 días de vacaciones. Regresé un lunes a leer Al descubierto y el martes al mediodía me llaman y me dicen: ‘Blanca, ¿tú crees que puedas entrar a leer el estelar?’, y yo dije: ‘¡Claro!”.

“Me da mucha risa porque inmediatamente me fui a mi clóset. Comprenderás que todo lo que era tapado arriba era supercortito abajo; y lo que arriba era descubierto, abajo tenía un buen largo”, recuerda. “Entonces dije: ‘Uff, déjame buscar mis trajes de maestro de ceremonias, ahí de seguro hay algo’. Y en efecto, estaba el little black dress. Ese mismo fue”.

Así terminó sus siete años de presentar Al descubierto, un proyecto que considera como su hijo adorado. Confiesa que fue un trabajo que amó muchísimo. “Me dio muchas satisfacciones a nivel profesional y personal, y un crecimiento increíble por ser un programa de todos los días. Pero como todo proyecto de este tipo, tenía su fecha límite”, comenta Blanca.

6oct el personaje5 1 - Blanca Herrera, la presentadora panameña que cumplió sus sueños

Gracias a su capacidad de ver con luces largas, la presentadora ha logrado reinventarse y mantenerse vigente durante todos estos años.

“Muchas veces te pueden encasillar y yo tuve que hacer ciertos cambios a lo largo de la carrera. Por ejemplo, recordarás que yo hacía El caldero [un programa satírico] y llegó un momento, mucho antes de Al descubierto, que decidí dejarlo”, recuerda.

“Decía: ‘Si yo quiero leer noticias en un futuro, cómo voy a estar un día dando una noticia importante y el día anterior reventando, como decimos en buen panameño, a un político? Al final era una sátira política en la que hablábamos sobre cosas importantes con un poco de humor, pero una figura no iba a ir con la otra”, agrega.

En agosto se cumplieron dos años de su cambio a noticias y confiesa que a pesar de haber estado esperándolo, nunca hubo una preparación ni una expectativa. “Para mí no fue tan estresante porque literalmente me cambiaron de un estudio a otro. Trabajo con el mismo equipo que estaba conmigo en Al descubierto. Lo que cambia obviamente es lo que estás diciendo y la forma en lo que lo dices”, asegura.

“Tuve que hacer cambios, por ejemplo, en mi vestuario y en el arreglo. Al principio yo sentí la transición fuerte, pero conforme fue pasando el tiempo se me dio fácil. En realidad la mujer que se veía con los trajes cortos y apretados no era yo realmente en mi día a día. Entonces noticias me cayó como anillo al dedo, es más yo, solo que sin el relajo de Al descubierto”, explica.

Todos conocemos a la Blanca de la pantalla, pero muy pocos saben aspectos de su vida personal. Esto se debe, por una parte, a su personalidad reservada, y por otra a su decisión de no tener redes sociales por mucho tiempo.

“Estoy enamorada de la vida, de mis perros, de mi marido, de mis hermanas, de mis hermanos. Tengo una familia muy bonita. Mi mamá y mi papá se divorciaron cuando tenía cinco años. Me dieron cinco años maravillosos juntos”, comenta. Pero a pesar de eso, son muy unidos. Confiesa que todos se llevan bien. “No tengo queja. Tengo una familia muy hermosa”, agrega.

Otro aspecto importante para ella es su relación con Dios. “Yo soy evangélica desde que soy muy niña. He tenido una relación con Dios muy especial. En este momento sí estoy en supersincronía”.

“Yo no veo mi vida sin Dios, para hablarte claro. Dios es todo para mí, es el eje central, y yo todo lo dejo en manos de Él”, agrega.

6oct el personaje1 1 - Blanca Herrera, la presentadora panameña que cumplió sus sueños

Se considera una persona sencilla, accesible y confiesa ser amante de los animales. Tiene tres perros, le encanta viajar y disfruta mucho ir al interior y hacer turismo interno. “Me encanta el monte”.

Pero una de sus más grandes pasiones es el cine. “Si pudiera ir al cine todos los días, lo haría”, dice. “Soy muy amante de las películas, de la televisión, es realmente una adicción para mí y veo de todo”.

Además de su trabajo en los medios, Blanca se dedica a atender los negocios familiares, y en este momento está trabajando en un proyecto junto a su amiga Cindy Pereira que se llama Limones. Se trata de talleres de empoderamiento personal para cambiar la vida de las personas desde un punto de vista más práctico. La idea es sacarle el jugo a todos los aspectos de la vida y ayudar a las personas a canalizar sus energías de manera adecuada. “Todo es parte de aceptarte, empoderarte y empezar a ver qué tienes que reforzar”.

6oct el personaje3 1 - Blanca Herrera, la presentadora panameña que cumplió sus sueños

Ahora sí, está en Instagram

Luego de resistirse a las redes sociales, abrió sus cuentas en Instagram y Twitter . La de Instagram, hace un mes. “Abrí la cuenta más que todo porque otra vez cerré una cuenta falsa en Instagram que habían abierto con mi nombre”, comenta. Esta no era la primera vez que le pasaba. “Al cerrar la última dije: ‘Hasta aquí, vamos a abrir una’. Así que eso fue lo que me terminó de dar ese empujón”.

Con 17 años en el medio y con su trabajo anhelado, Blanca ha realizado varios de sus sueños. Ahora incluye entre sus metas seguir aprendiendo y desarrollándose en el departamento de noticias. Ser presentadora del noticiero era uno de sus objetivos principales, y lo logró.

“¿Qué más queda después de leer noticias y estar en televisión? Un programa propio, un talk show. Pero para poder llegar a eso tengo que ir mostrando que puedo”, asegura. “Uno puede hacerlo todo, pero tienes que prepararte y capacitarte para hacerlo, como todo en la vida”.