16juli detrás del mostrador - Detrás del mostrador: Les tengo un 'giveaway'

En pandemia se desataron los giveaways. Debo confesar que yo también participé. No sé si era Google escuchándome, pero me empezaban a salir cuentas de redes sociales promocionando hornos de pizza. Sí, esos  que parecen un mini horno de leña pero de metal.

¡Muero por uno! Y solo por eso, puse mi cuenta de IG pública y empecé a participar. Debo confesar que terminé metiéndome en otros giveaways solo por la emoción de ganármelos. ¡Y terminé ganándome tres! Yo que nunca me ganaba ni un bingo.

Fabuloso esto de los giveaways. Solo tengo que seguir las cuentas y empezar a tagguear o etiquetar a mis amistades. [Por cierto, gracias a los que no les molesta que los ande usando para ganarme estos premios. Les prometo que si algún día me gano el horno de pizza, serán de los primeros a los que invitaré a comer.]

Ya pasó el último giveaway del horno de pizza de la marca que me gusta pero yo me mantengo atenta a la cuenta de IG por si sacan otro. Pero de allí a comprarme el horno de más de 500 dólares para hacer mis super pizzas…no creo que suceda.

Entonces, mi curiosidad le fue a preguntar a Google sobre la historia de los giveaways [por que como dueña de negocio, la verdad es que no me hace tanto sentido]. Desde 1851 donde se regalaba algo por la compra de un producto. Y luego como por la compra de cierta cantidad de producto, uno recibiría un “premio”. Podía ser desde un pañuelo hasta un reloj de oro. Obviamente, era a través de una rifa entre los que habían hecho la compra mínima. En la mayoría de los casos, el premio común era uno que les sobraba en inventario o que no tenía mucho valor por sí solo.

Hasta en esos tiempos algunos giveaways eran estafas. Te hacían comprar un boleto para alguna rifa que nunca ocurría. Y hasta el día de hoy se engaña a través de estas promociones y de premios que nunca se dan.

Encontré muchas ideas para hacer giveaways pero ninguno me explicaba las razones para hacerlos.  Así que me fui a Googlear “beneficios de giveaways de Instagram”. Y me crucé con las 7 razones [según woorise.com empresa dedicada a hacer concursos virales y competencias ] de por qué un pequeño negocio debe hacer giveaways.

Aquí van las primeras tres que son las que más escucho por allí, con mis comentarios:

1. Crear Reconocimiento de Marca: OK. Para empezar tenemos que estar claros de nuestra marca. Una marca no es solo un logo y un nombre, sino todo lo que se transmite y comunica a través de ella. ¿Qué queremos que las personas reconozcan de mi marca? ¿Que regalé 50 dólares en producto?

2. Aumentar el Engagement:  Con todo esto del algoritmo, los que no somos gurús en el tema, engagement se ha traducido en likes y comentarios. Pero, si son forzados, a través de un premio, ¿qué tan auténticos son? ¿son personas que en verdad les gusta y recomiendan mis productos? Recuerden que hay gente que usa bots para ganarse cualquier premio.

3. Lograr más Seguidores: ¿Para qué quiero más seguidores que lo único que quieren es un producto gratis?

Si queremos lograr alguno de estos tres objetivos sin importar el cómo ni a quién, ¡arranquemos con el giveaway! Me avisan que yo empiezo a tagguear a mi gente. Pero si queremos crear una marca, que se reconozca por sus atributos y beneficios, empecemos por crear contenido que lo muestre. Cuidado que nos estamos auto-estafando regalando productos y obsequios creyendo que vamos a conseguir seguidores, engagement y reconocimiento de marca.

Y solo para ver si es cierto, hagan la siguiente mecánica:
1 Síganme en IG @marissa_siu
4. Den like a la imagen de este artículo si alguna vez participaste en un giveaway sólo por el premio
5. Tagguea a 3 amistades que sólo se la pasan taggueándote en giveaways.

Después me pueden dar unfollow…