12marzbarb00 1 - Cuando el ambiente no es fácil en la oficina
Ilustración: Gineave Llorente

Desde pequeña escuché  decir a mi madre que uno no debe estar donde no lo quieren. Ahora de grande entiendo muy bien el sentido de esa frase que incluía una lección de amor propio para toda la vida.

En un ambiente de trabajo ideal no debería haber situaciones que generen desánimo producto de un ambiente poco cordial, muchas veces debido a la envidia y en otras ocasiones por bajos niveles de tolerancia, falta de identidad y ausencia de valores.

Lo más práctico sería mirar hacia otro lado y desentenderse,  pero  qué hacemos cuando no se puede dejar de maniobrar el timón y dirigirnos a otro destino debido a que esa es nuestra realidad de empleo.

Una  solución  es la búsqueda de apoyo en una jefatura que haga las veces de orientador y con habilidades de mediador, instruya orden y no permita que se den situaciones de esa naturaleza. El resultado de un ambiente difícil es  la baja productividad y desinterés.

Es cierto que, a veces,  quienes dirigen equipos piensan: “si obtengo el resultado deseado no importa si el ambiente se siente inadecuado”. Pero a largo plazo se hace evidente que no se puede permanecer con unidades que transmitan malas actitudes a otros.

Ante un escenario desalentador sugiero  enfocarte en tus talentos y aprender a desarrollar técnicas de inteligencia emocional, ya que no hay ni habrá mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista.

A lo mejor llegues a la conclusión de que eso no es lo que deseas para ti y decidas buscar  otras opciones de empleo en donde se promuevan los ambientes sanos de trabajo y se midan los niveles de satisfacción en los colaboradores basado en el concepto de que su recurso humano es valioso, así como dice la canción de Viva La Gente,“…las cosas son importantes, pero la gente lo es más” .

Otra alternativa, para las empresas,  si se desea identificar el origen del problema es la realización de una encuesta de comportamiento organizacional mediante la opinión de todos los entrevistados, con preguntas que vayan relacionadas a diagnosticar la escala del problema, por ejemplo: ¿te percibes en un ambiente tóxico de trabajo?; ¿cómo es tu ambiente de trabajo? entre otras que determinarán y orientarán la toma de decisiones y acciones, si realmente desean realizar mejoras a niveles de clima y erradicar la dificultad de raíz, como quien encuentra una maleza y la arranca.

Seguiremos en otra vuelta,