11septcibeles1 - Conquistar a la audiencia con tres 'A'
Cibeles De Freitas publica su segundo libro. La comunicación, ahora online, es el tema central.

Una novela. Ese sería el tipo de libro que la comunicadora Cibeles de Freitas quería presentar en la Feria del Libro de Panamá 2020. Lo tenía casi decidido después de que su primera obra Calla y habla bien, que ya está en Kindle y en audiolibro, estuvo entre los cinco libros mejor vendidos de la feria en 2019.

Vino la pandemia, y las ideas que tenía para su novela las guardó para dedicarse a La evolución virtual de las A, un libro donde enseña a comunicarse online  y que presentó en la Feria del Libro que este año también fue exclusivamente digital.

¿Por qué tres ‘A’?

En Calla y habla bien, Cibeles explica su método de las tres ‘A’ para comunicar efizcamente un mensaje al público y, según ella, público puede ser una persona o mil en un auditorio. La primera “¡Ah!” del público se logra con una introducción que atrape la atención; la segunda, con un buen desarrollo de la idea; y la última, con un cierre de impacto.

Llevar esta fórmula y adaptarla al mundo online le pareció muy necesario. “Cuando empezó la cuarentena vimos un tsunami de webinars, reuniones por Zoom e Instagram live, hasta quien nunca había hecho uno se atrevió, y qué bueno, pero enseguida notabas los errores, algunos que yo misma he cometido”, dice.

11septlibrodecibeles2 - Conquistar a la audiencia con tres 'A'
El nuevo libro de Cibeles De Freitas.

Estoy aquí, me escuchas

Hablar en persona o hacerlo a través de una pantalla es casi lo mismo, el gran desafío es lograr cercanía. “Tengo que lograr que sientas que de verdad nos estamos tomando un café juntas”, me dice mientras toma un sorbo de café.
Para lograr cercanía recomienda evitar elementos que distraigan. Hacer las videollamadas en espacios de la casa sin muchos adornos o elementos de fondo. Vestir ropa lisa, que no distraiga (ella durante esta entrevista virtual vestía de negro) y preferir un encuadre en cámara que permita ver las manos.

Si la reunión será por videollamada recomienda siempre prender la cámara. De lo contrario, para eso es mejor hablar solo por teléfono, expresa.

A sus amigos que ponen fotos de perritos, gatitos u otros elementos en su perfil de Whatsapp Cibeles les pide cambiar esa foto. “La gente no quiere hablar con tu perro, quiere hablar contigo”.

Los errores que hasta ella ha cometido

En su libro menciona fallas que hasta han saltado a los titulares noticiosos durante la cuarentena. Como el caso de aquel periodista que hacía su reporte desde la sala cuando detrás le pasó una mujer en paños menores y no era su esposa. Pero muchos no famosos tienen la experiencia del esposo sin camisa pasando detrás, el niño que grita o el perro que no para de ladrar.

Estamos en casa y cosas pasan, pero cuando el perro no para de ladrar la formalidad del momento se pierde, comenta la especialista. Ella aconseja buscar un sitio aparte, cerrar la puerta o avisar que se está en reunión. Aunque confiesa que su mamá, con quien vive, le ha pasado detrás justo mientras grababa un Instagram live sobre este tema.

En una reunión también se pierde el interés si el sonido es muy malo. También hay que procurar buena luz. Cibeles tiene aros de luz, los primeros los compró a un precio muy bajo. Pero quien no quiere comprar puede buscar luz natural (no en contra luz) o usar una lampara de casa a la que le quite la pantalla.

Añade que aunque la reunión sea en casa uno no se puede parar una y otra vez para ir al baño, buscar café o agua. “Ten todo a mano”, como si fuera una reunión presencial.

Grábate y escúchate aunque no te guste

El mundo online no es para improvisar. La autora de La Evolución de las A recomienda antes de grabar un live en Instagram o tener una reunión de ventas escribir lo que se quiere decir, leerlo y tachar, practicar y grabarse hasta diez veces. “La gente me dice que es mucho, pero cuando ya practicaste 10 veces, y te viste sabes qué tienes que mejorar o eliminar de tu presentación”.

En un mensaje vía online habrá que eliminar hasta el 50% de lo que se planeaba decir para ser más efectivo. Al grabarse y oír la propia voz también se descubre si se tiene un tono muy grave, agudo o si se habla muy rápido y despacio. Todo eso se puede corregir. Ella también escucha sus grabaciones periódicamente para darse cuenta de las muletillas nuevas que ha adquirido e ir eliminándolas, explica.

Escribió su libro en pandemia y para la pandemia. Pero al principio tuvo dudas. “Pasé los primeros cuatro días de la cuarentena aterrada, pensando en lo que iba a pasar a mi familia, a mí y a mí negocio, temí que volvieran ataques de pánicos, que es una cosa que solo quien la ha padecido entiende… pero logré decirme: ‘tengo que seguir”. Incluso cuando se propuso escribir el libro se vio en la disyuntiva porque su editorial decidió suspender los proyectos.

“Decidí hacerlo sola, y  una persona muy cercana a la que le comenté me dijo que dejara eso para el otro año, que cómo iba a sacar un libro ahora”.

Sin embargo también ha descubierto oportunidades. “Teníamos planeado para mayo un seminario con el grupo Mujeres Reales, pensamos posponerlo hasta que Patricia Planells, parte del grupo, nos dijo: ‘vamos a hacerlo online‘, yo quería tarima, público y aplausos; pero cuando nos atrevimos descubrimos que con el seminario podíamos llegar a otros países, tal como ocurrió. Se me abrió el mundo”.

Desde Panamá Cibeles ha dictados seminarios a periodistas de Bolivia. “A ese grupo yo lo veía por la pantalla cómo se iba acomodando y mejorando sus posturas conforme escuchaban”.

Eso mismo le pasó a esta entrevistadora, me la pasé pensando: ‘lo estaré haciendo bien’ mientras escuchaba sus recomendaciones.