29oct por la sombrita 00 - ¿Conoces a la gente que trabaja contigo?

No, realmente no la conoces, y todos los días vivirás con ella experiencias distintas. Alguien me dijo una vez: “la gente siempre será gente”. Esto significa que nos decepcionará, en ocasiones, y en otras nos hará sentir bien.

No elegimos a las personas con las que nos tropezamos en la vida y cada quien tiene una visión distinta de las cosas; aquí me pregunto si la inteligencia emocional y tolerancia bastará y si nos las enseñaron alguna vez en mi generación, durante los años 1980 cuando inicié la escuela primaria

Cada vez que se pasa por un cambio de trabajo se debería entrar en una nueva etapa de aprendizaje tanto en el carácter como en el modo de trabajar y aprender a hacer las cosas de distinta manera, con esquemas de productividad dependiendo de las necesidades del área y del puesto de trabajo.

En ocasiones, pudiéramos pensar que nos equivocamos de carrera y hasta  imaginar cómo sería nuestra vida en otra profesión. Dudamos de si lo que hacemos es realmente lo que estábamos destinados a hacer. Lo cierto es que lo vivido es lo que nos definirá y dará la especialidad de lo que somos hoy, es decir, lo que nos suceda en este momento nos determinará.

Ahora bien, en el lugar donde nos encontremos y  podamos ser escuchado,  donde se nos permita expresar y dar a conocer nuestros puntos de vista es donde se podrá crecer porque es tomado en cuenta nuestro modo de pensar.

En cambio, en un lugar donde simplemente debes hacer lo que se te pida sin permitirte indagar o preguntar, entonces ese no será un buen lugar para crecer, tener ambiciones y mejorar como profesional.

Siempre procura rodearte de gente buena, así me decía mi papá. Será la que formará parte de tu futuro. Son palabras  que mantengo vivas en mi mente.

Hoy  hay tantas posibilidades de reinventarse en los trabajos, a diferencia de hace 20 años cuando no había mucha variedad en los empleos. Aprovechemos esa diversidad de funciones que se pueden realizar en un lugar de empleo, en donde podemos comparar con otras áreas y homologar que sí y que no. Podemos comparar funciones y hasta salario conforme al tamaño de la empresa, eso nos dará un mejor panorama al querer incursionar en un área diferente.

Abre los ojos y observa tu alrededor. Es probable que la nueva oportunidad esté en frente de ti y ni te has dado cuenta.

Seguiremos en otra vuelta.