Errores en Instagram - Los cuatro errores que no quieres cometer en Instagram

Cuando pienso en Instagram me sorprendo de su evolución. Recuerdo que cuando abrí mi cuenta en 2014 solo pensaba en fotos mías y de mis amigos utilizando sus primeros filtros y mis caption eran emojis o una oración sin meditarla tanto.

Hoy, en cambio, Instagram es mi plataforma principal para dar a conocer mi emprendimiento, es mi carta de presentación como profesional en marketing y es el puente de conexión entre mis futuros clientes gracias al contenido que publico, donde cada post es pensado, calendarizado y cautelosamente publicado con el diseño y copy que busque una conversión eficiente.

¿Quién lo diría no? Esta red social se ha ido transformando y adaptando con sus múltiples herramientas y nos ofrece actualizaciones que invitan a promover nuestros negocios y hacer uso de la publicidad y lo que la misma ofrece.

Entonces, con una red social a nuestra disposición de semejante poder si es bien usada, ¿cómo saber qué errores evitar para salir airosos con nuestros emprendimientos?

Atención: Este es el top 4 de acciones que debes evitar a toda costa para que tu cuenta de Instagram de empresa o creador no se vea afectada.

1. No todas las publicaciones son para promocionar:

Aunque Instagram está constantemente invitándonos a hacer uso de las “Ads” para llegar a una mayor audiencia, no todas tus publicaciones aplican para esto. Un secreto que nunca falla es prestar atención a las señales que la misma red social te da, cuando debajo de tu publicación te indica que tiene un mayor rendimiento al estándar y por ende, es una buena opción para promocionarlo. He allí la clave. Si tu publicación con esta indicación es de un evento, producto o contenido de valor que consideres vaya a redirigir a tu perfil, página web o a que te escriban por mensaje directo, ¡adelante!

Ojo: para promocionar una publicación es recomendable hacerlo desde la plataforma de Facebook Ads y no directamente desde Instagram.

2. Di no a los famosos grupos de ‘engagement’:

De seguro has sentido la tentación de unirte a un grupo de engagement y enviar como estilo cadena todos tus posts para recibir likes o comentarios. Sin embargo, esta práctica es cero profesional y solo es válida si se trata de tus amigos cercanos. Si se trata de posibles clientes o de otras cuentas que buscan visibilidad, puedes ganar likes y comentarios, pero eso no se traduce exactamente en clientes potenciales o usuarios que valoren tu contenido. Además, no es un paso muy profesional ya que puede parecer incluso como una movida desesperada.

3. Nada en exceso es bueno:

Y en este punto me refiero a los amados y a la vez complicados hashtags. Cuando publicas algo de tu negocio piensas en miles de hashtags que se adecuan a tu concepto clave, sin embargo, este juego de # es idéntico a una lista de invitados para el lanzamiento de una línea de cosméticos muy elegante. De seguro piensas en miles de asistentes, pero al final eliges a los más estratégicos, es decir, aquellos que pueden ser identificados con tu marca, que la compran y que son perfectos para mercadearlo. Entonces, con los hashtags es mejor calidad que cantidad. Recomiendo de cinco a siete hashtags al final de la publicación, donde mezclas los genéricos con aquellos personalizadas que tú mismo has creado y estás trabajando para posicionar en la mente de tus seguidores.

4. Nada de perder la esencia:

Cuando las tendencias están a flor de piel podemos cometer el error de correr a hacer lo que todos están publicando para estar en onda. Sin embargo, antes de postear el video viral que todos comentan, pregúntate si este contenido atenta contra la esencia o el mensaje de tu marca… y en todo caso, analiza si la tendencia es posible presentarla de una forma que se adapte a tu estilo sin perder el mensaje central por el que todos aclaman viralmente. Mantenerte leal a tus objetivos y la pinta que proyectas de tu marca es clave para que todos puedan identificarte y no sentirse confundidos más adelante por lo que se supone que eres vs lo que publicas.

Entonces, ahí lo tienes. Cuatro errores que evitar, sumados a cuatro consejos para cada posible error y un mensaje final y clarísimo: Instagram llegó para quedarse y tu cuenta con ese proyecto que te apasiona está listo para explorar todas sus herramientas, bondades y conexiones… sé cauteloso y presta atención a estos tips y te irá genial.

 

* La autora es tiene un master en dirección comercial y marketing digital. Su cuenta de Instagram es @marieegomezl.