Gina Me11ndez scaled - Gina Méndez, la 'skater' panameña que patina en Israel y ParísGina Méndez subió y bajó una loma en Ancón más de 20 veces para tomar las fotos que acompañan esta entrevista. Si estaba cansada, no se le notaba.

El par de audífonos turquesa que colgaban de su cuello, donde escuchaba algo de punk rock, y unos anteojos de sol, eran parte de su atuendo deportivo esa mañana.

“Una vez estuve casi cuatro horas subiendo y bajando para una grabación”, me contó sonriente.

Gina Me11ndez2 scaled - Gina Méndez, la 'skater' panameña que patina en Israel y ParísGina representa el girl power de las skaters panameñas. Es patinadora profesional de longboard y skate y ha participado en varias competencias.

#IDontDoUgly (No me sale feo), se leía en una de las calcomanías que decoraban su casco, que también incluía otros stickers de marcas que la patrocinan.

Inspirada en sus primos, empezó a patinar durante su último año de secundaria. “Me atrajo ver que usaban una patineta completamente diferente, como alargada. La agarré, me fui a bajar una mini loma en Clayton y dije: ‘¡Necesito esto en mi vida, ya!’.

A su papá no le gustaba, “es que me la pasaba raspada o sufriendo caídas, y se preocupaba”. Su mamá la motivaba. “Me decía que si era lo que quería, que me preparara para hacerlo de un modo profesional. Así lo hice”.

Entre el ‘longboard’ y los bienes raíces

GINA1500 scaled - Gina Méndez, la 'skater' panameña que patina en Israel y ParísEstudió administración hotelera en la universidad, pero no la ejerció. De manera independiente, se dedica a bienes raíces.

Siempre encuentra tiempo para practicar el deporte que le apasiona. “Intento hacerlo todos los días, pero con las constantes lluvias de Panamá, es imposible”.

En comparación con años atrás, ahora hay menos mujeres en el deporte. “Somos pocas las que hacemos longboard en Panamá”, comenta con algo de nostalgia mientras me menciona nombres de amigas suyas que ya no patinan. “Por eso me gusta viajar, así puedo interactuar con más personas. Con el trabajo y demás responsabilidades, a veces no encuentran tiempo para dedicarle, pero si algo te apasiona, hallas cómo hacerlo”.

17ene Personaje4 984x1024 - Gina Méndez, la 'skater' panameña que patina en Israel y París
En Francia, con el Museo de Louvre de fondo. Gina sueña con patinar en Italia y Suiza. “Tienen las mejores lomas del mundo”, afirma.

Ha competido en distintos torneos locales, donde ha obtenido primeros lugares, como en el Valley Longboard Contest, en El Valle de Antón o en el torneo Gnarly Slide Jam La Cueva. En Colombia, asistió al Festival de la Bajada donde quedó de segunda.

A partir de esa participación internacional, la marca californiana de skateboard, Loaded, le propuso ser una de sus embajadoras. “Eso me trajo muchas oportunidades. Me hicieron parte de su crew de chicas que patinan y así más personas me conocieron. Ellos me llevaron a patinar a lugares como California, Oregon y Puerto Vallarta, en México”. En ese último destino, participó de obras sociales en una escuela y dio clases de skate a niños.

‘Mis cicatrices son mis medallas’

17ene Personaje5 - Gina Méndez, la 'skater' panameña que patina en Israel y París
En sus redes sociales pueden verse imágenes de destinos, como París, donde ha patinado.

En uno de los 22 tatuajes que tiene plasmados en su piel puede leerse My scars are my medals (Mis cicatrices son mis medallas). “Cada caída o herida va formando parte de mí. Me recuerdan mi trayectoria en el deporte y mi estilo de vida”.

Hace unos años sufrió un accidente. Bajaba unas lomas con su patineta cerca del edificio de la Administración del Canal de Panamá y había personas que le avisaban si se acercaban carros. “Sin que nadie se diera cuenta, un carro se estacionó por donde iba a pasar. Me estrellé contra él”.

Tuvo una fractura en el cráneo. Estuvo cinco días hospitalizada. “Al día siguiente estaba en el hospital y me trajeron una sopa. Cuando la probé, no me sabía a nada. Mi mamá la probó y me dijo que tenía buen sabor. Me di cuenta de que había perdido el olfato. Lloré y luego no me acuerdo de nada”.

Estuvo siete años sin olfato. “Mi vida era gris, todo me sabía igual. Le tenía que poner picante a la comida para tener alguna sensación. Aun así cocinaba y la gente se sorprendía porque no me quedaba salada la comida”, recuerda divertida.

A los cinco meses intentó patinar de nuevo. “Cuando subí a la patineta, las primeras veces, me mareaba. Fui poco a poco. Para volver a acostumbrarme, todos los días me acompañaban a patinar”.

Su neurólogo le dijo que tuvo un desgarre en el nervio olfativo y que la rehabilitación era posible. Atribuye su recuperación a un cambio de hábitos alimenticios. Dejó de ingerir carnes, bebidas alcohólicas y empezó a consumir superfoods, es decir, alimentos con altos niveles de vitaminas, fibras y grasas saludables.

“Soy de esas personas que ni las piedras ni las heridas las detienen para hacer lo que más les apasiona”, comenta orgullosa.

Patinando con mujeres del mundo en Israel

14 skaters femeninas, de países como España, Suecia, Australia, Argentina y Estados Unidos, se reunieron en Israel, “uno de los lugares más comentados del planeta”, como menciona la introducción del documental Open, que registra el encuentro de las patinadoras en dicho país.

17ene Personaje3 - Gina Méndez, la 'skater' panameña que patina en Israel y París
En Israel, para la grabación del documental Open, junto a patinadoras de 11 países.

La panameña viajó a Israel en 2014 para ser parte del proyecto audiovisual cuyo objetivo era mostrar el poderío de las mujeres en el skate, desafiar sus habilidades y mostrar cómo llevan su arte sobre ruedas a dicho país.

Open se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Valdivia en Chile, en el Llanberis Adventure & Mountain Film Festival, en el Festival rumano de documentales One World, y en el India Surf Film Festival.

“Antes de llegar a Israel, iba con el pensamiento de que allá debes estar completamente cubierta y que había muchas restricciones, pero no. En Tel Aviv la gente es muy abierta, las mujeres hacen skate, cubiertas, pero lo hacen. Es muy cool

La metrópolis de Tel Aviv, la ciudad antigua de Israel, el desierto de Judea y los Altos del Golán fueron parte de los lugares que las deportistas recorrieron en sus patinetas.

Es el lugar más extremo en el que ha patinado. “Caerte en el desierto duele. El sol es intenso, es bastante seco, hay que hidratarse cada cinco minutos, pero las lomas y el panorama son brutales. Ojalá pudieran ver la imagen que tengo en mi cabeza”.

El tatuaje de un pequeño ojo, que simboliza a Open, quedó grabado en la piel de las 14 patinadoras que plasmaron con tinta el recuerdo de la experiencia y la unión que vivieron.

Ser incluida en el documental es la mayor satisfacción que le ha traído practicar el deporte.

‘Man, ¡yo también quiero hacer eso!’

Videos suyos, deslizándose con sus manos y patineta por calles de Clayton, su spot favorito para patinar, en California, o por París, con la torre Eiffel de fondo, llenan su feed de Instagram. Fotos de ella captadas en el aire, mientras hace un truco aéreo con su patineta, también están en su perfil.

Casi 50 mil usuarios la siguen en esa red social donde suele recibir mensajes de admiración y consultas. “Me escriben: ‘¡Man, qué cool lo que haces, también quiero hacerlo!’ o para preguntarme qué tipo de llantas usar. Me gusta influenciar a otros, inspirar y que quieran empezar a patinar. Incluso dicto clases. Solo deben escribirme en mi Instagram”, explica. “Todos pueden hacerlo; conozco mujeres de más de 40 años que patinan”.

17ene Personaje2 884x1024 - Gina Méndez, la 'skater' panameña que patina en Israel y París
Para empezar, dice que es importante identificar el estilo que quieres practicar. “Busca en Youtube videos de chicas que hagan skate y puedes ver los estilos y las diferentes técnicas que pueden hacerse”.

Los ejercicios funcionales también son recomendados para complementar la práctica. Tonificar los músculos de los brazos y piernas incrementarán la resistencia sobre la patineta. El entrenamiento TRX (con cuerdas) también es indicado.

Pero sobre todo, la seguridad es primordial: “Sí o sí debes usar casco y protección”.