Remedios caseros plantas 2 - Remedios caseros para nutrir y fumigar las plantas

La falta de nutrientes, los hongos o los insectos pueden provocar problemas o enfermedades en las plantas que tenemos en casa.

“Cuando tenemos una planta enferma, hay que determinar  cuál de estos factores la afectaron para saber cómo lo vamos a corregir”, comenta Mary Esther Pérez de Herrera, socia del Club de Jardinerías Las Cumbres, perteneciente a la Federación de Clubes de Jardinería de Panamá. Mary Esther además es presidente del Consejo de Jueces de Jardinerías de Panamá y profesora de bellas artes en un colegio.

Menciona que usualmente el principal motivo de que una planta se enferme es por falta de agua; el segundo, es la falta de nutrientes. Cuando estas dos condiciones ocurren, es más propensa a ser víctima de insectos y de hongos.

Cuando una planta presenta algún problema, lo ideal sería cambiar la tierra, pero en esta época de cuarentena podemos recurrir a algunas alternativas en casa.

Para fortalecer la tierra:

Remover la tierra con una pala de jardinería para asegurar tenga un buen drenaje y pueda recibir el agua que necesita. Si no tienes una pala de jardinería, puedes usar una cuchara o un palito de barbacoa.

Para enriquecerla: 

– Puedes regar la planta con el agua que queda después de haber hervido papas o huevos (deja que se refresque el agua antes de regar la planta). También puedes usar el agua con el que se lava el arroz.

Remedios caseros plantas 666 - Remedios caseros para nutrir y fumigar las plantas
Puedes regar la planta con el agua que queda después de haber hervido papas o huevos (deja que se refresque el agua antes de regar la planta). También puedes usar el agua con el que se lava el arroz.

Triturar cáscaras de huevo y echarlas en la tierra. El calcio de la cáscara ayuda a la permeabilidad de la tierra. Usa la cáscara de huevo fresco, no cocido.

– El café restante también ayuda a la permeabilidad de la tierra.

Falta de agua

Cuando las hojas tienen las puntas quemadas o se tornan color chocolates, casi siempre es por falta de agua.

Falta de nutrientes

Cuando las hojas están pequeñas, no hay floración, los tallos se ven oscuros o hay insectos.

Hongos

Cuando las hojas presentan manchas chocolates y deformidades, o en los tallos aparecen manchas blancas. El hongo evita la fotosíntesis, lo que provoca que la planta se enferme.

Hongos en tallos - Remedios caseros para nutrir y fumigar las plantas
Hongos en los tallos. Foto cortesia Mary Esther Pérez de Herrera

Hay un hongo muy común en Panamá que se llama fumagina. Si hay problemas de hongos lave la planta con una agua y jabón (puede usar jabón de bebé, jabón de barra Americano o Zote blanco). Con una esponja vieja trate de quitar todo lo que se pueda de la hoja. Luego se riega. Repetir el proceso cada siete días si es necesario.

¿Insecto o plaga?

Mary Esther aclara que cuando aparece un insecto en la planta no necesariamente significa que hay una plaga. “A veces la gente se asusta con un gusanito,
un gusanito no es una plaga, 500 gusanitos sí”.

Gusanos en las plantas - Remedios caseros para nutrir y fumigar las plantas
Podemos reconocer si nuestra planta tiene gusanos si vemos orificios simétricos en las hoja. Cuando están mordidas por los bordes, son insectos masticadores como grillos o tijeretas. Foto cortesia Mary Esther Perez de Herrera

Cuando una planta presenta este problema, lo recomendable es una poda de saneamiento (recortar las hojas afectadas), limpiarla con agua y jabón y proceder a fumigarla.

Los siguientes consejos se pueden aplicar para fumigar o como medida preventiva:

Ají picante

Se corta y se tritura en licuadora con agua. Se cuela y el líquido que quede se coloca en un atomizador para fumigar la planta. Puedes usar de seis a siete ajíes para un litro de agua. Esta receta no es de acción inmediata. Se recomienda repetirlo cada siete días por cuatro semanas.

Remedios caseros fumigar plantas - Remedios caseros para nutrir y fumigar las plantas

Té de tabaco

Triture el tabaco (ese mismo que se usa para fumar) y lo coloca en un pañuelo para crear una especie de bolsita de té. Déjelo en remojo en un envase de agua toda la noche. Fumigue al día siguiente la planta con el agua chocolate restante.

Bicarbonato de sodio

Una cucharada de bicarbonato de sodio por galón de agua. Utilice la mezcla para fumigar la planta con un atomizador.

Vinagre

Puede fumigar también con una solución de media taza de vinagre por un galón agua. Use el vinagre oscuro (el más barato).

Nota: Si la solución que usa es muy concentrada, puede afectar la planta y afectar a otros insectos como las mariposas.