Ilustraci�n Desaparecidas Cuadrada 1200x1200px 1 1024x1024 - 'Desaparecidas', una canción por aquellas que faltanEs inevitable, la piel se eriza al escuchar Desaparecidas, una canción sobre aquellas que faltan, que salieron de sus casas una vez y no regresaron. El dolor, la incertidumbre, la búsqueda, el qué pasó, el ‘¿por qué mi hija?’ se plasman en este tema trabajado por la agrupación panameña Afrodisíaco y Comprovisation Project, de Chile, para visibilizar y denunciar la violencia de género y que es una nueva versión de Desapariciones, de Rubén Blades.

Esta es una de las dos canciones del proyecto musical Puente realizado entre Afrodisíaco y Comprovisation Project, un grupo de artistas de la Escuela Moderna de Música, de Chile, cuyo lenguaje es el jazz, la música clásica y el folclor.

Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, se lanza la canción Desparecidas,  que con versos como “Claudia era buena, mujer, amiga, hija, madre, ya pasó un año y no he vuelto a verla, ¿cómo es que a mi bebé no la encuentran?”; “Mónica, hija, volveré a abrazarte”, busca generar empatía ante los casos de femicidio y violencia hacia la mujer.

En 2019, las artistas panameñas ganaron un fondo de movilidad para músicos de Iberomúsicas, organismo que brinda apoyo a los artistas y a los festivales emergentes. Puente nación como resultado de este proyecto.

La idea era viajar a Chile para grabar el proyecto musical, sin embargo la pandemia no lo permitió. Re diseñaron el proyecto. Decidieron intercambiar canciones con Comprovisation Project, que había venido a Panamá a participar en el festival de jazz. Ellas grabarían una canción chilena, pero le agregarían sabor panameño; ellos harían lo mismo, pero con un tema panameño. Desparecidas en la canción panameña chilenizada y Deja La Vida Volar, canción del autor chileno Víctor Jara, es el tema panameñizado, que tendrá un lanzamiento posterior.

Cada estrofa, un caso de violencia de género

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de AFRODISÍACO (@afrodisiacopa)

Desapariciones de Rubén Blades es una canción que habla sobre víctimas de violencia política de las dictaduras en América latina en décadas pasadas. De la lista de canciones panameñas a elegir que Afrodisíaco dio al grupo chileno, esta fue la que los jóvenes artistas decidieron trabajar.

Desde el inicio del proyecto las partes sabían que querían que el trabajo tuviera conciencia social. “Queríamos que fuera un puente, no solo de cosas bonitas,  sino para reflexionar sobre aquellas que tenemos en común, como la violencia de género”, comenta Miroslava Herrera, integrante de Afrodisíaco. Para Tatiana Ríos, también de la agrupación panameña, hacer música siempre ha significado ir más allá de lo lúdico y el entretenimiento “Vemos la música como una herramienta de transformación, como un medio valioso para hacer notar realidades”, opina en entrevista telefónica.

Cambiaron los nombres y casos que usa Blades en la canción original por el de mujeres víctimas de violencia en Chile, cantados en la primera parte de la canción por cantantes de Comprovisation Project; y víctimas de Panamá, cantadas por las panameña en la segunda parte del tema.

Para la composición de la letra, Afrodisíaco se asesoró desde diciembre con estudiosas de la violencia genero de Panamá, como Alibel Pizarro e investigaron cuáles fueron algunos de los casos que impactaron la opinión publica a través de los medios de comunicación. Buscaron casos que pudieron reflejar variedad de edades “La violencia de género no pasa no porque eres joven ni porque eres mayor, pasa por ser mujer” opina Miroslava. Se usaron los primeros nombres de las víctimas en la canción, pero al final salen completos. Querían crear un tema que pudiera mover los sentimientos de quienes lo escuchan.

Para Tatiana, cuando se habla de desparecidas, situaciones sensibles para muchas familias, uno de los mayores retos fue determinar cómo tratar este tipo de letras con respeto. “Tenemos un gran compromiso al abordar estos temas, por eso el respeto deber ir por delante”.

La canción se ha adherido a la campaña Letras contra la violencia del Fondo de Población de las Naciones Unidas con el objetivo de desarrollar la empatía como lo primero en lo que debe trabajar una sociedad para dejar de ver el sufrimiento de las mujeres como asunto de otro lado. Según Miroslava, la cultura musical puede ayudar a generar este sentimiento, no desde una perspectiva de lástima, sino de una que motive a hacer más para conseguir justicia.  La mayoría de los casos citados en Desparecidas no han sido resueltos.

‘Chilenizando’ una canción panameña

afrodiasiaco 822x1024 - 'Desaparecidas', una canción por aquellas que faltanLos estudiantes que forman Comprovisaton Project hicieron el arreglo del tema, con una sonoridad de jazz, su especialidad. “Ellos demuestran lo virtuoso que es este género, que tiene un lenguaje muy erudito y que eso también pueda usar un lenguaje para tocar estos temas sociales”, opina Tatiana.

“La canción tiene un alma chilena, pero su propósito es continental porque tiene esta parte del puente que no es alegre. De los 25 países con más con mas femicidios en el mundo, 14 son de América latina”, agrega Miroslava.

Este proyecto musical, trabajado de manera remota en Panamá y Chile, empezó desarrollarse en noviembre pasado a través de reuniones de Zoom. Tomó alrededor de 12 horas en reuniones a distancia para tomar decisiones, 38 horas de estudio, 120 horas de trabajo audiovisual y un proceso de acoplamiento cultural, reconocimiento de las diferencias y los ajustes.

En Panamá, Afrodisíaco trabajó con Folk lab studios. Las artistas cuentan que el proceso de grabación se complicó por los cierres y restricciones de movilidad. Coordinar las agendas, entre los trabajos de las panameñas, los compromisos de la agrupación chilena; la diferencia de dos horas adicionales que tiene el país sudamericano, coincidir los fine de semana, ponerse de acuerdo a distancia de cómo querían que se escuchara la canción, fueron algunos de los retos de crear música internacional en una pandemia.

Una canción para acompañar a las víctimas

Desapariciones ha tenido dos versiones previas hechas por las agrupaciones Maná y por Los Fabulosos Cadillacs. Sin embargo, esta sería la primera vez que se cambiaría la letra compuesta por Blades.

Cuando los músicos chilenos eligieron esa canción, Miroslava reflexionó en la responsabilidad de intervenir la canción del maestro, como se refiere con respeto al cantautor panameño.

Se comunicaron con Ruben Blades a través de su equipo de managment y le enviaron la propuesta del proyecto para solicitar su aprobación “Nos respondió rapidísimo, en menos de un día. Dijo que por supuesto, que teníamos su permiso. Recuerdo que el 14 de febrero pasado, [Rubén Blades] hizo un live en sus redes donde hablaba de sus canciones y contó que había escrito Desapariciones porque quería acompañar a la víctimas. Cuando escuché eso me sentí tan aliviada, porque estamos caminando en sus pasos, queremos acompañar a la victimas de violencia, a sus familia, a sus comunidades. El respaldo que él nos dio validó nuestro deseo de cumplir un rol social”, cuenta Miroslava.

Desaparecidas está disponible desde el 8 de marzo en todas las plataformas digitales y el corto documental que forma parte del proyecto estrena en Youtube en esta misma fecha, a las 8:00 p.m.