tupisotechopool00 - ¿Cómo puedo usar de forma segura la piscina del área social?

¿Hasta cuándo puede la Administración no cobrar recargo por pagos atrasados durante la pandemia?

Es importante aclarar que no existe ninguna moratoria con relación a los pagos de las cuotas de gastos comunes de las unidades bajo el régimen de propiedad horizontal. Al inicio de la pandemia el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial recomendó a las juntas directivas flexibilización con relación a la aplicación de recargos por pagos tardíos. Sin embargo, esta recomendación no era de obligatorio cumplimiento, por lo cual existen propiedades donde se está cobrando recargo por morosidad. Dependerá de la situación financiera de cada propiedad y de cada junta directiva determinar hasta qué momento extienden esta medida a sus propietarios.

¿Desde cuándo es posible el uso de las piscinas?

El uso de las piscinas en los edificios y residenciales bajo el régimen de propiedad horizontal está permitido desde el lunes 12 de octubre según lo dispuso el Decreto Ejecutivo 1142 de 7 de octubre de 2020. Esta apertura debe hacerse cumpliendo las medidas de bioseguridad y prevención ya conocidas (uso de mascarilla, distanciamiento de 2 metros y lavado frecuente de manos). Solo se permitirá un aforo del 25% de la capacidad máxima guardando los 2 metros de distancia, por lo cual cada administración deberá estar vigilante no solo de esta capacidad sino de que la misma se cumpla.

Sé que las piscinas abrieron, pero me preocupa mucho el riesgo de contagio. ¿Qué recomendaciones ofrece para reducir este riesgo?

En Panamá y en todos los países afectados por la pandemia el uso de piscinas fue restringido porque a pesar de que es poco posible la transmisión del virus en el agua tratada de forma adecuada, existe un riesgo de contagio en las superficies alrededor de la alberca (bordes de piscina, pisos, baños, barandales, mobiliario) y entre las personas dentro de la piscina que no guarden el distanciamiento físico y que no utilicen la mascarilla.
Existen algunas recomendaciones para que este riesgo de contagio sea reducido al utilizar la piscina:
1.Utilice en todo momento su mascarilla.
2. Evite llevar objetos como flotadores y juguetes.
3. Evite compartir mobiliario con personas que no son parte de su grupo familiar y desinfecte cualquier superficie antes y luego de su uso.
4. Procure ducharse en casa y evite los baños comunes.
5. No utilice zapato en los bordes de piscina.
Evite colocar toallas y ropa en barandales y similares.
6. Hay que abstenerse de usar las piscinas si presenta síntomas de COVID-19 o si está enfermo. Respete las capacidades y tiempos establecidos para el uso de las instalaciones.

Recordemos que, a pesar de la flexibilización de ciertas medidas, el virus aún está entre nosotros por lo cual es importante la autorregulación y el cumplimiento de las medidas de prevención para minimizar los riesgos de contagio y transmisión del virus.

La autora es abogada y dueña de Administra PTY.