PeterLinberg CindyCrawford1 - Fallece fotógrafo de moda Peter Lindbergh, impulsor de supermodelos
Cindy Crawford junto al reconocido fotógrafo. Foto tomada de la cuenta de Instagram @cindycrawford.

El fotógrafo de moda alemán Peter Lindbergh, conocido como el “padre” del fenómeno de las supermodelos, falleció este martes 3 de septiembre a los 74 años, dejando un inmenso legado de icónicas fotografías en blanco y negro.

Nacido en Polonia en 1944, Lindbergh colaboró con numerosas revistas a lo largo de su prolífica carrera, como Vogue, Vanity Fair, Harper’s Bazaar y The New Yorker. Estuvo detrás de muchas campañas publicitarias así como de varias ediciones del famoso calendario Pirelli, la última de ellas en 2017. “Considerado como un pionero en su arte, supo redefinir la fotografía de moda contemporánea y sus estándares de belleza sublimando a las mujeres de todas las edades”, según un comunicado enviado este miércoles a la AFP por su familia, en el que no se precisa ni el lugar ni las circunstancias de su muerte ocurrida el martes.

“Retoco muy poco mis imágenes, no quiero deformar ni masacrar a las mujeres”, explicó hace unos años el fotógrafo fascinado por la “geografía” de los rostros, ante un auditorio de estudiantes.

En su cuenta de Instagram, un mensaje anunciaba paralelamente su fallecimiento, con una fotografía en blanco y negro de un estudio vacío. Lindbergh seguía activo y muy recientemente fotografió a la cantante española Rosalía para la revista Vogue España. Participó además en la edición británica de septiembre de la prestigiosa publicación, un número coordinado por Meghan Markle y en el que fotografió a varias celebridades, desde la actriz Salma Hayek hasta a la joven defensora del medioambiente sueca Greta Thunberg.

PeterLinberg Penelope Cruz - Fallece fotógrafo de moda Peter Lindbergh, impulsor de supermodelos
Junto a Penélope Cruz.

En la cuenta oficial de los duques de Sussex en Instagram, se rindió homenaje al fotógrafo por saber “capturar la esencia de un sujeto y promover los ideales saludables de la belleza, rehuyendo los retoques del photoshop“.

Lindbergh saltó a la fama en los años 1990, cuando modelos como Cindy Crawford, Naomi Campbell, Claudia Schiffer y Kate Moss se convirtieron en figuras que rebasaron los límites del mundo de la moda. Cuando Lindbergh “dispara, lo importante son las mujeres. No su pelo, ni su maquillaje, ni su estilo. Tenía una manera de convertir tus imperfecciones en algo único”, declaró Crawford en su cuenta de Instagram.

Campbell se mostró en la misma red social “rota más allá de las palabras”. También Penélope Cruz le rindió homenaje: “Me enseñaste muchas cosas y vivimos juntos momentos muy mágicos. El mundo echará de menos tu enorme talento…”.

En las imágenes en blanco y negro de Lindbergh, muy granuladas, las modelos adoptaban una actitud un tanto rebelde, mientras eran mostradas sin artificios. “El blanco y negro es otra manera de reflejar la piel. Así salta a la luz el menor detalle y la foto se convierte rápidamente en un retrato”, indicó en una ocasión a la publicación francesa Paris Match.

Su revolución llegó con una fotografía de 1988 en la que varias modelos, entre ellas Linda Evangelista, posaron en la playa de Malibú, Estados Unidos, luciendo una simple camisa blanca, algo que rompió con los cánones de la época. “Esta debería ser la responsabilidad de los fotógrafos hoy en día: liberar a las mujeres, y a todo el mundo al fin y al cabo, del terror de la juventud y la perfección”, reza un tuit destacado en su cuenta oficial de Twitter, de abril de 2018.

Retrató a modelos y famosos de todas las edades. En el calendario Pirelli de 2017, antaño conocido por sus fotografías eróticas, inmortalizó a estrellas del cine mundial, entre ellas Charlotte Rampling, Nicole Kidman, Penélope Cruz y Uma Thurman. “No soy fan de los bikinis”, dijo en aquella ocasión. “Están desnudas pese a estar vestidas”.

Lindbergh creció en Duisburgo, en el oeste industrial de Alemania, después de que su familia huyera de su país natal cuando era un bebé. Se apasionó primero por la escultura y el cine alemán de entreguerras y estudió en la Academia de Bellas Artes de Berlín, antes de empezar a colaborar como fotógrafo en la revista Stern junto a grandes nombres como Helmut Newton y Guy Bourdin. Se instaló en París en los años 1970. Estaba casado en segundas nupcias con Petra. Tenía cuatro hijos y siete nietos.