utiles  1024x683 - Nuevo año escolar sin gastar más ni endeudarse

Uniformes, mochilas, zapatos, busito, libros y otras palabras similares forman parte de los temas que están en la cabeza de los padres en estos días. Quiero compartir algunos consejos prácticos para optimizar los recursos económicos durante este nuevo periodo escolar.

1. Presupuéstate: 

El rey de las finanzas saludables es el presupuesto. No es una barrera que restringe, sino que permite enfocar los recursos (ganados con mucho esfuerzo) al logro de objetivos. Hay que ponerlo por escrito para que de esta forma se pueda visualizar y dimensionar de forma explícita cuánto se asignará a los preparativos del inicio de clases.

De no tener esa imagen, lo suficientemente clara, se corre el riesgo de gastar de más y terminar en decisiones de endeudamiento más adelante.

2. Revisa que puede ser reutilizado: 

Sabemos que nos gusta empezar el año con cosas nuevas; sin embargo, reutilizar ayuda a cuidar el bolsillo. Ciertos útiles escolares tienen un periodo de vida mayor al de un año escolar. Revisa que materiales todavía pueden utilizarse. No digo que nunca compres nada nuevo, sino que saques provecho a lo que aún tiene vida útil. Después, y con el presupuesto a mano, genera un listado de lo que comprarás, siempre teniendo en cuenta lo que es realmente es necesario.

3. Comprar con tiempo

Trata de sacar un tiempo para hacer estas compras sin mucha prisa. Dejarlo para último minuto puede resultar en tomar decisiones que no son las mejores, bajo la justificación de que ‘ya quieres salir de eso’. Fíjate un plazo para comprar, con eso tendrás la paciencia necesaria para encontrar los mejores útiles escolares.

De ahora en adelante planifícate, considerando que si aprovechas ofertas a lo largo del año, tus finanzas no sufrirán al momento que toca hacerse cargo de la lista escolar.

4. Compra con otros padres

Al reunirte con más padres de familia, juntos pueden alcanzar economías de escala. Al comprar en mayor volumen podrían beneficiarse con descuentos.

También pueden compartir información sobre dónde hacer la mayoría de las compras sin tantos traslados que igual se traducen en gastos.

5. Ahorra para este momento:

Revisa cuando ha sido el promedio de gasto en años anteriores, ese número divídelo entre los 12 meses del año y abre una cuenta en el banco para que puedas ir separando, mes a mes, el dinero destinado a útiles para la escuela. Así estarás blindando tu liquidez en el mes que tienes que hacer las compras y te facilitará atender alguna emergencia o cumplir con algún nuevo compromiso sin caer en deuda.

* David José Ocalagan es miembro de la plataforma Bolsillo y Sencillo