9nov finanzas 1500 - Su familia es una empresa financiera

Nuestras familias son parecidas a una empresa o corporación, ya que necesitan conseguir dinero con regularidad y usarlo para garantizar su subsistencia y crecimiento.

Las familias más exitosas a la hora de administrar recursos entienden que es mejor manejarse como lo hacen las grandes empresas.

Una empresa bien administrada se caracteriza por practicar alguna de estas normas:

1. Tiene metas claras y evalúa en conjunto las grandes decisiones a tomar buscando consensos basados en las metas definidas a corto, mediano y largo plazo.

2. Son transparentes frente a sus miembros y todo se discute en función de criterios válidos para todos.

3. Conocen y evalúan los riesgos y amenazas que la empresa enfrenta o podría enfrentar.

Estas consideraciones llevadas al día a día de la empresa, en este caso su familia, implican que todos reciban un trato justo, moderando los intereses personales y sin pretender resolver todas las necesidades y caprichos.

Dialoguen sobre los sueños y deseos de cada uno. Se trata de que todos en la familia entiendan que esta es una empresa que puede y debe beneficiar a todos y que cada miembro tiene voz y voto, pero también responsabilidades. La paciencia, el control, la prudencia y la solidaridad son valores de la empresa.

No debe haber secretos. Todo se debería discutir con base en valores y principios éticos, tales como honestidad, apertura, integridad y sin agendas secretas.

Se trata de que todos los miembros de la familia estén informados del alcance e impacto de cada decisión.

En toda empresa hay un ente directivo y una cabeza que propone y dirige, pero sin tener el poder absoluto. No se trata de ser ingenuos y esperar que un niño de ocho años entienda lo que pasa en la empresa familiar, pero sí es importante que hasta los niños sepan cómo van las cosas y aprendan sobre gastos, ahorros e inversiones.

Todas las decisiones financieras conllevan un riesgo. Se trata, por ejemplo, de ver si es el momento para comprar un carro nuevo, costoso o de valor medio, y cómo afectaría la liquidez y el nivel de endeudamiento de la familia. Los accidentes y costos legales por conducta irresponsable de uno de los miembros de la empresa pueden afectar a todos, por lo que siempre se debe priorizar el conjunto sobre la individualidad. La responsabilidad de cada miembro jamás debe ser minimizada o ignorada.

Un proceso transparente de comunicación unido a buenos controles financieros y la revisión periódica de los resultados permiten que todos sientan que se les toma en cuenta. Es, además, la mejor manera de evaluar el desempeño de la directiva.

Contenido relacionado

ellas.pa exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos