Consejos financieros de mujer a mujer - Consejos financieros, de mujer a mujer

Es cierto que hablar de dinero no es un tema de género, es un tema universal y de igual manera, todos, tantos hombres, mujeres e inclusive niños, debemos empoderarnos de nuestra salud financiera.

Sin embargo, como en marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, hay algunos consejos muy especiales que me gustaría compartir.

Mujer, empodérate de tus finanzas: cuatro razones

Son longevas: Las mujeres tienen mayor esperanza de vida, es decir, debemos prepararnos económicamente para vivir más.

Administradoras del hogar: muchas toman las riendas del manejo del presupuesto familiar y son las encargadas de realizar las compras de la casa.

Brecha salarial: en algunos países y/o industrias, aún existe una brecha salarial por temas de género. Por ello, administrar bien el dinero es esencial, también para abrir las puertas para crear nuevas oportunidades emprendiendo y negocios propios.

Pausas laborales: muchas mujeres tienen pausas laborales debido al embarazo o por decisión de quedarse en casa a cuidar de sus hijos durante un tiempo. Esto las motiva a buscar opciones alternas de ingresos y a emprender.

A tomar acciones

Involúcrate con las finanzas: no lo delegues a otra persona como, por ejemplo, tu pareja. Compartir tu vida con una persona que le encanta llevar el manejo de las finanzas no es excusa para olvidarte de ello. Empieza por lo más básico y ve creando hábitos financieros saludables poco a poco (realiza un presupuesto mensual, revisa tus estados de cuenta o lee un libro sobre finanzas personales).

Ahorra siempre: no lo dejes para después porque los imprevistos tampoco lo hacen. Acostúmbrate a tener un colchoncito financiero (fondo de emergencia). Este es un ahorro especial para imprevistos, el cual debe ser equivalente a poder cubrir de tres a seis meses de tus gastos obligatorios y compromisos.

Asegúrate y cuenta con un respaldo: ten en cuenta la importancia de las pólizas de seguro, tanto como póliza de salud como de vida, especialmente si tienes dependientes económicos.

Invierte: emprende, empieza un negocio, invierte tu dinero, pero, por favor, no dependas de una sola fuente de ingreso. Empieza por identificar posibles oportunidades para emprender desde casa, así sea que empieces por algo chico, pero empieza y nunca subestimes el poder de un ingreso extra.

Desarrolla tu inteligencia emocional: el 80% de las decisiones financieras que tomamos está basado en emociones. Está demostrado que las emociones pueden hacernos gastar de manera impulsiva, por ejemplo, cuando estamos felices y queremos comprar algo para celebrarlo, o cuando estamos tristes y queremos comprar algo para compensarnos. Identificar esos momentos de compras por impulso te ayudará a manejar tus finanzas.

Prepárate para el retiro: no importa cuántos años tengas, pero si estás leyendo esto y eres mayor de edad, es hora de prepararse para el retiro. Entre más temprano comiences, es mejor porque podrás prepararte poco a poco. Puedes hacerlo con fondos de jubilación privada o pensar en inversiones a largo plazo.