1500x1000 finanzas 1 - A comprar bien se aprende

La educación financiera tiene múltiples facetas y una de ellas es aprender a comprar: comparar precios y encontrar calidad con ventajas.

Muy poco leemos o entendemos el significado de la información que por ley están obligados los fabricantes a colocar en los envases de los productos. Las etiquetas están en inglés aunque la ley exige que sea en español.

La etiqueta debe informar el precio, la marca, el peso si lo amerita, su fecha de caducidad y valores nutricionales, si es comida.

En cuanto a precio, es importante comparar costos unitarios; es decir, cuánto pagamos por una unidad del producto comparando con su peso, medida o cantidad. Esto es: precio unitario entre peso, medida, cantidad, el cual nos dice cuán ventajosa es la oferta en comparación con otras marcas y calidad.

Ejemplo, usted va a comprar a- jabón para lavar, b-café, y c-leche evaporada y desea conocer el precio unitario de cada unidad y mira estos precios y cantidad: a-32 onzas a 2.50 =8 cts la onza; b-16 onzas x $4.90= 31 cts la onza; c- $1.25 /10 onzas= 13 cts la onza.

Hay leche evaporada de igual calidad, pero de menor precio, no obstante, he visto que la gente tiende a comprar la más cara solo porque es la que siempre ha comprado y no mira el costo unitario por lo que paga más.

Conocer el precio unitario le hará pensar siempre a usted y sus hijos sobre el costo de cada taza de café que se toman, dependiendo de cuánto café utilice.

Otro ejemplo: Comprar jugo de naranja en el supermercado. Si un envase trae 24 onzas y cuesta $ 4.50=19 cts la onza. Tomar un vaso de 6 onzas le costaría B/ 1.14.

Hay negocios que le hacen comprar doble cantidad de productos, y si bien ellos ponen el precio por unidad y muchas veces lo vemos atractivo, es bueno tener la calculadora a mano y comparar si en verdad ahorramos considerando que quizás no utilicemos toda la cantidad antes de que el producto, si es perecedero, venza y lo perdamos. No se conforme con hacer las compras en un solo supermercado. Si compra las conservas y enlatados en una tienda grande, pero prefiere las frutas y verduras de los mercados locales, podría ahorrar hasta un 50%.

Otra fórmula de ahorrar dinero es confeccionar una lista con lo que se necesita adquirir, para no perder tiempo buscando en las tiendas ni caer en la tentación de comprar artículos innecesarios. Es mejor usar dinero contante, para no acrecentar las deudas de las tarjetas de crédito. Si prefiere la tarjeta, elija una que le permita pagar toda la deuda cada mes y procure tener una con programa de puntos, los cuales se acumulan con cada compra, y luego los puedes canjear.
Aprender a comprar es hoy una obligación.

 

Ellas.pa
contenido único para ti.

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos