Síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico y el Covid 19 FB - Síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico y el Covid-19

Como pediatra, al comenzar a escuchar las noticias respecto a la aparición del nuevo coronavirus, mi primer instinto fue buscar toda la información posible sobre cómo el virus se estaba comportando en niños. Como madre, mi mayor preocupación  era proteger a mi pequeña hija de cualquier posibilidad de contagio.

Seguramente muchos padres han estado pendientes de las alertas que han salido en las noticias sobre la aparición de un nuevo síndrome inflamatorio en un pequeño número de niños que afecta a múltiples órganos del cuerpo, y que parece estar relacionado con Covid-19.

Los médicos de todo el mundo han reportado características similares al síndrome de shock tóxico y la enfermedad de Kawasaki, en los cuales los vasos sanguíneos, incluidas las arterias coronarias (que llevan sangre al corazón), se agrandan o forman aneurismas. Algunos niños también han desarrollado síntomas gastrointestinales, coagulación sanguínea excesiva, daño renal o inflamación
en el corazón.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos y la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo llaman “síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico”. Es raro en niños y la mayoría de los que lo han desarrollado hasta la fecha, han evolucionado favorablemente.

En la gran mayoría de los niños, afectados por el nuevo coronavirus, no se presentan síntomas de la enfermedad o estos son muy leves. Sin embargo, si tu hijo desarrolla fiebre persistente, se ve enfermo, refiere sentirse mal y/o come o bebe menos de la mitad de lo que ingiere habitualmente, consulta al médico.

Debido a que los síntomas del síndrome inflamatorio multisistémico varían de un niño a otro, lo principal a tener en cuenta es la fiebre y la apariencia de enfermo. Los pequeños cuya enfermedad incluye síntomas similares al síndrome de Kawasaki suelen tener sarpullido, ojos rojos (la parte blanca del ojo está roja por dilatación de pequeños vasos sanguíneos), manos y pies hinchados, labios agrietados o una lengua “aframbuesada” (hinchada y llena de baches que se parecen a las semillas de una fresa). Aquellos cuya enfermedad involucra el tracto gastrointestinal suelen tener diarrea, dolor de barriga o el abdomen distendido. Otro dato importante es que no siempre se presentan síntomas respiratorios alarmantes al sufrir de esta enfermedad.

Ante la sospecha de este síndrome, los niños deben ser ingresados en el hospital para realizar estudios y algunos requieren cuidados intensivos. En otros casos solo se necesita vigilancia estrecha, sin medicamentos.

Hasta el momento, no sabemos por qué algunos niños con Covid-19 desarrollan esta enfermedad. Se están iniciando estudios para analizar los factores genéticos e inmunológicos que pueden ponerlos en riesgos. Una posibilidad es que la respuesta inmune al nuevo coronavirus active de alguna manera la inflamación en niños que son genéticamente susceptibles. Tampoco sabemos por qué este síndrome aparece ahora, si el coronavirus ha estado circulando durante semanas.

De hecho, algunos niños afectados por este cuadro cuyas pruebas de hisopado nasal resultaron negativas, tuvieron pruebas de anticuerpos positivas. Esto puede significar que las complicaciones inflamatorias surgen más adelante en la enfermedad, cuando el virus ya no se puede encontrar en la nariz.

Actualmente tenemos más preguntas que respuestas respecto al síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico. Necesitamos más tiempo e investigación para lograr una mayor comprensión sobre el síndrome y su manifestación en niños con Covid-19. La mejor evidencia hasta la fecha nos dice que los pequeños rara vez se enferman gravemente por esta enfermedad o por este nuevo síndrome.

Los invito a no preocuparnos tanto por lo que puede pasar si nuestros niños se contagian de Covid- 19; más bien debemos concentrar nuestras energías en evitar que esto ocurra. Esto está en nuestras manos por medio del estricto cumplimiento de todas las medidas de prevención: distanciamiento físico, uso de mascarillas y lavado constante de manos. De esa manera garantizamos la seguridad tanto de los niños como la de toda la familia.

Dedos de los pies Covid

En diferentes medios de comunicación también se han publicado reportes sobre “dedos de los pies Covid“, que consisten en decoloraciones extrañas, hinchazón y erupciones en los dedos de los pies, a menudo sin ningún otro síntoma. Estos no son parte del síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico, por lo cual, si los ves en tu hijo, no es motivo de alarma, pero es importante consultar a su médico de cabecera de todas formas.