Vacuna CoronaVac  - ¿Es efectiva la vacuna china CoronaVac para protegernos contra Covid?

En Panamá, hasta el 18 de abril de 2021, se habían aplicado 526 mil 633 dosis de vacunas contra Covid-19 lo que representa el 11% de la población objetivo para alcanzar la inmunidad de rebaño o que el 70% de la población total del país esté vacunada. Hasta el momento, todas las vacunas aplicadas en el país han sido provistas por la compañía Pfizer y BioNTech.

Dada la presión por lograr alcanzar la inmunidad de rebaño, las autoridades nacionales han estado también en negociaciones con otros proveedores de vacunas contra Covid-19. En esa línea, el 9 de abril, la Dirección Nacional de Farmacias y Drogas del Ministerio de Salud de Panamá aprobó el uso de emergencia de la vacuna CoronaVac, desarrollada por la empresa china Sinovac.

Al ser una vacuna de la que poco se ha hablado hasta el momento, en los últimos días han surgido muchos interrogantes respecto a ella y su efectividad, por lo que quiero compartir algunos datos que considero importantes con el fin de despejar dudas e inquietudes.

Para crear la CoronaVac, los investigadores cultivaron grandes cantidades del nuevo coronavirus en células de riñón de mono. Luego trataron los virus con una sustancia llamada beta-propiolactona que los desactivó (es decir, que ya no podían replicarse), pero sus proteínas, incluida la proteína S, permanecieron intactas. A continuación, los investigadores extrajeron los virus inactivados y los mezclaron con una pequeña cantidad de un compuesto llamado adyuvante, que estimula el sistema inmunitario para potenciar la respuesta a una vacuna.

Para completar la inmunización, se requieren dos dosis de esta vacuna, separadas entre 21 y 28 días. Una vez vacunado con la CoronaVac, el sistema inmunitario puede responder a la infección por coronavirus vivos.

En este punto, es importante destacar que los coronavirus de esta vacuna, dado que están muertos, pueden inyectarse en el brazo sin causar Covid-19. Aunque puede ofrecer cierta protección contra la enfermedad, nadie puede decir todavía cuánto dura esa protección. Es posible que el nivel de anticuerpos disminuya con el paso de los meses. No obstante, el sistema inmunitario también contiene células especiales llamadas células B y T de memoria que podrían retener información sobre el coronavirus durante años o incluso décadas y seguir brindando protección durante ese tiempo.

Experiencia en otros países

Algunos países de la región están utilizando CoronaVac hace meses, como Brasil por ejemplo. Según una reciente actualización del Ministerio de Salud de ese país, la gran mayoría (82,2%) de las vacunas aplicadas son CoronaVac y el resto (17,8%) son de AstraZeneca-Oxford. De acuerdo con el balance del Ministerio de Salud, el gigante suramericano acumula alrededor de 13 millones de contagios. La media de infecciones diarias en los últimos siete días subió a los 70 mil
contagios, y se contabilizan alrededor de tres mil muertes diarias a causa de Covid.

De acuerdo con datos recientes de un estudio realizado en ese país por el grupo de investigación Vebra Covid-19, que incluyó 67 mil 718 profesionales de la salud de Manaos, la vacuna CoronaVac es eficaz contra la variante P.1, también conocida como la variante brasileña del Covid en el 50% de los casos 14 días después de la administración de la primera dosis, y su eficacia es del 83,7% frente a la enfermedad moderada, y del 100% frente a la grave; aún se está a la espera de los datos de
eficacia de la vacuna tras la aplicación de la segunda dosis. La evaluación hasta el momento es que CoronaVac es capaz de disminuir la circulación de la variante P.1 que surgió en Manaos.

Chile también ha estado aplicando la vacuna CoronaVac hace algunos meses. De hecho, fue uno de los primeros países en el mundo en apostar por la inoculación con esta vacuna y ya ha inmunizado a la mayoría de su población con ella. Hasta ahora se han aplicado más de 10 millones de dosis en ese país, casi el 40% de su población con una dosis de vacuna y un 25% con dos dosis.

Pese a ser el país de América Latina con la mayor población vacunada contra el coronavirus, Chile vive probablemente el peor momento de contagios por la enfermedad, lo que tiene a su sistema hospitalario al máximo nivel de ocupación.
Según datos de un estudio realizado en Chile en condiciones reales donde utilizan principalmente la vacuna CoronaVac en la estrategia de inmunización, se ha mostrado después de 14 días de la segunda dosis de vacuna una eficacia del 67% para prevenir Covid sintomático, 85% para prevenir hospitalización, 89% para prevenir ingreso a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), y 80% de efectividad para prevenir muerte a causa de este virus.

Como resultado de la inmunización, en el país ha ido variando la edad de las personas que ocupan las camas de cuidados intensivos. Datos oficiales señalan que hay más hospitalizados de entre 40 y 49 años que mayores de 70 años. Las
autoridades insisten en que aún va a tomar tiempo que la vacunación muestre sus efectos positivos, pero los resultados iniciales que se están observando son prometedores.

Como pueden ver, los resultados de los primeros estudios de la eficacia de la vacuna CoronaVac indican que sirve para protegernos contra la infección por Covid principalmente contra las formas moderadas y graves de la enfermedad.

Panamá pronto se unirá a los países de la región que aplican esta vacuna, como parte de la estrategia para ampliar el alcance de la vacunación en el país. Poco a poco y mientras más y más personas se vacunen nos iremos acercando a la tan ansiada inmunidad de rebaño y a poder retomar la vida a la que estábamos acostumbrados.

Sin embargo, es importante recordar que aún si recibimos una vacuna contra Covid debemos continuar manteniendo las medidas de bioseguridad, tales como el uso de mascarillas, distancia física y un adecuado lavado de manos para evitar propagar el virus.