26febnutri3 - En la dulce espera: diabetes gestacional
La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que aparece por primera vez durante el embarazo.

El embarazo es para muchas mujeres un período de ilusión. Esa emoción se ve interrumpida en un 7% de las mujeres cuando entre la semana 24 y la 28 de la gestación, les corresponde el examen de tolerancia a la glucosa y el diagnóstico es diabetes gestacional.

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que aparece por primera vez durante el embarazo.

Surgen entonces muchas preguntas ¿Esto le va a afectar a mi bebe? ¿Cómo me va a afectar a mí? ¿Y ahora qué puedo hacer?
Todas estas inquietudes son válidas y merecen ser abordadas.
La diabetes gestacional sí aumenta el riesgo de muchas complicaciones durante el embarazo. Pero, conocer sobre su manejo es la clave. La mayoría de los casos pueden ser tratados por medio de una dieta adecuada, y esto no quiere decir ¡morirse de hambre!
Una orientación profesional puede prevenir los potenciales problemas que pueden presentarse.

Existen tres pilares nutricionales fundamentales para el manejo de la diabetes gestacional todos relacionados con los carbohidratos (sí, ese que encontramos en el pan, la pasta, granos, tubérculos, las frutas, la leche y yogurt).

1. Cantidad: el carbohidrato es el que tiene un mayor impacto en las glicemias (azúcar en sangre). Pero al mismo tiempo es este grupo el que nos brinda un sin número de vitaminas, minerales, fibra, y energía indispensable para la madre y para el desarrollo del bebé. Por lo tanto, en vez de evitarlos, debemos conocer la cantidad que podemos consumir en cada comida y merienda. Generalmente, se recomienda consumir en el desayuno alrededor de 30g de carbohidratos (equivalente a: 2 rebanadas de pan integral), y entre 45-60g de carbohidratos (equivalente a 2/3 taza de arroz + ½ taza de
lentejas) en el almuerzo y cena.

No olvides equilibrar tu plato con proteínas magras y vegetales. Una nutricionista, especialista en diabetes, puede ayudarte a calcular la cantidad que necesitas consumir en cada comida y a orientarte sobre cuáles son tus mejores opciones.

2. Calidad: 1 lata de soda y 1 taza de lentejas tienen la misma cantidad de gramos de carbohidratos. Sin embargo, es de esperarse que estos alimentos tengan un impacto drásticamente diferente sobre las glicemias. Lo mismo ocurre con las harinas integrales en comparación a las procesadas; mientras menos procesado sea al carbohidrato y más fibra contenga, menos afectará las glicemias. En conclusión, en las pocas semanas que queda del embarazo, intenta consumir carbohidratos integrales y evita postres, dulces, azúcar, sodas, jugos y carbohidratos procesados.

26febnutri00 - En la dulce espera: diabetes gestacional
En vez de evitarlos, debemos conocer la cantidad de carbohidratos que podemos consumir en cada comida y merienda.

3. Tiempo de comida: Seguramente has escuchado el mito de que hay que evitar los carbohidratos en la noche, porque suben el azúcar. Bueno, en el embarazo, asegúrate de no seguir este mito. Las mujeres embarazadas producen varias hormonas en horas de la madrugada, que causa una mayor resistencia a la insulina por la mañana.

Se recomienda se consuma una menor cantidad de carbohidratos en el desayuno que en el resto de las comidas.

Con la orientación de su gineco-obstetra y de una nutricionista especialista podrás conservar simultáneamente la ilusión de tu embarazo y tus glicemias en rango.

26febnutridiana 300x300 - En la dulce espera: diabetes gestacional

La autora es  magister, nutricionista, dietista.
@panamasindiabetes