pildora1000 - En E.U.A los empleadores no estarán obligados a cubrir anticonceptivos

En nombre de valores religiosos, los seguros médicos que proporcionan las empresas a sus empleados pueden no cubrir los productos anticonceptivos a sus empleadas, según confirmó una sentencia del Tribunal Supremo de Estados Unidos, con 7 votos a favor y dos en contra; así lo divulgó la agencia de noticias AFP.

Firmada en 2010 por el presidente Barack Obama, la Ley de Servicios Médicos Asequibles exige la cobertura de servicios de salud preventivos y exámenes de detección para mujeres. El gobierno de Obama ordenó luego a los patronos y las compañías de seguro ofrecer gratis métodos anticonceptivos aprobados por la la Dirección de Alimentos y Medicamentos (FDA).

Según la organización de planificación familiar Planned Parenthood esa disposición benefició a más de 56 millones de mujeres que anteriormente no recibían reembolsos por sus píldoras o dispositivos intrauterinos, DIU.

Tan pronto se aprobó esta medida, en 2010, saltó la controversia. Templos y  otras organizaciones religiosas, que no aprueban el uso de anticonceptivos, reclamaron. Por ello se hizo una enmienda, en 2014, para excluir de esta norma a iglesias y casas de culto.

Pero esto no fue suficiente para algunos grupos. Al ser elegido, el presidente Donald Trump se mostró de acuerdo y  otorgó una amplia exención sin prever ningún mecanismo que se hiciera cargo a cambio.

La orden de Trump, en 2018, permitió que cualquier empresa, incluidas universidades, hospitales o aseguradoras, rechazaran brindar cobertura de anticonceptivos a sus empleados si alegaban objeciones religiosas o morales. Esta orden quedó validada con la votación de los jueces esta semana.

“Creemos que la administración tenía la autoridad para ofrecer estas exenciones”, sostiene su decisión, tomada por una gran mayoría de siete jueces de nueve que conforman el máximo tribunal.

“La Corte Suprema ha defendido las libertades religiosas”, celebró en Twitter el grupo conservador Alliance Defending Freedom, mientras que la organización de planificación familiar Planned Parenthood y la asociación de defensa de los derechos civiles ACLU lamentaron la decisión.

El propio gobierno de Estados Unidos reconoce que la medida privaría a entre 70 mil  y 126 mil mujeres del reembolso.