Tarek Saker plan 2021 - ¿Ya sabes cómo se llamará tu 2021?

Si pensabas frenar tus planes, quedarte acostado a ver qué sucede o esperar un milagro, olvídate de eso. Si quieres un atajo para lograr el éxito y triunfar, te estás llenando de ansiedad por estar escuchando a mucha gente que te dice mucho de nada.

El 2020 no fue el año que querías, pero tampoco fue el año que yo ni nadie en el mundo esperaba. Nos agarró a todos por sorpresa. Para comenzar, deja de quejarte; si algo no te gusta, haz algo al respecto y dile adiós a todas esas excusas que te dices a ti y a los demás que usualmente comienzan con “es que…” para no ponerte en movimiento y mantenerte en tu zona de confort.

La campaña “quédate en casa” nunca me gustó. Como no estaba conforme, comencé una campaña con mis amigos, clientes y en mis redes (@dynamitetraining) enfocada en hacerle ver a las personas que quedarse en casa no era suficiente. Así creé la campaña “cuídate en casa”, con consejos sencillos y prácticos para cuidar tu salud física y emocional.

Te guste o no, el 2020 será inolvidable. Decide pues qué es lo que quieres sacar de él. No te lo voy a negar; por un momento pensé que este año me arrebataba de un solo golpe todo lo que había trabajado en 8 años, pero no permití que esos pensamientos negativos me invadieran y permanecieran en mí y vaya que eso me ayudó.

Este año me ha dejado muchos aprendizajes de vida que me han hecho crecer. Aquí te comparto algunos:

  • Si la vida te da limones, no te conformes con querer hacer limonada. Busca la forma de hacer ese pie de limón que tanto te quieres comer.
  • Todos tenemos 24 horas al día. Las personas que tienen éxito y las que fracasan se diferencian en cómo y en qué utilizan esas horas. Te pregunto, ¿Cuántas horas al día le estás dedicando a eso que tanto quieres lograr?
  • Deja de estar pendiente de lo que hacen los demás y enfócate en lo tuyo. Mejora lo que haces sin dejar de disfrutarlo y sin dejar de ser quién eres.
  • Ve a tu ritmo y saborea los pequeños logros, pero no te detengas. Como dijo Oscar Wilde: Sé tú mismo, los demás puestos ya están ocupados.
  • El que lo hace primero no es el mejor ni el más exitoso. Por querer ser el primero, el más rápido, te pierdes de tantas cosas y también pierdes perspectiva. No se trata de rapidez, sino de agilidad.
  • Enfócate en lo que sí puedes hacer, lo que está en tu control y dale con todo. Deja de perder tu tiempo y energía en cosas que a lo mejor nunca van a suceder. Y si estás estancado, ¿qué esperas para pedir ayuda? Vive tu presente, tu aquí, tu ahora,
  • Sigue haciéndolo, una y otra vez, transformándote, siendo resiliente. Para conocerte mejor, para confiar más en ti. Para motivarte y darte cuenta de que cada vez estás más cerca de lo que quieres.
  • Sé agradecido y dile a la gente por qué estás agradecido. Date cuenta de lo afortunado que eres. El hecho de tener comida, agua potable, ropa, un techo donde sentirme seguro y poder dormir; el poder comunicarme con mi familia y amigos; tener algo de ahorros en el banco me hizo ver que soy afortunado.
  • Sé amable, comparte lo que sabes. Apoya a tus amigos, a tu familia, al que conoces y al que no. Son los actos desinteresados de amabilidad y cariño los que hacen la diferencia, los que te llenan de felicidad. Los que te hacen sentir más vivo, con esperanza y valentía. Utilizando la frase de Elena Arnaiz: Eres la suma de las personas que ayudas a brillar.

Quiero que respondas a las preguntas y termines las oraciones que aparecen en cada cuadrante. Así tendrás listo tu escudo de PODER 2021 para que inicies este nuevo año a tu máxima expresión:

escudo ELLAS - ¿Ya sabes cómo se llamará tu 2021?

He llamado a mi 2021 Efecto Multiplicador. Quiero que me ayudes compartiendo con todas las personas que quieras este artículo y que hagan juntos su escudo.

También te invitó a ver el Instagram Live que hice con revista Ellas sobre cómo armar tu plan para 2021.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Revista Ellas (@revistaellas)

Comienza este 2021 creyendo en tus sueños y logros, en que puedes hacer la diferencia. Creyendo en ti, en tus valores, en lo que tienes que ofrecer. Sabiendo que eres extraordinario y único.