10ene enfoco1 - Hay magia en conocerte y creer en ti
Karina Petrovich presentó su primer libro ‘La magia de creer en ti’.

Cuando Karina Petrovich dejó el mundo corporativo, ella es ingeniera, para dedicarse a emprender como coach, empezó a sentirse insegura.

Se preguntaba con frecuencia si podía lograr sus objetivos, conectar con la gente y ser independiente económicamente. Una noche leyó un estudio donde el 54% de un grupo de mujeres emprendedoras respondió que la falta de confianza era uno de sus obstáculos.

Allí le ponían palabras a algo que ella experimentaba. Vio que no estaba sola, cuenta. Sintió, además, la necesidad de crear algo que ayudara a las mujeres a confiar en sus capacidades. En cierta forma allí empezó a crecer la semilla del libro que lanzó en diciembre: La magia de creer en ti.

Conócete, pero ya

10ene enfoco3 - Hay magia en conocerte y creer en ti
Creer en sí y conocerse mejor le ha permitido a esta ingeniera y coach ofrecer asesorías, charlas sobre el manejo del tiempo y crear la agenda Mi Paca, mientras estaba embarazada.

Si al terminar de leer el libro, la lectora se propone sacar en claro quién es, ya se habrá cumplido uno de los principales propósitos que tenía la autora.

Y es que Karina Petrovich llama a esto la primera fuente de poder, de las doce que menciona en 219 páginas. Sin conocerse, de poco servirán fórmulas y herramientas de crecimiento para alcanzar metas.

10ene enfoco2 794x1024 - Hay magia en conocerte y creer en ti
Karina tenía en mente una portada con solo texto. Pero no estaba convencida. Fue su esposo quien le dijo: ‘¿Por qué no estás tú en la portada?’ El libro se trata de ti’. Dio la casualidad de que el fotógrafo Pich Urdaneta tenía disponibilidad, y casi a la primera salió esta foto. El confeti lo arroja una amiga de Karina.

Parece sencillo, pero es uno de los retos más difíciles. En sus asesorías, ella ha visto que esto cuesta mucho a las personas, alegan que no tienen tiempo o fuerzas para hacer ese ejercicio. A la propia Karina le costó, y escribir sobre su autodescubrimiento fue lo que más le costó hacer dentro del libro, pero decidió hacerlo para compartir su experiencia.

En estas páginas ella se presenta como alguien que desde niña cumplió con las expectativas que el mundo tenía para ella, hasta que no pudo más. “Cuando yo acepté quién era, con mis sombras y mis luces, pude conectar conmigo y con otras personas. Eso significó aceptar que, por ejemplo, a veces puedo ser mandona o me hago un rollo con mis pensamientos. Soy así, lo acepto. Veo qué hago con eso, pero no me quedo renegando por ello”.

Quien no se conoce, insiste Karina, hace malas decisiones de carrera, de amigos y hasta de pareja. Escuchará a quienes le dicen ‘tú no puedes hacer esto’, ‘eres mejor para esto otro’. La misma Karina a pocos días de empezar su primer taller escuchó estas palabras de una de los asesores en quien más confiaba. Le costó reponerse, pero lo hizo porque sabía quién era ella en ese momento de su vida.

¿Estás lista? Ahora, un ‘test’

La vida se compone de altos y bajos. Cuando parece estar todo resuelto —ya sabes quién eres, cuál es tu propósito— aparecen los obstáculos.

Viene lo que Karina llama un test, una prueba. A veces es una pequeña, pues todos los días pasan cosas. Otras, es una grande “que permitirá ver de qué estás hecha”, menciona.

Insiste en ser reales y auténticas con nosotras misma, dice Karina. “Hay gente que me dice ‘es que yo no soy influencer’ y le digo ‘eres influencer de quienes te rodean. Con tu ejemplo, tu manera mirar las cosas o de comentar influyes sobre los demás”.

El libro comparte doce fuentes de poder divididas en grupos: claridad, empoderamiento y balance.

10ene enfoco4 - Hay magia en conocerte y creer en ti
Asistentes a la presentación del libro, que se realizó en El Hombre de la Mancha de Multiplaza.

En el último apartado escribió una de sus partes favoritas: el sistema de soporte.
Escribe que si se espera recibir ayuda, hay primero que aprender a darla.

“Para crear un sistema de soporte sólido y real tienes que entregar de ti, aunque eso te cueste. Algún día recibirás ese mismo apoyo, aunque no sea de la misma persona a la que ayudaste”, afirma.