Yesibel betancourt - Mi reto saludable durante la cuarentena
He aquí mi relato, pues no hay secretos, ni mucho menos magia.

La mayoría de las amistades con las que me comunico, me cuentan casi al borde de la desesperación, que se han ganado su buen par de libras en estos meses de pandemia.

Incluso yo, subí 10 libras al mes siguiente de saber que habían suspendido mi Contrato de Trabajo, porque todo lo canalicé vía la comida sin control. Sin embargo, perder peso y llevar un estilo de vida saludable durante la cuarentena sí es posible.

Soy prueba de ello y allá afuera, hay otras personas que también lo están logrando. Ya en un artículo previo les había contado que me iba a inscribir en un “Healthy Challenge” (que incluye Nutrición, Cocina Saludable y Psicología), pues lo hice. De mayo a julio he perdido
13.6 libras y saben algo: voy por más. Porque me encanta cómo me siento, se han ido los dolores en mis rodillas y ni hablar de esa sensación cuando vuelves a ponerte algo que ya te habías resignado a guardar en el baúl de los recuerdos.

Una persona muy querida me dijo, “me gustaría saber cómo lo lograste”. La pregunta se quedó rondando mi cabeza y me sirvió para recopilar cada acción. He aquí el relato, pues no hay secretos, ni mucho menos magia.

Todo empieza con una decisión. Luego, buscar la ayuda de profesionales de la Nutrición porque cada ser humano es único. Tenemos necesidades distintas. No es lo mismo hombres que mujeres, tampoco es lo mismo una chica en sus 20 años que una señora de las cuatro décadas… más allá de eso, están los antecedentes familiares, con en mi caso, las enfermedades cardioasculares.

Sí, hay que invertir en uno mismo, en nuestro bienestar. Toca aprender a comer en porciones, por ende, adquirir tazas de medir (así como hay de diferentes colores, también hay variedad de precios, se encuentran hasta por menos de $5.00, en los supermercados y farmacias) y una balanza para los alimentos (de igual forma hay variedad de precios).

Yesibel3102 - Mi reto saludable durante la cuarentena
Invertí en tazas, las hay de distintos precios, para medir las porciones.

Contar con una Red de Apoyo es genial, personas que entrenen contigo, te den ánimos, que cuando tan siquiera pienses en hacerte trampa te digan “¿por qué vas a comer eso?”. Pero saben algo, si esa red no existe no importa. Si a tu alrededor hay personas que
intentan sabotear tu proceso, ordenando comida rápida u ofreciéndote cervezas; cero stress y que ello nos sirva para desarrollar autocontrol.

Llevar un registro de nuestro peso semanalmente es buena idea, al igual que escribir, llevar una especie de diario sobre cómo nos sentimos sirve de escape. El cardio ayuda, y mucho, a que disminuya el estrés o la ansiedad. Los especialistas dicen que liberamos endorfinas, que disminuyen el dolor emocional. Busca lo que te guste más: caminar (no hay excusas, conozco chicas que se van al estacionamiento de sus edificios y allí lo hacen), bailar es otra opción deliciosa (mi favorita). Te dejo este dato: cada tarde, a las 5:30 PM, Renee Alejandra –sí la Reina de Calle Arriba de Las Tablas 2004- ofrece clases gratuitas de Zumba, empezó con Instagram (IG) Live, luego se pasó a Zoom y ahora mantiene una mezcla de ambos. Tiene una energía impresionante, lo mejor es que te la contagia.

Como en todo, la organización es vital. Planificar los menús y tener variedad de frutas y vegetales, acorde al plan alimenticio que te hayan asignado. De igual forma, para encontrar el momento en el día y entrenar, de acuerdo a tus objetivos (perder peso o ganar masa muscular).

31julyesibel02 - Mi reto saludable durante la cuarentena
Ejemplo de merienda: 10 pepitas de marañón y piña.

Mentiría si les digo que mantener la motivación es cosa sencilla. Hay días que salir de la cama cuesta, más si llueve. Cuando la pereza pretenda hacernos flaquear, toca recordar por qué empezamos. Hay semanas que no pierdes ni una libra o solo gramos y aparece el
gusanito de la frustración. Por ello, me gustaría cerrar con esto: sí, somos más que un número en la balanza o en la cinta métrica.

Cambiar para bien se debe hacer por convicción y disfrutar cada logro por pequeño que parezca; hacerlo pensando en el bienestar y sin perder de vista que los procesos toman tiempo.

31julyesibel01 - Mi reto saludable durante la cuarentena