Al hablar de menstruación, la asociación más inmediata es la del uso de toallas sanitarias y  tampones. Pero hay un producto que en Panamá aún no es tan conocido, pero que está cambiando la manera en que las mujeres viven su menstruación. Se llama la copa menstrual.

Es un recipiente de goma o silicona que, al igual que el tampón,  se inserta en la vagina para retener el flujo.

¿Cómo se pone? ¿Duele? ¿Es higiénico? ¿Se te puede quedar metido adentro? son las preguntas que suelen saltar a quienes oyen por primera vez de ella, y algunas forman parte de los mitos que existen a su alrededor.

Lo cierto es que la primera patente de esta herramienta se remonta a principios del siglo XX. El Museo de la Menstruación y Salud de la Mujer en Maryland (EU) asegura que ya existían rudimentarias copas menstruales desde 1867. No obstante,  en 2000 se fabricó la primera hecha de silicona.

copa4 1024x644 - La revolución de la copa: Adiós toallas y tampones

Para el  ginecólogo y obstetra Ernesto Álvarez, el uso de la copa depende mucho de las preferencias e idiosincrasia de cada mujer, pero desde el punto de vista científico, médico y ambiental, es una buena alternativa.

¿QUÉ ES?

La copa menstrual es un recipiente flexible hecho de silicona médica que se introduce en el interior de la vagina (igual que un tampón) durante la menstruación para recoger el flujo. Se utiliza  durante todo el ciclo.

¿CÓMO SE UTILIZA?

Antes de usarla, debes hervirla durante 5 minutos para esterilizarla. Luego te lavas muy bien las manos y mojas la copa con agua o lubricante para facilitar su introducción, dóblala a la mitad e introdúcela en la vagina con la apertura hacia arriba. Puedes hacerlo de pie, sentada o en cuclillas, lo importante es sentirte cómoda y estar relajada en el proceso. Una vez que tengas la copa, esta se abrirá y podrá recoger tu flujo sin necesidad de usar una toalla higiénica o un protector.

¿ES CÓMODA?

Si se aprende a utilizar correctamente es imperceptible. La mayoría de las usuarias están satisfechas, comenta el doctor Álvarez.

¿CADA CUÁNTO DEBO RETIRARLA?

Dependiendo de la cantidad de flujo, se puede llevar de 10 a 12 horas continuas.

copa3 1024x682 - La revolución de la copa: Adiós toallas y tampones

¿CÓMO SE RETIRA?

Para retirar la copa debes tener muy limpias tus manos, alcanzar el extremo de la copa y apretarla levemente para eliminar el efecto de succión, una vez la succión esté eliminada puedes halar suavemente la copa hasta que salga. También puedes ayudar haciendo un poco de presión con tus músculos pélvicos. Vacía su contenido en un inodoro, lávala con un jabón neutro y está lista para volver a usarse.

¿CUÁLES SON SUS BENEFICIOS?

El silicón con que están hechas la mayoría de las copas menstruales, no altera el PH vaginal, lo cual a la larga ayuda a prevenir infecciones. No genera basura, por lo cual es amigable con el medio ambiente, y es más económica a la larga al no tener que adquirir toallas o tampones cada mes. El doctor Ernesto Álvarez recalca la baja tasa de infección e irritación en el área genital con el uso de la copa.

¿CUÁLES SON SUS DESVENTAJAS?

Desde el punto de vista del ginecólogo, las desventajas principales provienen de la falta de conocimiento de la anatomía genital y del flujo menstrual. Es importante aprender a colocarla bien para evitar derrames, dificultades en su colocación y problemas para retirarla. Después de aprender a usarla bien, esas dificultades desaparecen.

copa2 1024x682 - La revolución de la copa: Adiós toallas y tampones

¿TENGO FLUJO ABUNDANTE, PUEDO USAR LA COPA?

Es una muy buena solución para menstruaciones abundantes, ya que almacena más sangre que las toallas higiénicas o tampones. Dependiendo de tu flujo tendrás que vaciar tu copa con mayor frecuencia, esto lo irás aprendiendo cuando empieces a usarla.

¿ME PUEDO ‘MANCHAR’?

Sí, pero no deberías. Una copa de talla adecuada y bien puesta no debería permitir ninguna filtración. Puede ser que la copa no esté bien puesta, o que estés usando una talla que no es para ti.

¿CÓMO HAGO SI TENGO QUE IR AL BAÑO?

No es necesario que te la quites, ya que la copa estará  dentro de tu vagina y la apertura de la uretra (por donde sale la orina) está ubicada en la parte superior de la vulva.

¿DÓNDE LA GUARDO?

Finalizada la menstruación esterilízala: Coloca tu copa menstrual en un cazo y cúbrela completamente de agua y que no esté más de 5 minutos de ebullición. Una alternativa súper cómoda y segura es usar un esterilizador para microondas o las pastillas esterilizantes. Después puedes guardarla en una bolsita de tela hasta tu siguiente menstruación, donde deberías volver a esterilizarla.

copa1 1024x682 - La revolución de la copa: Adiós toallas y tampones

¿ES COMPATIBLE CON MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS?

El Doctor Álvarez explica que la copa se puede utilizar con todos los métodos anticonceptivos, incluyendo los DIU (dispositivos intrauterinos). Destaca que es importante entender que aunque tapa el cuello del útero y parte de la vagina, la copa menstrual no es un método anticonceptivo.

¿SON TODAS IGUALES?

No. Hay diferentes talla y muchas marcas. Los materiales que deberías buscar son: silicona quirúrgica, látex o TPE.

¿CÓMO HA REVOLUCIONADO LA COPA MENSTRUAL?

Aunque parezca irreal, comprar toallas sanitarias cada mes no es económicamente posible para miles de mujeres en el mundo, afectando esto principalmente a niñas que faltan al colegio durante su menstruación, al ser la copa una opción reutilizable elimina la necesidad mensual de adquirir toallas.

¿DÓNDE LA PUEDO COMPRAR EN PANAMÁ?

En Luna Nueva Panamá, Muy Lila o Creaciones Abyayala.

Fuentes:

Cleveland Clinic’s Women’s Health Institute.
UNFPA “EXPANDING THE POSSIBLE”