Miss Venezuela 2019 1  - Un austero Miss Venezuela premia la belleza sin tallas
Thalía Olvino, la nueva Miss Venezuela. Representó al estado Delta Amacuro.

La única medida que se conoce de Thalía Olvino es su altura: 1,78. Que sea 90-60-90 dejó de importar en el Miss Venezuela. Esta joven de 19 años, estudiante de mercadeo, fue premiada este jueves en un certamen modesto, en el que por primera vez no se mencionaron tallas de las candidatas en un intento por celebrar una “belleza real”.

Olvino, representante del estado Delta Amacuro, vestirá en diciembre la banda de este país fábrica de reinas de belleza en el Miss Universo, que ya ganó en siete oportunidades.

“Esto lo hice con todo mi corazón y entrega”, dijo la “soberana” al recibir la corona de Isabella Rodríguez, una joven de la empobrecida barriada caraqueña de Petare, que concursará en el Miss Mundo. “Gracias a Dios, a mi familia. Los voy a llevar con todo el orgullo del mundo”, añadió.

Miss Venezuela 2019 2 - Un austero Miss Venezuela premia la belleza sin tallas
Thalía en el desfile de traje de baño, donde por primera vez no se mencionaron las medidas.
Miss Venezuela 2019 3 - Un austero Miss Venezuela premia la belleza sin tallas
En la presentación de traje de gala.

Melissa Jiménez, candidata por el petrolero estado Zulia, representará a Venezuela en el Miss International.

En una apuesta por una “belleza diferenciada”, la organización había prometido un certamen con menos bisturí y dietas extremas, precisamente lo que caracterizó a la “fábrica de misses” por muchísimos años.

El Miss Venezuela estuvo involucrado el año pasado en un escándalo de supuesto proxenetismo y favores sexuales que vinculó a exmisses con millonarios cercanos al gobierno.

El incidente llevó a la renuncia de Osmel Sousa, conocido como el “zar de la belleza” y organizador del evento por cuatro décadas, que siempre negó cualquier relación con la práctica. Sousa, ahora organizador del Miss Argentina y Miss Uruguay, era un abierto defensor de las dietas y cirugías para llegar a las “medidas perfectas” 90-60-90.

No hubo medidas, pero sí desfile en traje de baño, una sección que ha sido criticada por movimientos feministas y que fue eliminada de concursos como el Miss America de Estados Unidos. Mientras las candidatas caminaban en bikini por la pasarela, donde un hombre cubierto con un curioso traje de arbusto les entregaba una rosa, los presentadores cambiaron tallas por los adjetivos que usaron las candidatas para definirse a sí mismas: “centrada”, “segura”, “espontánea”, “responsable”, “amorosa”, “independiente”…

Olvino, que vistió un bañador color fucsia, destacó su “determinación”, “excelencia” e “iniciativa” sus principales cualidades personales. “El Miss Venezuela evolucionó y sirve para empoderar a las mujeres”, dijo en la ronda de preguntas Melissa Jiménez.  “Una mujer puede inspirar a otros para que sigan sus sueños (…). El empoderamiento femenino es muy importante”.

El evento de más larga tradición en la industria venezolana del entretenimiento, que sirve de escape para muchos venezolanos, fue austero, lejos de aquellas apoteósicas producciones de años atrás cuando se organizaba en el Poliedro de Caracas, que tiene un aforo para 20.000 personas. Hoy se hace en un modesto estudio de la televisora Venevisión, con capacidad para unas 200.

La directiva aseguró que tenía limitaciones de recursos para montar el show, en medio de la peor crisis de la historia reciente de Venezuela, con hiperinflación y una economía reducida a la mitad.

Varias reinas de belleza, como Natalie Glebova y Demi-Leigh Nel-Peters, enviaron mensajes de solidaridad para estas misses en tiempos de crisis. “Este es un mensaje de esperanza para todo el pueblo de Venezuela“, dijo la canadiense Glebova.  “Quería compartir con ustedes todo el amor y apoyo que siento por todos ustedes en Venezuela que están pasando por un momento muy duro”.

 

Ellas.pa
contenido único para ti.

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos