collagesol2 1024x625 - Crónica de una rizada anunciada: 6 lecciones que aprendí de mi transición del cabello alisado al rizadoTenía once años la primera vez que un químico alisador hizo contacto con la raíz de mi cabello. Recuerdo que sentí emoción. También ardor, pero no importaba. Es que atrás quedarían los días de trenzas y dos coletas que acostumbraba a usar, y llegarían aquellos en los que podría mecer mi cabello lacio, cual cuña publicitaria de champú. Sí, era como una transición.

Ahora tengo 27 años. Hace un año y tres meses fue la última vez que la raíz rizada de mi cabello quedó silenciada por un alisado. Empecé la transición, proceso en el que se deja de alisar el cabello para dejar crecerlo en su textura rizada natural.

Dos años antes mi mamá había dado este paso. Ver su ejemplo me dio valentía para hacerlo. Porque sí, dejar de lucir como lo has hecho desde los once para tener una apariencia que muchas veces atrae miradas de desaprobación, requiere valor.

En un año he conocido más sobre mi cabello que en los últimos 15. Desde mi experiencia, comparto las lecciones que me ha dejado mi transición, esta vez del cabello alisado al natural, aclarando siempre que cada recorrido es distinto, pero no deja de ser uno que podemos recorrer juntas.

Mi tipo de rizo:

tipos de rizosDanais - Crónica de una rizada anunciada: 6 lecciones que aprendí de mi transición del cabello alisado al rizado
Sistema de Escritura de Cabello de Andre Walker. Imagen de Danais Naturals Cosmetics.

Al empezar la transición, me encontré en Google con una tabla muy popular que clasifica al cabello en cuatro grupos según su textura.

El Sistema de Escritura de Cabello, creado por el estilista Andre Walker en la década del noventa, enumera los tipos de cabello de 1 al 4. El tipo 1 es el pelo lacio; tipo 2, ondulado; tipo 3, rizado; y tipo 4, afro. A su vez, estos cuatro grupos se subdividen según su textura.

Conocer el tipo de rizo ayuda a identificar qué productos te pueden funcionar mejor.  También, es una guía para reconocer que muchas tenemos más de dos texturas en nuestra cabeza. Yo tengo una mezcla de 3C, (mayormente) y 4A.

Aunque este sistema de clasificación es muy utilizado, ha recibido críticas por su principio de jerarquizar los tipos de cabello, dejando por último a la textura afro.

Sielka Sánchez, activista afropanameña de las plataformas de Natural Yansi, asegura en sus redes que esta tabla se ha actualizado y se han identificado rizos hasta un tipo 10.

Para mí, esta tabla no es determinante al momento de elegir mis productos; probar distintas marcas, sí. Conocer el nivel de porosidad (la capacidad de cada hebra de cabello de absorber la hidratación) también es otro factor que influye en la correcta elección de productos.

No compararme con los rizos de Instagram

yara shahidi 1024x575 - Crónica de una rizada anunciada: 6 lecciones que aprendí de mi transición del cabello alisado al rizado
La actriz Yara Shahidi tiene rizos tipo 3C, como yo.

¿Y si empiezo a hacer la transición? La respuesta a esa interrogante vino acompañada casi de manera simultanea con una visita a Youtube. “Transición a cabello afro” escribí en el buscador.

Buscaba videos de mujeres con rizos 3C. En sus contenidos aprendí diversas técnicas para definir el pelo o el orden para aplicar los productos.

Probaba lo que veía en los videos. También, inconscientemente, me formaba ideas de cómo quería que luciera mi cabello. Porque, vamos, en redes sociales se ven los rizos más hermosos, hidratados y definidos posible.

Poco a poco me di cuenta que, por diversos motivos, lo que veo en internet, aun si el cabello que veo en la pantalla se parece al mío, no quiere decir que funcionará igual para mí. En Youtube, por ejemplo, aprendo mucho sobre técnicas para definir los rizos y me entero de novedades. El contenido disponible en esta plataforma es muy valioso y, en mi caso, me alentó a dar el paso a la transición.

Entendí que puedo tomar referencias de otras, pero no formarme expectativas ni compararme con ellas. Cada cabello es distinto y hermoso.

youtube 525x1024 - Crónica de una rizada anunciada: 6 lecciones que aprendí de mi transición del cabello alisado al rizado

Adiós a los productos de supermercado

Afro love 838x1024 - Crónica de una rizada anunciada: 6 lecciones que aprendí de mi transición del cabello alisado al rizado
Productos para rizos de la marca Afro love.

Cuando me alisaba, utilizaba champú, tratamiento y acondicionador que adquiría en la farmacia o supermercado ¿Leer las etiquetas con el listado de ingredientes que contenía el producto? Jamás lo hacía (y se notaba). Mi cabello usualmente estaba seco y débil por usas productos con fórmulas muy fuertes.

Desde que volví a los rizos, se que mi champú debe ser lo más limpio posible; es decir, no debe contener sustancias como sulfatos, parabenos, siliconas o aceites minerales que comprometan la hidratación y forma natural de los rizos. Estos productos no suelen venderlos en los supermercados ni farmacias locales. Afortunadamente, muchas emprendedoras panameñas venden estos productos en sus pequeños negocios por redes sociales.

Hasta ahora, mis marcas favoritas para rizos son la dominicana Afro Love, Yellow y la marca panameña Danais Naturals Cosmetics. Todos estos productos son de consistencia ligera. Por lo tanto, mediante las pruebas que hecho con distintas marcas, concluyo que mi cabello prefiere estas fórmulas.

Siempre es mejor acudir a un profesional

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Ella está en transición sin problemas Reconciliación de texturas semanalmente disfrutando del proceso #cabellosrizados #cabellonatural #afropty #soymiroslava @statushairclub

Una publicación compartida por Miriam Monrroy (@statushairclub) el

¿Cómo saber si mi cabello necesita champú con sulfato o si los productos espesos o ligeros me funcionan mejor? Una estilista profesional sabrá responderte a estas preguntas y te hará saber las necesidades específicas de tu cabello.

La mirada de una profesional te brindará conocimiento. En mi caso, mi estilista me enseñó a probar marcas diferentes cada vez que se me acaben los productos. Mi cabello me irá indicando qué le gusta y que no. ‘¿Comes todos los días lo mismo? No, así mismo el cabello necesita alimentarse de distintas maneras’, me dijo en una de nuestras citas para explicarme este principio.

En Panamá, existen varios salones de belleza especializados en cabello afro. Status Hair Club, de la estilista Miriam Monrroy, y Nina Rizos Salón, en Colón, son algunos de ellos.

No tenemos que ser adictas a los productos

De no ser por seguir el consejo de mi estilista, estaría comprando productos que no necesito.

A ver, que en redes sociales observo videos de mujeres rizadas hablando sobre sus cabellos, pero no dejo de mirar que detrás de ellas hay una estantería repleta de champús, acondicionadores, leave-in, geles, cremas de peinar, activadores de rizos, tratamientos, mascarillas, fijadores, aceites, mezclas, menjurjes, etc. Sí, hay productos para todas las necesidades curly y eso es una gran ventaja, pero eso no quiere decir que tu tipo de cabello necesite de todo lo anterior.

Mi estilista me puso los pies sobre la tierra. Luego de analizar mi cabello y ver cómo reaccionaba a uno que otro producto, me enumeró lo que mis rizos necesitan para definirse (muchos menos de los que pensaba) Cada melena es y tiene necesidades distintas.

Auto reconocimiento

collagesol3 1024x1024 - Crónica de una rizada anunciada: 6 lecciones que aprendí de mi transición del cabello alisado al rizado
Un recorrido por mi transición.

Mi transición empezó por motivos de salud capilar. También por el hartazgo de ver cómo mi cabello se debilitaba cada vez más a causa de los químicos y la esclavitud al blower. Es que si no me estiraba el pelo, no me sentía arreglada. Al escribir estas líneas, aun me sorprendo con las ideas con las que crecemos las mujeres afro.

Le di, con mucho amor, la bienvenida a los rizos que no veía desde los once años. Es que el regreso de tu pelo afro no solo viene con un cambio de apariencia; también con un despertar mental y emocional guiados por la aceptación y el orgullo.

Con esto mi mente viajó al principio de todo: ¿Por qué me alisaron el cabello? ¿por qué todas las mujeres con cabello afro en mi familia lo hacen? ¿por qué sentimos la necesidad de hacerlo para encajar y no sentirnos diferentes a una norma? ¿Por qué a a los afrodescendientes se les ha internalizado que su cabello natural es malo? ¿Por qué una niña de once años siente emoción cuando le van a alisar su cabello por primera vez y podrá parecerse, aunque sea un poquito más, al tipo de belleza que ve en la televisión?

Las respuestas a estas dudas pueden ser incómodas para muchos. Vienen con una carga histórica y social que he reconocido y eso me aporta conocimientos sobre las luchas de las personas negras, que nos tenemos que defender hasta con nuestro cabello.

Hace cinco meses, cuando finalmente corté las hebras alisadas que tenía en mi cabello, me sentí libre. Las personas a mi alrededor lo notaban y se alegraban por ello. De haber podido abrazar mis ricitos al verlos de nuevo después de 15 años, lo habría hecho. Son tan hermosos, tan míos. Son un reflejo de mi herencia familiar, de mi identidad; veo como la historia negra los recorre y en ello, está mi orgullo robusto de ser afrodescendiente.