24be13d02735158fc72ffa2abd2dd01b - Un segundo gato en casa

Quienes convivimos con gatos sabemos de las  inumerables virtudes que tienen como compañeros, además de todos los atributos estéticos y plásticos, que como una obra de arte viviente nos endulzan los sentidos con solo mirarlos.

Es usual que las personas amantes de los gatos tengan más de uno, ya que son animales casi adictivos, y esto no es una apreciación personal, sino una realidad  de quienes en el mundo animalista son llamados gateros.

La decisión de incorporar un segundo gato a la familia despierta bastantes incógnitas, y una de las principales es si el animal que ya tenemos se beneficiará de algún modo con la presencia de un igual, o si solo traerá problemas de competencia y territorialidad.

Aunque el gato es un animal solitario, tener la posibilidad de manejar sus códigos con un igual aportará motivaciones a su vida, pero el éxito de esta relación dependerá del mediador humano, quien deberá tomar ciertos recaudos para lograr a futuro una convivencia en paz y disfrutable para los felinos y las personas que con ellos conviven.

La presentación jamás se debe hacer de golpe. Gradualmente, tendremos que familiarizar a los dos felinos hasta lograr que la presencia mutua deje de ser una amenaza, sobre todo para el gato que ya vive en la casa, quien se sentirá invadido por un extraño en su territorio.

Hay diferentes metodologías para lograr el objetivo, pero en todos los casos la presentación química es fundamental, ya que el olor de las feromonas es la principal documentación que porta cada gato para ser recononocible.

Antes de ingresar con el nuevo visitante, es recomendable primero traer solo su olor. Para esto  deberá frotarle un trapo en la cabeza y mejillas, donde se encuentran la mayor cantidad de feromonas, y pasarlo por la misma zona del gato que ya tenemos, repitiendo alternativamente esta acción. De esta forma, iniciaremos un vínculo de reconocimiento a través del olfato, sentido fundamental en esta especie.

 

CÓMO SEGUIR CON LA PRESENTACIÓN

506db22e9a49a28e7907fccca904d7df - Un segundo gato en casa

Una vez hecha la presentación química, ingresaremos con el nuevo integrante, siempre en una caja transportadora, y lo llevaremos a algún lugar de la casa donde podamos aislarlo del que ya está adentro.

Si no cuenta con espacios seguros, el baño es una opción utilizada por muchos. En este sitio colocaremos una caja de arena, plato, algún juguete, y dejaremos que la interacción por olores se siga produciendo, esta vez con la presencia física, aunque todavía no visible.

Intercambiar un puñado de arena entre cajas cada tanto también puede contribuir a acelerar el proceso. Para lograr una asociación positiva entre los dos felinos, al momento de comer podemos colocar cerca del plato un trapo con el olor del otro. Esta acción se debe practicar en los dos animales, recordando que las feromonas útiles se consiguen frotando la tela en la zona de la cabeza.

En el transcurso del proceso, que habitualmente tarda de 10 a 15 días, puede intercambiar por intervalos cortos los espacios donde cada gato vive.

 

EL MOMENTO DE ENCONTRARSE CARA A CARA

3875e6bb70fbac6ac091b5642c40b104 - Un segundo gato en casa

Pasada la etapa inicial,  y con suma tranquilidad, podemos hacer por primera vez que los gatos se vean. En primera instancia, se traerá al último incorporado en su caja transportadora, dejando que se huelan. Posteriormente abriremos la caja y dejaremos que comience la interrelación. No se frustre, ya que no se produce en forma mágica. Inicie juegos compartidos con objetos móviles, que desfocalizará a los felinos del estrés inicial del encuentro. En el mercado existen feromonas felinas en diferentes formas que ayudarán en este proceso, que generalmente culmina con una buena convivencia, o por lo menos, gran tolerancia.

 

Contenido relacionado

ellas.pa exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos