Roberto Moreno ha arbitrado partidos nacionales e internacionales desde 1988. El 10 de junio se publicará en la página oficial de la FIFA a qué partidos ha sido designado durante el Mundial Brasil 2014.

Última oportunidad. “Después del Mundial se inicia un proceso que dura tres años. Inmediatamente empiezan las evaluaciones de los árbitros en cada confederación para luego sacarlos; en el Mundial de 2010 también fui candidato. Para ir,  se sacaron entre más de 800 árbitros a 52 preseleccionados. Para entrar a la FIFA la edad máxima es de 45. Todavía me queda un año y medio de fútbol, pero  ya no alcanzo a la siguiente Copa del mundo”.

Probándose para el Mundial. “Para llegar al Mundial tienes que ser un árbitro élite de tu país, estar dentro de los mejores de Centroamérica, y después confirmar que eres uno de los mejores árbitros del área de la Concacaf. Pero eso lo refuerzas con tu trabajo, porque a todos les dan oportunidad. La personalidad,  la forma de controlar un partido y la experiencia sirven mucho. Todos estos requisitos te hacen valer para ser candidato. En este proceso hicimos tres seminarios. En cada uno hubo un examen médico, de resistencia y la tercera prueba es de trivias, totalmente en inglés”.

Entrenamiento riguroso. “La FIFA envía el plan de entrenamiento que viene con recomendaciones. Debemos tener un preparador físico y fisioterapeuta, además de un terreno adecuado para entrenar. Desafortunadamente [en Colón] no contamos con un instituto o infraestructura apropiada. Tengo que salir todas las mañanas  con un chaleco reflector a correr en la carretera  y utilizar las lomas para poder mejorar mi rendimiento”.

Apoyo del Municipio. “Yo trabajaba en el área legal del Municipio de Panamá; antes se me hacía más difícil conseguir permisos para los viajes, pero cuando se enteraron de que era árbitro me brindaron las facilidades. Me trasladaron a la gerencia social, en la sección de deportes, donde consideraron que sería más útil. Allí tengo que arbitrar partidos y dar charlas de motivación en las escuelas. No pertenezco a ningún partido político, pero tengo que reconocer que me han apoyado con los permisos”.

Preparador de árbitros.  “Necesito que haya otras personas jóvenes que aprovechen y se vayan consagrando para que puedan aspirar también a una Copa del mundo. Si yo me quedo en el arbitraje y hay un partido difícil, la confederación no va a dudar en llamarme y le voy a quitar el espacio a esos jóvenes que están esperando.
Lo que queda de este año y el próximo lo voy a tomar para seguir preparándome, porque hay ofertas de trabajo como instructor en el área. Para que el próximo año cuando  haya un partido y ya Moreno no esté,  obligue  a los dirigentes a tomar en cuenta a esos jóvenes que también aspiran y no quitarles la oportunidad”.