Foto: La Prensa/ Eric Batista

Hasta el momento se han registrado seis muertes en el país por dengue y miles de casos se han reportado desde finales de 2013; esto  llevó a que el Ministerio de Salud (Minsa) determinara en diciembre de 2013 que estamos antes una epidemia del virus.

El médico especialista en urgencias Oliver Paredes (labora en el hospital Santo Tomás y la Caja de Seguro Social), sostiene que la población está muy alarmada por las muertes registradas por dengue, y reconoce que  es cierto que hay más casos  de lo usual para estas fechas, pero “hay más muertes por accidentes cerebrovasculares y nadie se alarma por eso. Hay que conocer el dengue para no tenerle temor y estar pendiente de eliminar los criaderos del mosquito”.

Paredes considera que cuando cesen las lluvias, disminuirán los casos.

Hablemos de…  El dengue es una infección viral transmitida por la picadura de las hembras infectadas de mosquitos Aedes aegypti. Hay cuatro serotipos de virus del dengue (DEN 1, DEN 2, DEN 3 y DEN 4).

La infección causa síntomas gripales y en ocasiones evoluciona hasta convertirse en un cuadro potencialmente mortal, llamado dengue grave.

El médico comenta que puede darse que el serotipo 2 presente síntomas más fuertes que el serotipo 1, pero lo cierto es que cada vez que a un paciente le repite el virus, este presentará síntomas más intensos.

Asimismo, es cierto que una vez que se ha padecido de un serotipo de dengue, se desarrolla una inmunidad a ese virus, pero los mosquitos no suelen picar con el mismo serotipo que ya se padeció, de manera que no hay que considerar que el riesgo disminuyó.

Foto: La Prensa/ Maydeé Romero Sprang

Señales de riesgo. Los síntomas aparecen de 3 a 14 días después de la picadura infectiva.

Suelen ser similares a los de un resfriado común, con dolor en los músculos y las articulaciones, dolor detrás de los ojos y ojos enrojecidos,  presenta fiebre elevada (40 °C)  en el 90% de los casos, vómitos, diarreas, agrandamiento de ganglios linfáticos o sarpullido.

Ante la aparición de las señales debe acudir al médico inmediatamente y este debe sospechar que es dengue y recetar las pruebas necesarias.

Para confirmar el diagnóstico, el médico recomendará una prueba rápida de sangre; de resultar negativa hay que dar un seguimiento de tres días y hacer nuevamente la prueba para descartar, pues dice Paredes que las primeras pruebas pueden dar un falso negativo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala en su nota descriptiva N° 117, que el dengue grave es una complicación potencialmente mortal. Los signos se presentan entre 3 y 7 días después de los primeros síntomas y se acompañan de un descenso de la temperatura corporal (menos de 38 °C) y son los siguientes: dolor abdominal intenso, vómitos persistentes, respiración acelerada, hemorragias de las encías, fatiga, inquietud y presencia de sangre en el vómito.

Paredes destaca que hay que prestar especial atención a los pacientes diabéticos, hipertensos y con enfermedades renales, ya que en  ellos el virus puede ser muy peligroso.

Si hay un enfermo con dengue en casa, debe usar mosquitero para evitar que los mosquitos lo piquen y sigan esparciendo el virus.

La Prensa / Eric Batista

Para controlarlo. El Minsa ha intensificado la campaña para la eliminación de los criaderos de mosquito; esto incluye eliminar correctamente los desechos sólidos y los posibles hábitats artificiales; cubrir, vaciar y limpiar cada semana los recipientes en los que se almacena agua para uso doméstico, así como bandejas de macetas y de escurridores de platos.

Además, el Minsa también pide a la población que denuncie la existencia de criaderos al 311, de Atención Ciudadana o en la página web del Minsa, http://www.minsa.gob.pa/

La OMS señala que el mosquito Aedes aegypti vive en hábitats urbanos y se reproduce principalmente en recipientes que recogen agua.

A diferencia de otros mosquitos, este se alimenta durante el día; los períodos en que se intensifican las picaduras son al principio de la mañana y al atardecer, antes de que oscurezca.

El médico Oliver Paredes recalca que la única manera de controlar el dengue es eliminar los criaderos y que los remedios caseros (como el de clavo de olor y limón) que circulan por internet no son recomendados por la OMS.