Cuarto de lactancia de la Cervecería Nacional.

 

De acuerdo con el Artículo 114 del Código de Trabajo, “todo empleador que ocupe en el local o lugar de trabajo más de veinte mujeres, quedará obligado a acondicionar un local para que las madres alimenten sin peligro a sus hijos. Este acondicionamiento se hará dentro de las posibilidades económicas del empleador, a juicio y con el visto bueno de la Dirección General o Regional de Trabajo”.

 

A pesar de que la legislación existe, en Panamá son muy pocas las empresas, menos de 10, que cuentan con cuartos de lactancia para que sus colaboradoras puedan satisfacer la lactancia materna de sus bebés, por lo menos durante seis meses, que es el tiempo mínimo recomendado.

 

Diego Ferrer, gerente de mercadeo de Ferval Pharmaceutical, explica que poner un cuarto de lactancia en una empresa no es complicado, siempre que haya la voluntad para hacerlo, y bien lo sabe, pues ellos han asesorado y montado varios cuartos de lactancia corporativos.

 

Destaca que para esto no se requiere gran cosa, una habitación privada con lavamanos o fregador, una nevera pequeña y sillas cómodas. Sin embargo, Ferrer reconoce que lo que más le cuesta a las empresas es encontrar el espacio.

Por otro lado, afirma que estos cuartos se han convertido en fichas clave para hacer más atractivo un lugar de trabajo, ya que con la entrada de trasnacionales al país el mundo laboral es más competitivo.

 

Igualmente, Ferrer señala que las empresas pequeñas no necesitan tener un cuarto permanente de lactancia. Puede ser que la mujer que esté amamantando sea ubicada en una oficina para ella sola con una nevera, o poner un biombo o mampara en un cuarto de reuniones para que tenga algo de privacidad, y colocar una refrigeradora pequeña en su escritorio.

 

 

COPA AIRLINES

 

Quiriat Iturralde de Marín, gerente de programas de ingresos de Copa Airlines, se propuso amamantar a su hijo por un año, y hasta ahora durante  siete meses ha podido cumplirlo. Ella lo atribuye en parte a que ha contado con un espacio en su trabajo para poder extraer la leche.

En el momento en que Copa Airlines mudó sus oficinas de la avenida Justo Arosemena a Costa del Este, en 2006, pensó en tener un cuarto de lactancia, explicó Laura Plata, directora de Bienestar Corporativo y Comunicaciones de Copa.

Reconoce que la sala ha sido muy utilizada. “Ves a chicas que van con sus fotos de bebés o con sus laptops para seguir trabajando. Permite a las mamás mantener ese lazo, y tanto hombres como mujeres aprecian este tipo de beneficio”, reconoce Plata.

 

Quiriat Iturralde de Marín, gerente de programas de ingresos de Copa Airlines.

 

7e52674c1184b8cf43c4eba84cdb54d6 - Lactancia en la oficina

 

 

BANISTMO

 

Benilda García, del departamento de Recursos Humanos de Banistmo, detectó algo interesante. Haciendo una revisión del personal, notó que en la sucursal del banco en Plaza Edison el 60% de su personal corresponde a mujeres y de estas el 93% está por debajo de los 45 años, es decir, en plena edad reproductiva, por lo que no era de extrañar que hubiesen más de 6 embarazadas casi al mismo tiempo.

Así, se reconoció una necesidad y hace poco menos de un mes inauguraron dos salas de lactancia, una en Banistmo de Plaza Edison y otra en Plaza Carolina. García espera poder establecer otro en la casa matriz del banco en Marbella.

 

Después de un trabajo de concienciación con el personal, los empleados se pusieron de acuerdo para encontrar un lugar y se transformó un cuarto de reuniones en uno para las mamás.

Adelina Carrión tiene 10 años en el banco y después de tres hijas adolescentes, va a tener al más pequeño. Esta será la primera vez que pueda aprovechar este beneficio, pues en sus embarazos anteriores la sala no existía, y como reside en La Chorrera no había posibilidad de ordeñarse en casa o ir a dar pecho. Le emociona compartir esta experiencia con sus otras compañeras que están en la dulce espera, como Darielys Reluz, que tendrá una niña.

 

Adelina Carrión junto a Darielys Reluz en el sala de la sucursal de Banistmo en Plaza Edison.

 

dd588e396ed0eba69e81c17c38a61fa0 - Lactancia en la oficina

 

 

NESTLÉ CENTROAMÉRICA

 

Desde 2008, Nestlé Centroamérica cuenta con un cuarto de lactancia en sus oficinas principales en Panamá, comenta Anna Elisa Castillo, directora de Recursos Humanos, como parte de sus iniciativas corporativas, entre ellas la equidad de género.

También tienen en las oficinas de Natá, Coclé, y Parque Sur, Juan Díaz; Guatemala, Costa Rica, El Salvador y Honduras.

Dice Castillo que solo de 2013 a 2014, seis colaboradoras han usado la salita, y organizan  horarios para utilizarla.

 

Entre las colaboradoras de Nestlé que han aprovechado la sala están Milagros Vega y Karim Muñoz.

Vega tiene un bebé de cuatro meses y está tratando de prolongar la lactancia usando la habitación. Asegura que ha visto cómo amigas suyas han desistido de amamantar  por no tener las condiciones en sus trabajos para ordeñarse.

Por su parte, Muñoz ha utilizado la salita para continuar la lactancia de sus dos hijos, el mayor de dos años y la pequeña de siete meses.

 

Karim Muñoz, Anna Elisa Castillo y Milagros Vega, de Nestlé. LA PRENSA/ Oliver Meixner

 

7caaa3873be4cc8ceca51924e808b7ca - Lactancia en la oficina

 

 

CERVECERÍA NACIONAL

 

“Nosotros somos unos convencidos de que las mujeres tienen mejor desempeño [laboral] y que tienen mayor compromiso con la organización. Queremos más mujeres trabajando en Cervecería Nacional”, afirma Pablo Uribe, vicepresidente de Recursos Humanos, y es por ello que han establecieron una sala de lactancia en sus oficinas centrales, que fue reinagurada hace cinco meses.

Además, Uribe se considera un creyente de los beneficios de la lactancia materna, y en ese sentido “hemos querido implementar una estrategia que no riña con el desarrollo profesional de la mujer y su rol en la familia. Ya la mujer tiene muchos retos al decidir trabajar y conformar un hogar, eso crea dificultades mayores en ella que en el hombre”.

 

Entre las colaboradoras de Cervecería Nacional que usa la sala está Nancy Medina, analista de planeación financiera. Su bebé ya tiene siete meses y ha podido alimentarla durante ese tiempo con  leche materna, que todos los días se lleva en una bolsa térmica del trabajo a la casa.

Nancy Medina, de la Cervecería Nacional, guarda sus bolsas de leche materna en la nevera.

 

 

HEWLETT PACKARD

 

El Programa de Lactancia Materna en Hewlett Packard Panamá comenzó en 2011, y forma parte de sus valores proveer un lugar seguro para laborar y mantener un balance entre el trabajo y la vida diaria, dice Kathya Campos, encargada de Salud Ocupacional de la compañía.

“En mi trabajo anterior no había este beneficio y las madres tenían que encerrarse en un cubículo del baño para ordeñarse”, dice Amy González, colaboradora de Hewlett Packard. “Para las empresas es beneficioso, ya que les permite a las madres ser realmente productivas al no estar presionadas por descuidar la alimentación de sus bebés, pudiendo así cumplir los roles de madre y profesional de forma adecuada”, agrega.

 

González, madre de mellizas, afirma que el cuarto de lactancia permite que de forma cómoda y libre de estrés una madre pueda ordeñarse y obtener más leche y de mejor calidad. “En mi caso esto es muy importante porque al llegar a la casa le podía dar la leche ordeñada a una de las mellas y a la otra la alimentaba directamente. De esta manera mis dos bebés podían seguir tomando el mejor alimento para ellas: la leche materna”.

 

Amy González, de Hewlett Packard, tiene mellizas.

 

60bade225da8c7af07c7602850c81c31 - Lactancia en la oficina