Daniela González,  Anna Carolina Gelabert y Judith Corro.

¿Cómo surgió por primera vez la idea de ‘La Ex Señorita’? ¿Nombrarla  relacionándola a una canción de Rubén Blades busca, imagino, aludir a que lo contenido en esas páginas no es de “señoritas”?

Daniela: La idea de La Ex Señorita surgió de una conversación entre amigas con muchísima necesidad interior de crear algo con muy poco presupuesto y contar nuestras historias de manera honesta y cruda. El nombre surgió de una lluvia de ideas y existe como una invitación a rechazar el concepto de “señorita” y su internalización automática en nuestra identidad. Es una de esas palabras sexistas en donde no hay un equivalente para el sexo opuesto. ¿Qué tiene que hacer una mujer para que se le considere señora, posición de superior prestigio social? Casarse con un hombre. 
db2e0d23c426ca54720ece42be2b1a6a - ‘La Ex Señorita’

‘La Ex Señorita’ es un ‘zine’ (una revista pequeña y de poca difusión) feminista. ¿Cuál consideran que es el ambiente en Panamá con respecto al rol de la mujer y la arraigada idea de que ser feminista es algo malo?

Daniela: En Panamá hay desigualdad de género y de esto no hay dudas. Según el Atlas de Desarrollo Humano Local: Panamá 2015, todas las provincias pierden  54% o más de su potencial de desarrollo humano a causa de la desigualdad de género. Esto se debe a que la mujer no tiene los mismos accesos a educación, salud, seguridad y oportunidades que los hombres. Sin embargo, eso también los afecta a ellos, ya que el patriarcado también los encasilla en comportamientos y circunstancias limitantes. Para ponerlo en perspectiva: el Índice de Desigualdad de Género (IDG) en el país estaba en 0.58 en 2015 (en donde 0 es igualdad y 1 simboliza las peores condiciones posibles), y ese mismo año, España, Francia, Estados Unidos e Italia no llegaban al 0.4 colectivamente. 

¿Cómo manejan los temas de cada edición? ¿Hay un hilo conductor o depende de las colaboraciones que reciban?

Judith: Es un proceso que se ha dado de manera bastante orgánica. El primer volumen fue todo un experimento, en el que ni nosotras sabíamos muy bien el impacto que podría tener el proyecto. Fue un proceso que involucró conocernos entre nosotras, trabajar en la dinámica del grupo y acercarnos a distintas personas conocidas para ver si confiaban en nuestra idea y querían ser parte de ella aportando historias. Para el volumen 2 se fue formando un sistema: lanzamos una convocatoria y esa vez no estábamos buscando activamente a personas específicas, sino que ellas nos buscaban a nosotras. 

Anna Carolina: La Ex Señorita es una publicación estilo zine, armada a mano e impresa con fotocopias.  Una vez están listos los textos, armamos el original, el cual se diseña y diagrama con collage, goma y tijeras por página. A este, una vez se completa, se le sacan las copias. Cada página es realmente única y se le da un trato especial dentro de su artículo y concepto. Es muy importante en el proceso de diseño el ritmo de la lectura y el balance entre texto e imágenes para que al leerla no sea solo pasar los ojos por bloques de palabras, sino que haya espacio, aire y pausas en la información que sumen al mensaje, el drama y la experiencia de leerla. 

Cuando terminan de diseñar una edición, sacan las copias en la Universidad Nacional. ¿Cuál es la idea o sentimiento que buscan proyectar con la idea de que cada ejemplar es, en sus imperfecciones, único?

Judith: Cada persona es única y por ende queremos que la publicación refleje este mismo concepto. Podemos ser más de uno con circunstancias o sentimientos parecidos, pero tu experiencia como individuo es irremplazable. Una tendencia de la sociedad es la de generalizar o decir que por ser mujer u hombre caemos bajo todos estos guiones a los que debemos conformarnos. Pero es mentira. No todos caemos bajo los mismos parámetros que se nos imponen y por eso  es importante para nosotras mantener cada artículo con el tono y la voz de la persona. Como lector puedes estar de acuerdo o en desacuerdo con la ideología de alguien, pero no puedes negar la experiencia o realidad de una persona cuando ella misma te la está contando. Lo que sí puedes hacer es aceptarla y, ojalá, incluso llegar a aceptar la diversidad que existe naturalmente en el mundo. 

Anna Carolina: Por lo general hacemos tiradas pequeñas, de hasta 150 ejemplares. Nosotras mismas las doblamos, clipsamos y metemos en un sobre con el sello oficial. El hecho de que sean fotocopias y sea solo tinta negra suma a que cada ejemplar sea realmente único. Todas las manchitas de goma y el sucio de las correcciones imprimen distinto cada vez.  Hay cosas que a veces se imprimen oscuras o más claras, y estos pequeños errores para nosotras son sorpresas superespeciales y las atesoramos mucho. Nos gusta que se note que allí estuvieron nuestras manos. Y no necesariamente porque sean nuestras manos, sino porque queremos que se note el amor, cuidado y trabajo manual con el que La Ex Señorita se hace.

9a65bd9d908c93b593631193b2081cb0 - ‘La Ex Señorita’

 

Los perfiles
Detrás de ‘La Ex Señorita’ están Daniela González, Judith Corro y Anna Carolina Gelabert. El proyecto es por ahora una pasión a la que dedican tiempo libre y madrugadas; en el día a día cada una desempeña un rol distinto: González es parte del equipo de Fanlyc; Corro de Voces Vitales; y Gelabert es artista y  colaboradora en  Publi 4.