En los pasillos de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Panamá se puede escuchar a un grupo de segundo año  de licenciatura discutir las opciones de maestría. Aunque pueda parecer prematura esta conversación,  ya sea por presión de los padres o competitividad laboral, muchos estudiantes de pregrado  sopesan si será mejor tomar una maestría enseguida o dedicar tiempo a adquirir experiencia profesional.

Hay que trabajar para decidir mejor. La decisión de estudiar  una maestría debe tomarse cuando el estudiante tiene muy clara la rama en la que desea especializarse, pues de esta elección dependerán otras decisiones laborales y de  estudios de postgrado.

Teresa Rodríguez de Navarrete, psicóloga industrial y organizacional, además de coach internacional, comenta que durante la licenciatura “uno probó un poquito de todo  pero todavía no sabes qué hacer, todavía no lo tienes muy claro porque no has vivido la experiencia laboral”. Pone el ejemplo de su propia carrera, al graduarse el título es general pero todavía el recién licenciado no sabe  “qué hace un psicólogo laboral, un psicólogo educativo, social,  clínico; entonces hace falta vivir esa experiencia  laboral para decir si me gusta y eso se da con la experiencia y madurez”. 

Además, las maestrías están, por lo general, divididas en dos grandes grupos que especializan a sus estudiantes en áreas diferentes. Filiberto Morales, director de postgrado de la Universidad de Panamá, explica que “las maestrías tienen dos modalidades”, las profesionales, enfocadas en las áreas prácticas de la carrera, y  las académicas, “también llamadas de investigación, que se orienta a generar capacidades para producir conocimiento”.

Morales comenta que adquirir experiencia en el campo de trabajo antes de decidirse por una maestría “definitivamente  ayuda”,  ya que permite que el estudiante complemente lo que ya experimenta “desde un punto de vista profesional”.

19ce19825992c8b9c333233712473f1f - Graduandos: ¿Maestría o experiencia laboral?

A la vez.  Rodríguez de Navarrete  considera que es natural preguntarse qué va primero, si la experiencia laboral o continuar con los estudios superiores, pero en su opinión “si se puede hacer simultáneamente es mejor”.

De optar por cursar los estudios en el extranjero, recomienda  buscar instituciones que ofrezcan entre sus planes de estudio de licenciatura y postgrado, prácticas profesionales y materias en las cuales se pongan en práctica los conocimientos adquiridos en clase, porque  “definitivamente los muchachos, cuando  vienen estudiados de afuera, generalmente no tienen experiencia”.

También señala que la persona debe tener claro que “tomar una maestría tampoco te garantiza el éxito en una empresa”. “El estudio es apenas el 10% de tu formación profesional, el resto te lo da la experiencia y la actitud con la que vas desarrollando las competencias que te permitan ser exitoso en las empresas”.

En su experiencia como gerente de recursos humanos, se ha encontrado con postulantes con múltiples maestrías “pero a nivel de competencias no pueden trabajar en equipo, no tienen liderazgo, no tienen ese empoderamiento para la toma de decisiones, competencias que las empresas requieren para que seas exitoso”.

Por otro lado, María Alejandra Ruiz, psicóloga y especialista en reclutamiento y selección de personal, opina que  de darse la oportunidad de optar por la maestría inmediatamente, no se deben postergar los estudios de postgrado, porque cuando se está dentro del mercado laboral “uno debe ser responsable de actualizarse”, ya que es el nivel educativo el que permite al empleado exigir mayores beneficios o prestaciones a la empresa.   

a24e019d9ff1e65393833e0f1d29b73b - Graduandos: ¿Maestría o experiencia laboral?

En la práctica.  Ruiz cuenta que durante las prácticas profesionales que eran parte de sus estudios de licenciatura tuvo la oportunidad de probar  distintas especialidades, lo que le dio luces de la rama que deseaba estudiar más a fondo. Al finalizar sus estudios de pregrado  decidió trabajar y continuar estudiando a la vez, y así comenzó a laboral  al mismo tiempo que comenzó  la  maestría en psicología industrial (que está por culminar). Reconoce que  al inicio del curso, manejar los horarios y las responsabilidades de su trabajo y de sus estudios fue un reto.

Para  Rodríguez de Navarrete,  haber comenzado a trabajar mientras estudiaba su licenciatura fue una ventaja, ya que “a las personas que terminaron la licenciatura y empezaron la maestría de una vez, les costó mucho más la maestría en comparación con quienes ya teníamos la experiencia, porque la maestría es bastante práctica”.

También comenta que para algunos compañeros de su curso fue frustrante procesar la información adquirida, porque a la hora de implementarla no sabían por dónde empezar. “Entonces siempre es importante, y más cuando tomas una maestría, poder complementarla con la experiencia”.

7ab00101c918b587ba8302f17d389cbc - Graduandos: ¿Maestría o experiencia laboral?

Maestrías en Panamá. La mayoría de las universidades de nuestro país ofrece a sus estudiantes de postgrado horarios nocturnos y sabatinos, pues tanto en centros públicos como privados, la mayoría de los estudiantes de maestría trabajan a tiempo completo.

Kathia González, encargada del departamento de maestría de la Universidad Latina de Panamá, explica que “la mayoría de los estudiantes que eligen una maestría ya se encuentran insertados en el campo laboral” y “su rango de edad es de 25 años en adelante”.

Morales, de la Universidad de Panamá, por su parte asegura que la mayoría de los estudiantes de esta universidad trabajan, por lo que optan por las maestrías  llamadas  de tiempo parcial.

Aquellos que se dedican a sus estudios de postgrado a tiempo completo, explica, están inscritos en maestrías que cuentan con “algún tipo de financiamiento, sea nacional o internacional, para becas que nos permiten generar programas de dedicación de tiempo completo a los estudiantes, y esos se desarrollan en las jornadas matutinas, vespertinas o incluso nocturnas, no hay hora. Son los menos”.

Además, señala que los estudiantes de postgrado de la Universidad de Panamá en general “tienen un promedio de cinco años de haber egresado de la licenciatura, es decir, que una alta proporción tiene experiencia profesional”.

Ellas.pa
contenido único para ti.

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos