638eb9feecac26b165b203a8ec96c4b1 - Paco Arango y su película a beneficio de Fanlyc

¿Cuándo supiste que querías ser un cineasta?

Desde muy pequeño mi sueño era hacer películas. Pasé por todas las artes. He sido cantante, con cinco discos. He hecho televisión, pero el cine era la meta. Quería ser actor, pero en el fondo lo que quería hacer era películas.

¿De dónde surgió tu pasión por el cine?

En el año 2000 empecé un voluntariado con niños con cáncer. Iba a ser una actividad semanal y se convirtió en una actividad diaria; eso no ha cambiado en 16 años. Tengo mi propia fundación de niños con cáncer. Cuando decidí hacer cine, tenían que ser películas de éxito, entretenidas, pero serían para recaudar dinero para niños con cáncer. Con la primera película, Maktub [Cambio de planes en Latinoamérica], hice un centro de trasplantes de médula ósea para niños en España, 182 trasplantes con una película. Combino la pasión del cine con la pasión de mi filantropía.

¿Cuándo decidiste ser un filántropo?

Me tocó una familia sana, educada, con cariño, económicamente bien, y he cumplido mi sueños. Mi cuenta es muy alta y tenía la imperiosa necesidad de devolver eso. Esta película es la primera en la historia que está hecha para recaudar dinero para niños por todo el mundo.

¿Por qué es importante que el público conozca la historia de cómo un niño padece de cáncer a través de esta película?

Lamentablemente,  la gente no quiere ver el dolor del cáncer infantil. Todos tenemos la responsabilidad de intentar dejar el mundo un poquito mejor de como lo encontramos. El cáncer infantil es un enemigo salvaje y un niño con cáncer es un ser muy especial; son profesores del amor. Mi película es un homenaje y un regalo para ellos porque yo no recupero un solo dólar de la producción.

3f20494d5044e6e56ac37af2f1a9bb89 - Paco Arango y su película a beneficio de Fanlyc

Una escena de la película ‘Lo que en verdad importa’. 

ca8d70ce732a59e517b883e29f5b4759 - Paco Arango y su película a beneficio de Fanlyc

Maktub. 

 

¿En qué forma se diferencia el filme ‘Lo que de verdad importa’ de ‘Maktub’ en cuanto a su propósito de compartir este mensaje?

En Maktub doné todo lo que recibí, pero era una película de Warner Bros. Esta cinta [Lo que en verdad importa]  es distinta porque es una producción 100% mía. En Maktub conté una historia muy difícil, era la historia de un chico que conocí y que falleció, pero lo conté en forma de cuento de Navidad. En esta nueva película se utiliza un poco  lo que funcionó en Maktub, pero en forma más internacional. Es una historia de un hombre que tiene el don de curar (es lo que siempre he querido. Hay gente que quiere volar, yo quiero sanar y no tengo ese don). Este hombre, muy guapo, a quien solo le importan las mujeres y su vida,  un día recibe ese don y  no lo quiere. Se encuentra con una niña con cáncer de 14 años que le dice “los curanderos no existen, pero mis padres piensan que tú puedes hacer algo”. Está con él una semana; en esa semana él se da cuenta de lo que de verdad importa. Por eso en inglés la película se llama The Healer.

¿Alguna anécdota de tu trabajo con los niños que te haya  dado inspiración para crear este nuevo filme?

Miles. El personaje de la película se llama Abigaíl. Cuando estuve en Canadá le conté a una persona de la comisión de Nueva Escocia la película y se me echó a llorar. Me contó que la hija de su mejor amiga acababa de fallecer con 18 años. Su nombre era Abigaíl y entonces pedí permiso a su madre para llamarla así. En el hospital de Nueva Escocia ya hay un fondo creado por mí que se llama  Abigail Fund.

¿Cómo se puede utilizar la fe para desarrollar la fuerza y el coraje para enfrentar una enfermedad como esta?

He estado en la muerte de 400 niños a pie de cama, o sea,  tengo el corazón roto en 400 pedazos. Pero sigo con la misma fuerza porque también tengo pruebas inequívocas de que después hay algo más y que esos niños son ángeles. Con mis películas intento hablar de la fe, pero no de una forma dogmática; intento que aquellas personas que han dejado de creer  abran un poco la puerta a la esperanza.

¿Qué te gustaría compartir con futuros cineastas y filántropos acerca de tu experiencia en el cine?

Cuando  empecé a hacer esto los primeros que estaban preocupados eran  mi familia. Esta es una película de 7 millones de dólares que  he regalado. Ahora tienen que haber más locos como yo. El cine es una vía de comunicación, la más importante en la gente joven. Si está bien la película, estás callada, te  está entrando el mensaje. El mensaje a los cineastas es que esta es una herramienta  para generar mucho dinero y hacer mucho bien.

Perfil: Nació en México; su familia es de origen español. Estudió cinematografía en Boston y Los Ángeles. Su nueva película recaudó en España un millón de dólares para niños con cáncer. En México superó el millón de espectadores y el dinero también fue destinado a niños con esta enfermedad y niños sin acceso a alimentación. En Panamá se estrenará el 31 de agosto en Cinépolis. El 100% de su recaudación será para apoyar el tratamiento de los niños de Fanlyc (Fundación Amigos del Niño con Leucemia y Cáncer)