DSC02672 EDIT 1000b - Michelle Lewin: la mujer del cuerpazo

A los 13 años odiaba su apariencia. Si bien no era anoréxica, en ese entonces pesaba 39 kilos y parecía serlo. No usaba faldas, solo pantalones. “Mi alimentación no era muy buena”, recuerda Michelle Lewin, quien ahora es una modelo fitness internacional con músculos definidos y un cuerpo envidiable. Es además un fenómeno en las redes sociales y se presentará en Panamá el próximo 13 de octubre en el Expo Fitness & Adventure 2019.

“Cuando mis padres se divorciaron, mi madre y yo nos quedamos sin nada. Estábamos luchando por tener aunque sea comida en la mesa”, relata de esos tiempos. Cuando cumplió 17 años, finalmente pudo pagar la membresía de un gimnasio. Invirtió todo su esfuerzo en la parte inferior de su cuerpo, y aunque sus piernas se volvieron enormes, ella estaba muy feliz. Más adelante, cuando llegó a Estados Unidos desde su natal Venezuela, se dio cuenta de que la simetría en un cuerpo es clave.

“La parte inferior de mi cuerpo no estaba nada simétrica con la parte de arriba. Así que mi verdadero viaje de acondicionamiento físico comenzó cuando comencé a competir en una categoría llamada Bikini Bodybuilding”.

¿Qué hacías antes de dedicarte a esto?

Wow, muchas cosas. Pequeños trabajos aquí y allá. Trabajé por un tiempo en un spa de limpiezas faciales, también en un consultorio odontológico, como relacionista pública en una clínica, me eduqué para ser azafata, incluso trabajé en una ferretería contando tornillos, tuberías, etc. No, no bromeo.

En estos días, ¿cuáles son los peores enemigos de una vida sana?

Hay bastantes enemigos que conquistar. Comenzar el viaje por tu propia cuenta, cuando tu pareja todavía pide pizza, es muy complicado no tener ese apoyo. Pero yo diría que el azúcar es tu primer enemigo. También la falta de motivación. No todos los días nos levantamos de la cama con ganas de hacer ejercicios, pero… ahí viene la palabra disciplina. Es la que te recuerda que tienes una meta, y para cumplirla, tienes que ir a hacer tus rutinas.

¿Qué es algo que uno debe saber -pero desconoce- sobre el estilo de vida ‘fit’?

No es algo en que simplemente te dicen qué hacer, y eso es todo. Es un estilo de vida. La mayoría de las personas no se dan cuenta de que es 70% dieta y 30% entrenamiento. Honestamente, todos pueden ir y a levantar pesas, ¿pero cuántos pueden mantener una dieta estricta? Nuestro instinto nos hace comer muchas calorías para sobrevivir a los malos tiempos, y esos instintos son, comprensiblemente, muy difíciles de controlar.

¿Qué es lo primero que uno debe hacer cuando decide cambiar su estilo de vida por uno más saludable?

Saber qué alimentos son buenos y cuáles no lo son. Al darte cuenta de que hay muchas cosas que no son saludables, te impresionarías de lo equivocado que estabas. Yo sugiero ingresar a la casa solo comida saludable, para no caer en tentaciones. Si mantienes la comida mala en casa, te la comerás.

DSC07306 1000 - Michelle Lewin: la mujer del cuerpazo
Michelle comenzó su carrera como modelo y atleta ‘fitness’ en 2013, y ha ocupado los primeros lugares en más de cinco campeonatos internacionales en tan solo dos años.

¿Cuáles son los errores más comunes que ves?

Aquellos que van al gimnasio y solo entrenan los músculos que quieren que sean más visibles. El equilibrio y la simetría es muy importante. Aquellos que solo intentan desarrollar un determinado grupo muscular tendrán problemas muy pronto. Recomiendo que usen la aplicación Fitplan para comprender desde el principio cómo ejecutar los entrenamientos. Ahorrarás meses de energía innecesaria gastada en el gimnasio. Hazlo bien desde el principio.

Otro error muy común: hacer cualquier dieta loca que esté de moda, o la dieta de Petra, cuando es sumamente importante saber que todos tenemos organismos diferentes. Puede que mi dieta no te sirva a ti, sea por diferencia de edades u otros factores. Recomiendo un nutricionista que te ayude, dependiendo de cuál sea tu meta: si es ganar masa muscular o eliminar esos kilitos de más.

¿Cuáles son los pilares que sostienen tu plan ‘fitness’?

Alimentación, consistencia, disciplina.

¿Todo el mundo puede aspirar a tener un cuerpazo?

Sí, ¡mil veces si!. Yo no nací con este cuerpo. Quisiera, ¡pero no! Por muchos años, diría que por la mitad de mi vida, lo he trabajado y he aprendido a conocerlo.
Lo he construido lento, pero seguro, con mucha disciplina, constancia, y sobre todo, con mucha paciencia, pues el cuerpo no cambia de la noche a la mañana.

Cuando pesaba 39 kilos, me propuse una meta: aumentar masa muscular. Yo no estaba contenta con cómo lucía físicamente, y mi prioridad era lograr un cuerpo con el que me sintiera bien. Así que dejé las excusas y logré lo que tanto deseaba. Hoy en día me siento feliz, motivada y con mucha confianza. Siempre lo he dicho, y no lo dejo de repetir: si tú no has cambiado, es porque no es tu prioridad y te inventas mil excusas para no hacerlo.

¿Cómo hacerle frente a los cambios propios de la edad?

Con la edad las hormonas cambian, y si las hormonas no están en equilibrio, las cosas se ponen difíciles. Después de cumplir 35 años, hay que chequearlas. Yo recomiendo hacerlo anualmente. Con un buen equilibrio hormonal, no importa la edad que tengas, te vas a sentir de 20.

¿Cómo las influenciadoras de ‘fitness’ pueden ser un modelo positivo para las jóvenes y no una inalcanzable imagen que causa frustración?

Las redes sociales siempre han sido algo muy interesante. Algunos influenciadores han creado en estas plataformas digitales el cuerpo, la vida, el novio, los hijos, todo perfecto, pero en realidad no lo es. Resulta que detrás del teléfono son personas infelices; a veces, no todo lo que ves en la pantalla es verdad. Hace unos años, algunos influenciadores fitness usaban muchos retoques en las fotos y lucían un cuerpo espectacular para obtener tantos seguidores como fuera posible. Pero a mí me parece que lo más importante de todo es ser tú misma, ser real. Siempre le digo a las personas que no se sientan mal al ver un cuerpo perfecto en las redes, ¡porque no existen los cuerpos perfectos!

Cuando yo tenía 16 años, recorté de una revista una foto de una mujer hermosa, con un cuerpo divino. En aquella época no existían las redes sociales. La coloqué en la puerta de la nevera y yo misma me decía: “algún día voy a estar como ella”. Ella, sin querer, me ayudó a construir mi cuerpo, ella me dio esa motivación, el impulso de ir al gimnasio cuando no quería ir. Hoy en día me encantaría saber su nombre y poder decirle que gracias a ella cambié mi vida, y lo más importante, busqué mi mejor versión.

¿Qué pueden esperar los que vayan a conocerte al Expo Fitness?

De todo un poco. Vamos a charlar, podrán hacerme preguntas, tomarse fotos y hacer un entrenamiento físico. Les compartiré todos mis tips y secretos para lograr su mejor versión, van a tener la oportunidad de entender muchas cosas, sobre todo para obtener los mejores resultados, lo más rápido posible. Es para todos, sin importar su sexo, objetivo o nivel de meta.