17nov EL Laura3 1 - Laura Restrepo, la golfista de Panamá que podría representarnos en la LPGA

¿Cómo empezaste a jugar golf?

Empecé a jugar solita. Cuando éramos chiquitos, mis papás jugaban tenis y querían que jugáramos también. En ese momento vivíamos en Perú y había clases gratis de golf para niños principiantes. Mis amigos jugaban y yo me quise inscribir y así me metí. Toda mi familia empezó al mismo tiempo y desde ahí me enamoré.

El año pasado te convertiste en profesional. ¿Qué significó para ti?

Fue muy importante. Era mi sueño. Desde muy chiquita tenía claro lo que quería hacer y fue el primer paso a seguir ese sueño. Ha sido un año muy chévere. La he pasado súper rico, he viajado por todo Estados Unidos y jugado un montón de torneos.

¿Cuál es para ti la principal diferencia entre ser aficionada y profesional?

Es un poco más de presión porque es tu carrera, cuando antes era como un hobby o por diversión. Ahora es mucho más serio. Creo que esa es la mayor diferencia.

Te falta una clasificación para estar en Ladies Professional Golf Association (LPGA). ¿Cómo es tu preparación en este momento?

Es importante seguir compitiendo. Me voy a Estados Unidos a entrenar y ya es a finales de noviembre.

Es un torneo de cinco rondas y el top 20 tiene full tarjeta y los siguientes 25 parcial.

¿Qué cualidades que has aprendido jugando golf te ayudan a tomar decisiones en la vida?

Dicen, y estoy de acuerdo, que el golf es como la vida, porque hay muchas cosas que no puedes controlar. Por ejemplo, el viento, si la bola pica mal, si cae en un lugar malo. Hay mucho que no controlas, sobre todo el clima. Es así en la vida. Entonces, mucha paciencia, saber que no puedes controlar todo y encontrar la tranquilidad en eso. Hay que manejarlo de la mejor forma posible.

17nov EL Laura4 1 - Laura Restrepo, la golfista de Panamá que podría representarnos en la LPGA

Naciste en Colombia. ¿Cómo llegaste a Panamá?

Vivimos en Panamá desde hace 12 años. Pero llegamos por el trabajo de mi papá y básicamente me crié aquí porque en Colombia viví muy poquito.

¿Cómo ves la participación femenina en el golf? ¿Son las mujeres reconocidas en este deporte?

No, comparado con los hombres. Pero sí ha mejorado mucho en los últimos años. Aún hay mucha diferencia.

Ahora ves a muchas niñas en el golf y cuando empezaste eras la única en tus entrenamientos. ¿Qué significa esto para ti?

Me alegra mucho, porque cuando era chiquita me daba duro ser la única, tener que jugar con los hombres. Me enorgullece mucho saber que hay más niñas y que está creciendo el golf en Panamá. Eso es importante.

¿Cómo es uno de tus días?

Depende mucho de si estoy en torneo o si tengo semanas de descanso. Si no estoy en torneo practico mucho en las mañanas; en la tarde juego. También es importante meterle al gimnasio y trato de hacerlo al menos tres veces a la semana. Mis días están basados alrededor del golf.

¿Cómo es compartir una misma pasión con toda tu familia?

Para mí es muy importante porque entienden cómo es. El golf es difícil y hay muchas cosas que no puedes controlar; es muy mental. Conversamos al respecto.
Eso me gusta mucho. Cuando vengo a Panamá puedo salir a jugar y pasar tiempo con ellos en la cancha y es muy especial.

A algunos el golf les parece aburrido. ¿Qué opinas al respecto?

[Se ríe antes de contestar] Lo que tiene el golf es que, a diferencia de otros deportes, es muy personal. No estás jugando contra alguien, como en el tenis.

En el golf dicen que solamente eres tú y la cancha, y tratar de ganarle a la cancha. Una vez uno lo intenta, es muy adictivo. Mucha gente dice que es una adicción porque es tratar de mejorarte a ti mismo.

Es muy entretenido. Sí se sienten los nervios y la ansiedad, como en otros deportes, solo que no es tan rápido.

Perfil:

Laura es de Bogótá, Colombia, pero se mudó a Panamá desde pequeña y se crió aquí. Comezó a jugar golf a los 9 años y ha ganado varios campeonatos, como el Campeonato Infantil-Juvenil en Panamá (2007), Nicaragua (2009) y Costa Rica (2010). En 2011 ganó el Campeonato Centroamericano en Costa Rica. A los 16 años se mudó a Carolina del Sur por el golf y estudió finanzas en la Universidad de Louisville, Kentucky.