aafd06585acbc1b6546b03619207f814 - Karyn Meier

¿Cómo entró al mundo de la equitación? La historia con los caballos es larga. A los dos años vi uno y a un abuelito se le ocurrió llevarme a pasear en él y de allí no me bajé nunca más. A los 4 años montaba caballos de paso;  alrededor de los 6 descubrí los de lazo, aunque nunca fui muy buena, y a los 8 entré al escuadrón de caballería, que era donde daban clases los militares en Panamá Viejo, y allí empecé  a saltar; y desde los 8 años hasta hoy, con un pequeño break por la universidad, me he dedicado a los caballos de salto.

El lado pedagógico. Hace 6 años dejé mi trabajo anterior como auxiliar de vuelo, en el que estuve 10 años, para dedicarme ciento por ciento a enseñar equitación. Me encargo de la escuela de equitación para jinetes que se inician en el deporte, así que la mayoría de mis alumnos tiene entre 3 y medio y 10 años, aunque también enseño a adolescentes y adultos.

 

¿Qué beneficios trae la práctica de este deporte en los niños? Cuando son pequeñitos les ayuda mucho en su coordinación física, ya que tienen que usar  manos, piernas y  visión a la vez. Desarrollan equilibrio al  sentarse erguidos en la montura y bajar los talones, es decir, la postura correcta para la equitación. También aprenden no solo a montar el caballo, sino sobre su cuidado. En general, disciplina, responsabilidad, compromiso de venir a clases y velar porque tu caballo esté en buenas condiciones.

 

Habilidades técnicas. Lo primero que aprenden después que saben sentarse en el caballo es a frenarlo, que es muy importante. Luego de eso aprenden a hacer el trote levantado, que es el trote básico de la equitación; después a galopar, y cuando saben hacerlo empezamos a enseñarles los saltos. El objetivo principal del club es que los chicos puedan saltar un caballo y competir en un concurso.

 

¿Como ha sido la experiencia de trabajar con niños? Cuando empecé a enseñar nunca había impartido clases de equitación. Me puse a aprender un poco de pedagogía, a entrenar para la paciencia. Uno va aprendiendo y le va cogiendo el gusto porque es muy divertido. Luego estuve dos veces en Perú tomando los cursos de la Federación Ecuestre Internacional para certificarme como entrenadora en nivel 1 y nivel 2, y allí te enseñan mucho más de pedagogía. Es una estructura diseñada por ellos para que les podamos enseñar a niños.

 

¿Una anécdota que pueda contarnos? Tengo un montón. Agarrar a un chiquito desde cero y ver cómo va creciendo te llena de orgullo. Hace como dos años, recién regresé de Perú, vino una chica que había sido jinete nuestra y quería aprender a enseñar. Y tenerla aquí en el día a día, preguntando cosas y poderle responder y enseñarle a ser entrenadora es un orgullo.

 

Perfil: Karyn Meier es entrenadora certificada por la Federación Ecuestre Internacional (FEI) en  FEI Coaching System niveles 1 y 2. Posee más de 25 años de experiencia como jinete y 6 años como entrenadora. Es también, desde 2009, Steward nacional o juez de paddock, esto es, juez del área de calentamiento por el que caballo y jinete debe pasar antes de una competencia, y FEI Steward certificada desde 2013. Actualmente es instructora en el Club de Equitación Castilla del Oro.