f48e8afb252bbb4f2865bbda1e595ab2 - Carreras creativas

“Quiero ser pintor”, “quiero hacer videojuegos”, “quiero estudiar fotografía”. Muchos padres cuando escuchan esta declaración del sueño profesional de sus hijos, sienten que les mueven el tapete y que no pueden permitirles esa elección que sería un  error. Les parecen carreras que no les llevarían al éxito ni les generarían un sustento.

Pablo Arbeláez, director de reclutamiento internacional de Miami International University of Art and Design, se encuentra con este escenario a diario. Lleva 15 años visitando Panamá, hablando de artes aplicadas a estudiantes en su último año escolar, por lo que conoce la percepción del panameño sobre carreras artísticas.

Falta formación. Arbeláez, colombiano residente en Estados Unidos, explica que percibe un marcado desface entre el crecimiento económico de Panamá y la preparación de sus profesionales. Lo que considera se hace evidente cuando se llega al aeropuerto y se ve que no hay señalización para el visitante, cuando se ve en las vallas el trabajo de impresión y el gráfico.

“Creo que el país apenas está comenzando a entender que existen otras carreras que no son tradicionales que son muy importantes”, dice y menciona carreras como diseño gráfico, producción de televisión, diseño de páginas web.

Aquello de que estudiar una de estas carreras significa “morir de hambre” es cosa del pasado, recalca, y explica que empresas como Apple y Motorola invierten tres veces más en su diseño, en la forma en como se verán los productos, que en la parte mecánica del producto. Ese diseño será creado por alguien que estudió una carrera creativa o artística.

7c10eb425bb567c1fc6c7a72d114ac25 - Carreras creativas

“Un diseñador industrial es la persona que diseña cómo se ven los productos, desde un cepillo de dientes hasta la forma de un carro”, comenta.

Igualmente, sostiene, la labor de profesionales de estas ramas se verán en  avisos en periódicos, comerciales de televisión, ropa, producción de vallas. De manera que son profesiones muy cercanas aunque no sean tradicionales.
Recalca que incluso el auge de las redes sociales e internet pone más en relieve estas profesiones.

“Mira la revolución que ha sido este canal de video Youtube, donde miles de millones de videos son grabados diariamente y subidos por gente con experiencia, sin experiencia, todo el mundo. Hoy las compañías tienen a una persona dedicada solamente a alimentar ese canal para la empresa”, comenta, y explica que igual sucede con otras carreras gráficas, como la fotografía.

Sí dan dinero. “La mente creativa no es una mente de negocio, no está entrenada para eso”, dice del porqué a las personas creativas en ocasiones les cuesta lograr devengar un ingreso estable de lo que hacen.

No obstante, hace hincapié en que esto puede cambiar. Por ejemplo, en la universidad donde trabaja es un requisito para todo estudiante tomar clases de negocios y de mercadeo. “Es lo que necesita un artista para ser exitoso en el mundo de los negocios hoy en día”. Añade que le costará un poco más, pero lo puede hacer.

“Cualquier profesional en el mundo que no sepa venderse a sí mismo, hacer un contrato, un negocio, está fuera de lugar”, considera Arbeláez.

Si el joven o sus padres temen que la carrera le pueda generar ingreso económico, él sugiere tratar de darle un giro comercial a la carrera. Si es un estudiante que quiere estudiar música, aconseja pensar en ser ingeniero o productor de audio. “Hay una industria gigante de grabación de audio alrededor del mundo”.

Pablo Arbeláez, director de reclutamiento internacional de Miami International University of Art and Design.

Las más populares. Entre las profesiones de artes aplicadas con mayor demanda laboral actualmente, Arbeláez sostiene que “la más grande” es diseño gráfico, “es donde hay más trabajo a nivel mundial… Los diseñadores gráficos están en altísima demanda alrededor del mundo”.

Las carreras relacionadas con la moda también tienen muchas oportunidades laborales. “El diseño de la moda es la industria que decimos que está a prueba de todo, porque no importa la crisis económica, las mujeres siempre van a gastar más dinero, año tras año en la ropa, en los accesorios. La industria de los accesorios es tres veces más grande que la de la ropa”.

Considera que en tercer lugar están las artes culinarias. Por lo cual, sustenta, que las carreras creativas tienen futuro laboral.