819571eef6d1f6b6576adbb533d6b95f - El riesgo al emprender

Hace unos días conversaba con una periodista, hablábamos sobre emprendimiento lógicamente, y entramos en el tema del riesgo; ella me preguntaba si para los extranjeros era más sencillo emprender que para los locales.

Según mi experiencia, los extranjeros y los locales tienen una pequeña diferencia. Vamos a transportarnos un segundo a una situación distinta a la que estamos viviendo en este momento. Supongamos que vivimos en un país del que debemos salir, ya sea por razones políticas, económicas o lo que se les ocurra, pero no podemos dejar pasar más tiempo, la situación es mala y hay que salir ya. En esa salida debemos dejar tristemente familia, casa, amigos, todo, y llegar a un país nuevo con una mano adelante y otra atrás. En ese nuevo entorno a lo mejor tenemos un medio pariente esperándonos y nos hospeda unos días en su casa, tal vez nos da unos contactos para que inmediatamente nos pongamos en acción a buscar sustento, tanto para nosotros como para nuestra familia que ha quedado en nuestro país a la espera de noticias positivas.

Esta persona que dejó su tierra acabó de asumir un enorme riesgo, que puede tenerla por varios días en un carrusel de emociones, pero sin duda la asunción del riesgo, después de esta experiencia, no será un terreno desconocido.
Entonces estamos en una tierra nueva buscando trabajo, por el momento de lo que sea, y nos encontramos con la oportunidad de emprender, otro riesgo que asumir, pero no hay problema pues asumir riesgos es un terreno conocido.
Nunca es sencillo, pero se asume y se lucha para lograr las metas propuestas. (Les agradezco a todos los emprendedores extranjeros que han pasado por Ciudad del Saber que compartieron todas sus historias y esperanzas con nosotros).

Pero no son solo los inmigrantes los que logran generar una relación con el riesgo, todo el tiempo estamos asumiendo riesgos, pero siempre tratamos de que sean controlados, por ejemplo, la compra de algún bien la asumimos siempre y cuando sepamos que contaremos con el recurso económico para pagarlo, confiando que contaremos con un salario o con una herencia o alguna entrada de ingresos para responder. Pero entonces aquí entra otro grupo de personas que decide asumir el riesgo.

4b55974e68606ba99172fed5cf660916 - El riesgo al emprender

Los cansados son estas personas que posiblemente tienen un perfil profesional, son asalariados, saben que podrían dedicarse a muchas cosas de manera independiente y que de seguro las harían bien debido a su basta experiencia, y una gota comienza a caer diariamente en sus cabezas diciéndoles “cambia”, entonces en sus trabajos se genera una situación pesada, están viviendo una historia que no les gusta, no les gusta la política institucional de sus empresas, no se sienten valorados, ¡estoy haciendo rico a otro!, y la gota se convierte en lluvia, pero existen algunas personas que se llegan a hastiar de la lluvia y se ponen en marcha y deciden hacer algo, buscar en el entorno algo que hacer, qué necesidad existe, qué solución le puedo dar, soy bueno en esto y en esto otro, averiguan lo necesario para emprender, y la lluvia en la cabeza los motiva y los va llevando a la completa y total resolución de que asumir el riesgo es la mejor opción, es necesaria, pero este riesgo está acompañado de conocimiento y de investigación, mas no es controlado, porque emprender se trata de asumir riesgo tras riesgo tras riesgo.

Los muy informados que asumen el riesgo: el profesional que acabamos de ver asume riesgos, pero también hay muchos profesionales que dentro de sus entornos descubren problemas o situaciones que ellos pueden resolver y asumen el riesgo sin necesidad de estar hastiados del entorno laboral; estos especímenes son medio enigmas para mí, podría decir que la certeza o la seguridad que tienen en su proyecto, idea o invento hace que se enamoren tanto de eso que se blindan un poco del temor que genera  enfrentarse al riesgo y van asumiendo y superando lo que se les presente. Pero basados en que lo que están desarrollando es verdaderamente bueno.

Ahora conozcamos a los que no ven el riesgo: podrían ser inexpertos, necios o muy muy jóvenes, pero he conocido muchos y muchas jóvenes y no tan jóvenes que han tenido la oportunidad de amar alguna actividad en especial, por ejemplo, hacer zumba para ejercitarse, entonces se encuentran inmersos en algo que aman hacer y rodeados de personas que pagan por hacer zumba y deciden brindar el servicio, además tienen un maravilloso manejo de las redes sociales, lo que para nuestros jóvenes es bastante natural, y usan ese conocimiento a su favor. Eso es sin duda encontrarse con la oportunidad.

¿Los panameños no asumimos el riesgo de emprender? Diré lo que decimos los que estamos trabajando por un mejor ecosistema para emprender, la educación debe mejorarse, debemos motivar a nuestros chicos y chicas en cuanto al tema del emprendimiento, los gobiernos deben generar más incentivos y mejorar el ecosistema de los emprendedores, pero también puedo decir que emprender puede ser el efecto de una causa, una situación te puede llevar a asumir el riesgo, tomar las riendas.

Ahora, para concluir, no es que debemos esperar a formar parte de alguno de estos grupos, puedo decir que el temor que causa el riesgo solo está en nuestra mente, y si el inmigrante, los cansados o los muy informados lo asumen, seguro tú también puedes hacerlo, porque al final ese temor solo nos aleja de lograr cosas enormes.

La autora es especialista en emprendimiento y gerente de Canal de Empresarias en Ciudad del Saber.

2dc1622f25e906a25346e129ebd602c3 - El riesgo al emprender

ESPACIO PARA EMPRENDEDORAS
Capacitación

El Centro de Innovación de la Ciudad del Saber lleva adelante el proyecto Canal de Empresarias, que busca implantar un modelo que promueva la creación y crecimiento de negocios liderados por mujeres, según un comunicado de prensa.
La intención es adiestrar a 1,150 empresarias y emprendedoras, quienes tendrán acceso a acompañamiento, mentoría y redes de contacto.

Más info: http://canal-empresarias.ciudaddelsaber.org/inscripciones/