de2b73c2850a47a4cccb16ba96d35d41 - El intrépido jack russell terrier

Inglaterra ha sido la cuna de muchas razas caninas famosas hoy en el mundo. Entre ellas, el jack russell terrier, una creación del reverendo John Jack Russell, quien además de ejercer su vocación religiosa, era un gran aficionado a la caza del zorro, por lo que se dispuso a través de cruzamientos con diferentes terriers como el fox y otros, conseguir la excelencia en un perro eficiente y agudo en su trabajo, y vaya que lo logró.

Hay dos tipos de jack, los de patas largas llamados parson, más aptos para andar largas distancias acompañando las cabalgatas; y los paticortos, apodados simplemente jack russell terrier, especialistas en introducirse en las madrigueras en busca de su presa.

El reverendo Russell no daba demasiada importancia a la estética de sus perros y priorizaba en su selección a los más idóneos para ejercer su función. Posteriormente fue en Australia donde la raza se desarrolló hasta llegar a la tipología que hoy conocemos, descrita en su estándar oficial.

Esta raza canina nunca perdió su norte y conserva  las mismas cualidades que en sus orígenes, aunque la mayoría de ellos no la utilicen y solo cumplan el rol de perros de compañía.

Esto que tal vez parezca irrelevante es la causa por la que muchos jack russell  “se porten mal” según los parámetros humanos de convivencia, pero en realidad excavar, ladrar y perseguir movimiento son aptitudes insobornables en su genética.

Si no hay tierra quizá será un sillón donde hagan su cueva, perseguirán bicicletas en lugar de zorros o ladrarán avisando la llegada del vecino, pero nunca dejarán de ser lo que son y exteriorizar su fuerte vocación de impetuoso terrier trabajador.
Son extremadamente valientes, vivaces, carismáticos y muy persistentes. Responden muy bien a la obediencia, sobre todo si se utiliza el juego como herramienta. Por todos sus atributos, es uno de los perros más buscados para cine y publicidad.

Foto cortesía Gerardo Gandsas

CARÁCTER, CONVIVENCIA Y DEBILIDADES
Los jack russell  son propensos a ser hiperactivos y pueden desarrollar obsesiones. Su extrema focalización, buscada en realidad para realizar su trabajo con eficacia, a veces sobrepasa los límites de lo normal, por eso la importancia de no fomentar juegos como luces láser u otros,  en el que el jack pueda quedar cautivado  esperando la aparición mágica del punto rojo por horas, días o semanas.
No es recomendable para personas ansiosas.
Si bien son animales pequeños, su energía es extremadamente alta. Si usted pretende cargarlo como a un perro toy, mejor ni lo intente, porque será como llevar un torbellino en sus brazos.
Excepto casos aislados, no tiene problemas de socialización con perros o personas, aunque sí con otros animales que se desplacen rápidamente, los cuales pasarán a ser inmediatamente su centro de atención pudiéndose convertir en presa.
Son muy comunicativos, apegados a su gente  y excelentes guardianes de aviso.

 

02146bd56d571a4fdcedead8931d7cfc - El intrépido jack russell terrier

MANUTENCIÓN Y SALUD
Su pelo puede ser liso, duro o semiduro y su color base es siempre blanco, aunque puede presentar diversas manchas negras o marrones. Su manutención es básica, sencilla y no requiere cortes de pelo. El ejercicio físico y mental es necesario para drenar su alta energía y mantener satisfecha su permanente curiosidad. Exceptuando alguna propensión a problemas oculares, su salud es excelente y su longevidad es de 14 años promedio.