8feb bien1 1000 - Deja de ‘stalkear’ a tu ex

Hace unos días recibí un meme por Whatsapp que decía: “Se alquila perfil en Facebook para ver las fotos de tu ex”. Aparte de causarme una carcajada por lo stalker que podemos llegar a ser, me gustó la idea de cubrir una necesidad con un nuevo tipo de emprendimiento. A lo mejor y hasta alquilo mi propio perfil.

Pero dejando la broma a un lado, debemos ser conscientes de que vivimos en una sociedad donde la exhibición digital es lo que está in, ver y ser visto, pero también está de moda el que las personas rompan sus relaciones por Whatsapp, otras se sacan los trapos sucios por Instagram, en fin, una sociedad donde saberse la vida de todos parece ser imprescindible.

Pero cuando se trata de rupturas con sentimientos de por medio, no podemos ser tan evidentes. Por eso, algunos de los problemas que nos han traído las redes sociales es que nos ha convertido en las mejores investigadoras privadas digitales o el darnos la posibilidad de usar el perfil en Facebook de una amiga para poder seguirle los pasos a nuestro ex, incluyendo a sus familiares, amigos y supuestas nuevas amigas.

¿Y quién no ha pasado por esto? Es importante entender que quien ha pasado por la ruptura de su relación en la era de las redes sociales, además de pasarlo mal por lo que conlleva la ruptura en sí, lo tiene bien complicado deshacerse de su ex con ese bombardeo constante que muestran las redes sociales.

Todo el tiempo tendrá la tentación de saber qué está haciendo, si subió una foto nueva o por dónde está, si ya tiene otra… Lo malo es que muchas chicas pasan horas y horas stalkeando al chico que les partió el corazón, inconscientes del daño que eso les puede causar en su autoestima y a su salud emocional.

Hay un refrán que dice que el que busca, encuentra. Así que si acabas de romper con tu novio y te estás convirtiendo en una stalker profesional, buscando lo que está quieto, es mejor que sigas leyendo.

8feb bien3 1000 - Deja de ‘stalkear’ a tu ex

Aquí te doy algunos consejos que te serán de utilidad la próxima vez que te den unas ganas locas de buscar en redes una foto, un comentario o el lugar donde ha estado tu ex, porque ya es hora de que pases la página, dejes de torturarte y elimines esa actividad obsesiva de tu vida. Lo pasado es pisado y olvidado.

Haz una dieta digital. Yo le llamo el detox digital. Establece un tiempo de desconexión de las redes sociales. No solo te vendrá bien para alejarte de todo lo que te recuerda a tu ex, sino que serás mucho más productiva y creativa en todo lo que hagas. Hasta tendrás más tiempo para ti. Haz la prueba y notarás un cambio real. Quita las notificaciones. Facebook, Twitter, Instagram, hasta Whatsapp cuentan con opciones para silenciar cuentas u ocultar publicaciones. Al seleccionarlas, las actualizaciones que haga tu ex dejarán de aparecer  en tu feed, sin la necesidad de eliminarlo completamente de la lista de amigos. Aunque si eres de las mías, que somos radicales, tenemos la opción de eliminar o dejar de seguir.

No caigas en la trampa de las cuentas falsas. Ni se te ocurra crearte una cuenta falsa para ver su story de Instagram o comprarte un chip de teléfono nuevo, para ver sus estados de Whatsapp. Esto es lo peor que puedes hacer, ya que tú misma te estás obligando a mantener un vínculo con aquel ser humano que ya no pertenece a tu vida. Tampoco vale que le pidas a una de tus amigas que te preste su cuenta en Facebook para revisar todo lo que hace tu ex.

Borra las fotos de tu celular. Elimina todas las fotos de la memoria de tu celular, también de Google fotos o cualquier servicio que hayas usado para guardarlas en la nube.

Conoce otras personas. A lo mejor tienes muchos amigos en común con tu ex, así que lo más probable es que tus redes sociales giren alrededor de esas personas. Se te hará más difícil superar la ruptura. Apúntate a clases de baile, sal y conoce otras personas, pero aquí no me estoy refiriendo a lo de un clavo saca otro clavo, sino de ampliar tu círculo social.

Elimina todos los chats que tienes con tu ex. Cuánto apostamos a que todas las noches antes de irte a dormir revisas los chats de él. El problema es que al día siguiente te dan unas ganas locas de hablar con ese ser, que por si no lo recuerdas, es tu ex. No te sigas martirizando, y para no caer en la tentación de revisarlos, mejor elimínalos.

Recupera a tus amigos. Seguramente mientras duró la relación con tu ex, estuviste bien alejada de personas que eran tus amigas. Agarra tu celular y comienza a llamarlos; no te imaginas lo bien que te hará un reencuentro con tus amigos de siempre.

Si después de hacer todo esto, sigues deseando saber qué hace tu ex, con quién sale y a dónde va, lo más recomendable es que visites a un especialista.

 

ellas.pa exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos