Enithzabel Castrellón, princesa del sábado de carnaval de calle centro de Ocú

¡VIVA LA TRADICIÓN!
Enithzabel Castrellón es capitalina y no tenía mucho anhelo de ser reina de carnaval, pero su esposo, oriundo de Ocú, tenía otro plan.
Benigno Castillero es el esposo de Enithzabel y “él es como Dr. Jekyll and Mr. Hyde; es el tipo más formal y serio, a excepción de los cuatro días del carnaval; los ama”, cuenta la princesa del sábado de carnaval de calle centro de Ocú.
Asegura que es un carnaval muy especial. “El carnaval de calle centro de Ocú no es como los clásicos calle arriba y calle abajo. Es muy familiar, pequeñito, donde la tuna va detrás de la princesa, van parando de casa en casa y bailando tamborito. Es lo que él ha disfrutado desde niño y ellos tratan de preservar esa tradición”.

Castillero es además miembro de la Junta del Carnaval de Ocú y “desde hace un par de años ha estado lavándome el cerebro [para que fuera princesa]”, cuenta la actriz y productora de teatro.
“Por otro lado están mis hermanas, que sí soñaron con la corona. Entonces, cada vez que venía el carnaval empezaban el discurso de ‘si fuera yo’, ‘si yo pudiera’, ‘si yo estuviera casada con un ocueño”.
Castrellón explica que para ser princesa, hay que enviar una carta a la junta proponiéndose como princesa y por qué; pueden optar desde niñas hasta adultas (solteras, viudas o casadas) y se puede repetir el principado.
En calle centro de Ocú no hay carros alegóricos, solo es la princesa con disfraz liderando la tuna y va visitando las casas que tienen la “gentileza” de dejarlos entrar. “Digo gentileza porque la casa les queda empapada. Entra la princesa, la tuna, se baila tamborito dentro  y el cisterna echa agua en la casa”.

Para ella es un honor que le permitieran ser princesa a pesar de no tener sangre ocueña. Esta es su manera de contribuir a la preservación de la tradición que espera que sus hijos, de 3 y 6 años, puedan apreciar.
Además de cumplirle el sueño de  reina a sus hermanas.

 

REINA POR FIDELIDAD

Yeimi Acrich, reina de El Portal de Calle Arriba de Las Tablas. Foto cortesía de Abdelitoh Troy.

Trajes diseñados por Moisés Sandoya y clases de baile con la reina de Calle Arriba de Las Tablas 2011, Lourdes Cristina González. Esta ha sido la preparación de la productora de televisión Yeimi Acrich, de 33 años, para su reinado este año en El Portal de Calle Arriba de Las Tablas.
El Portal, explica Yeimi, es la casa en pie más antigua del pueblo y pertenece a la familia Vergara,  miembros activos y organizadores de la Calle Arriba.

Hace varios años se decidió seleccionar una “reina frustrada”. En un principio se elegía a una mujer que no fue  reina en su juventud. Luego se fue escogiendo por diversión entre las mujeres que concurrían al lugar. Yeimi no tiene sangre tableña, pero desde hace siete años pasa los carnavales en El Portal. “Siempre me pareció chévere la idea de que ellos sacaran una reina propia que no necesariamente tenía que ser jovencita o tener dinastía tableña. Simplemente escogían a alguien asidua a El Portal y que ellos supieran que iba a gozar los carnavales como reina. No me considero reina frustrada, pero me parece divertida la idea”.

Yeimi nunca había participado en un reinado y confiesa que no sabe cómo aceptó, “pero una vez dije que sí me propuse aprender y hacer todo lo posible porque El Portal se sienta orgulloso de su reina”.
Los trajes diseñados por Moisés Sandoya los lucirá  el domingo, día de su coronación, y el lunes, día alegórico.

 

EN SAN ANTONIO DE PENONOMÉ

Tilcia Cárdenas Tejeira de Harris, princesa de Aprope el lunes de carnaval. Foto: La Prensa/Oliver Meixner

Una verdadera fiesta familiar son los carnavales en el barrio San Antonio en Penonomé. Ahí el lunes de carnaval la comparsa de la Asociación Pro Penonomé (Aprope) presenta a su princesa, Tilcia Cárdenas Tejeira de Harris. Tilcia tiene 43 años, está casada y tiene un hijo de 10 años.
Las Damas Unidas Penonomeñas (DUP) han tenido como tradición asignar un día de carnaval a la mujer casada,  para celebrar en familia. Hace algunos años cedió este festejo a Aprope.
“Fue un honor que se me ofreciera esta oportunidad. Me siento halagada. Penonomé es la tierra natal de mi madre Isabel Tejeira Conte, familias muy conocidas en el lugar”.

Tilcia, licenciada en finanzas, resalta que las primeras princesas en esta traidición, que se inició en los años de 1970, fueron Elba Quirós de Guardia y Rosario Guardia.
El lunes, a las 10:00 a.m., antes de que comiencen los culecos, Tilcia desfilará en la calle del barrio San Antonio. A su lado estará su esposo, y ambos irán al frente de la comparsa, todos disfrazados de un tema que se revelará ese día. Cuenta que hace dos años  su hermana, Ivette Cárdenas Tejeira, fue princesa y el tema era Eva.

El lunes de carnaval Aprope ofrece un desayuno y luego del desfile la princesa se ubica sobre una pequeña tarima donde disfruta de los culecos. La celebración de ese día culmina con un sarao en el club de las DUP.
Tilcia cuenta que originalmente la princesa desfilaba por todo el pueblo saliendo desde este club, pero por la cantidad de personas que asiste a los carnavales en esta ciudad, este año el desfile solo se realizará en la calle del barrio.