df7c047bebdd246a1505b074db9f68dd - Conversación con Xavier Serbiá

 Xavier Serbiá es la cara de “CNN Dinero”, programa de finanzas y economía de la cadena de noticias CNN en Español. Escribió La riqueza en cuatro pisos  (2009) y Pregúntale a Xavier (2011). Dicta conferencias sobre finanzas personales. El año pasado ofreció una en Panamá y volverá a hacerlo el próximo 30 de julio.

Empecemos con un consejo para una pareja joven. ¿Qué le dirías?
Que lo primero es escoger bien a la pareja. Unirte es tomar un compromiso. Tendrás que luchar en las buenas y en las malas. No mires tanto el brillo de la belleza que con los años se apaga.
En las buenas todos somos buenos, pero en las malas pocos tienen el carácter. ¿Esa persona que escogiste será capaz de apoyarte cuando pierdas el trabajo? ¿Estará a tu lado cuando tengas cáncer?
Si ya tienes una persona así entonces pasa al siguiente punto. Piensen su matrimonio como una empresa ‘Tú y yo inc’. Tengan entre sus metas: generar ingresos, mantener los gastos controlados y reinvertir las ganancias para generar más. 
Si antes de casarte tenías riqueza, propiedades, haz separación de bienes. Eso no es malo. Lo que vamos a construir, eso sí es de nosotros. Siempre hablen, dialoguen, tengan cuentas juntos, pero también separadas. Ambos sepan cómo están sus  finanzas. No se mientan, no engañen,  no funciona en los negocios, tampoco en el matrimonio.

¿Qué contestas cuando una persona te dice: ‘a mí no me alcanza para ahorrar’?
Un despido, una enfermedad grave u otras crisis te pueden llevar a un periodo de supervivencia. Pero mucha gente no está allí. Les preguntas: ¿puedes reducir tu plan de televisión pagada? Te dicen: ‘no, si con eso yo me distraigo’.
¿Puedes cambiar tu carro por uno más chico? ‘¡No, ¿cómo me voy a ver en un carrito?’.
¿Puedes comprar un helado más barato? ‘No me gusta’.
Esta persona puede ahorrar  pero no quiere sacrificarse.
¿Las personas con mayores ingresos tienen más gastos?
Has tocado un punto fundamental. Si no sabes administrar un dólar por qué crees que vas a saber administrar 100. Mucha gente dice: ‘lo que necesito es ganarme la lotería’, pero si no sabes manejar bien tu dinero esto no es la solución, porque solo aumentarás  el gasto.
115a3399956b9bfb65f1eb1089760ef5 - Conversación con Xavier Serbiá

¿Cuál es el principal error que cometemos con las tarjetas de crédito?
Usarla como si fuera un ingreso extra. Emplearla sin llevar un control. La tarjeta es un instrumento,  pero no es dinero gratis. A fin de mes tienes que pagar lo que usaste, pero mucha gente no lo hace y es allí cuando viene el problema. 

Para salir de deudas, ¿recomendarías consolidar?
Las deudas no son buenas ni malas. La deuda es un instrumento. Lo que está mal es cuando ellas afectan tu estabilidad y no te permite ahorrar o  prepararte para el retiro.
Una opción para bajar las deudas es   hacer una lista, ponerlas  de menor a mayor monto y proponerte cancelar la más pequeña primero, cuando termines empiezas a usar ese dinero para cancelar la otra y así sucesivamente.
Consolidar puede ser una opción, pero hay que tener cuidado. No hipoteques tu casa para asegurar una deuda que después podría crecer, no vas a poder pagar y  podrías hasta perder tu casa. Por otro lado, mucha gente consolida, psicológicamente siente que se libera y vuelve a gastar  sin control.
 

En Panamá abunda la oferta de préstamos personales ¿qué piensas de esa opción?
Antes de pensar en un préstamo mira cómo está tu reserva de emergencia. Tienes que tener esta reserva porque todos nos vamos a enfermar o accidentar. Revisa tu plan de seguros, mira el nivel de tus deudas.   Porque los bancos ofrezcan no necesariamente lo tienes que tomar.  Pregúntate por qué vas a tomar un préstamo personal. Siempre digo que las deudas deben ser TAP: temporales, asequibles y productivas. Si no voy a comprar algo productivo, ¿para qué voy a endeudarme?
 

¿Qué se le debe enseñar a los niños sobre el dinero?
Que el dinero no es algo malo. Es como un ladrillo con el que igual puedes construir una casa que darle con él a alguien en la cabeza. La diferencia la hace cómo lo utilizamos.
El dinero no es avaricia. La avaricia la ponemos cuando llevamos al exceso el amor por el dinero.  Tenemos que ser juiciosos al manejarlo y eso se enseña con el ejemplo.
Le dices a tu hijo que ahorre, pero tú no lo haces; le dices que sea moderado, pero vas al supermercado y gastas sin control en comida que botas, o en tu guardarropa tienes 50 pares de zapatos.

Un consejo final…
A todos nos gusta ser responsables del éxito, pero del fracaso queremos que otros se hagan responsables. Yo en un momento fui así. Cuando aceptas que tu situación es culpa de tus decisiones  entonces puedes empezar a tomar el control de tus finanzas.