17e74bc2972763b36b306af79de8af26 - Cambio de profesión

 

UN PROYECTO PERSONAL

Isabella Neira de Chewning

b7b9c052c4b7b75b6cd9906c994fb104 - Cambio de profesión
Isabella Neira de Chewning tiene dos licenciaturas. Una es en mercadeo y la otra  en administración de empresas, pero su pasión siempre estuvo con los productos orgánicos, y actualmente es creadora de la línea de productos orgánicos Nativo.

“Aunque yo me especialicé en mercadeo y todas esas cosas, mi estilo de vida siempre ha sido orgánico”. Es por esto que empezó a experimentar con ingredientes naturales certificados como orgánicos para crear sus propios productos de belleza, que al inicio no comercializaba, sino que los mantenía para su uso personal.

“Desde hace nueve años yo estaba metida en ese estilo de vida, hice muchas investigaciones, y allí fue donde comencé a darme cuenta  de los químicos que había en los productos para la piel y lo dañinos que son”.

De Chewning también estudió mercadeo de marcas de moda y productos de lujo en Milán, y explica que la mayoría de sus experiencias laborales han sido en el manejo de marcas de moda de lujo.

“Después de hacer mi maestría trabajé en Diesel, luego me independicé y trabajé en mi propia consultoría”. A esta la llamó INDO y con ella llegó a hacer consultorías para  Melissa Shoes, Sara Bassan y Pilar Sáenz.

Más adelante aceptó un puesto como gerente de marcas de vino en una compañía, y fue allí donde tuvo la oportunidad de que otros probaran los productos que hacía en sus horas libres en casa.

“Yo hacía mis propios productos para mí y después comencé a compartirlos entre compañeros”. Una vez empezaron los comentarios positivos entre  amigos, personas que ella no conocía se acercaron a comprarle sus productos.

“Fue más que nada de boca en boca como surgió Nativo”. En abril decidió renunciar a su empleo y dedicarse a tiempo completo a seguir creando otros productos de belleza orgánicos, y hoy  ofrece, además de cremas corporales, desde bálsamos labiales hasta productos para afeitar.

De Chewning  explica que su mayor impulso para dejar su trabajo formal y dedicarse a crear estos productos fue “saber que era algo que yo estaba haciendo por tantos años y era como básico en mi vida. No era que lo estaba haciendo por dinero extra, era algo en lo que yo creía”.

Pero también admite que sus estudios y experiencia en marcas de lujo la ayudó a sacar adelante la empresa que ahora maneja. “A Nativo  lo considero un luxury product, porque es una crema que te cuesta 15 dólares cuando hay cremas para el cuerpo que te cuestan 2 dólares”. Agradece sus experiencias laborales porque estas le permitieron hacer contactos que más adelante la ayudarían a sacar adelante su marca.

“Definitivamente, si yo no hubiera estado en todos esos trabajos ni tomado esa maestría, creo que Nativo ahora mismo no sería lo que es”.

 

MÁS DE UNA PASIÓN

Liliana Paredes

La Prensa/ Jihan Rodríguez
Liliana Paredes es fiel creyente de que una persona puede tener más de una pasión. Ella es licenciada en arquitectura y además siente pasión por el diseño de interiores, pero desde los 27 años se dedica a la comercialización de espacios publicitarios en revistas y televisión.

“Realmente fue una decisión paulatina porque mi primer trabajo lo tuve cuando estaba estudiando; era en un almacén que vendía acabados de construcción”. Agrega que “al final una cosa  llevó a la otra, porque sea como sea, era un trabajo que tenía que ver con ventas”.

“Ya llevo seis años; obviamente uno aprende del tema de la publicidad, del tema del contenido de las pantallas, ahora yo me dedico a eso y soy feliz. En este momento me siento totalmente llena, me gusta tener que tratar con clientes”, comenta, pero aun así siente nostalgia por su carrera anterior.

“Pero me gusta tanto lo que hago ahorita mismo, y me consume gran parte de mi tiempo, que por ahora no hay tiempo y lo que hago me encanta. Sin embargo, sí he pensado en algún momento retomar el tema de la arquitectura”, concluye Paredes.

 

UN SUEÑO CUMPLIDO

Belinda Ruiz Ríos

La Prensa/ Jihan Rodríguez

Belinda Ruiz Ríos tomó la desición de estudiar odontología a los 17 años. “Mis papás consideraron que esa era una buena opción pensando en el futuro y decidieron que estudiara odontología. En ese momento no quise llevarles la contraria”.

Aun así, mantuvo claro que en realidad deseaba dedicarse al  diseño gráfico. “Desde que tenía más o menos 15 años sabía que lo que quería estudiar era diseño gráfico, así que mantuve la idea allí a pesar de que estaba en odontología”.

Al graduarse, trabajó como odontóloga para costear sus estudios en diseño gráfico, y aunque considera que su primera experiencia le sirvió para aprender disciplina y conoció buenas amistades con las que sigue en contacto, no se arrepiente de haberla dejado. “Apenas pude tener los recursos para estudiar diseño gráfico, lo hice y no me arrepiento”, admite Ríos.

 

EL ARTE EN LAS VENAS

Odette Cortez

La bailarina Odette Cortez (Der.) recibe reconocimiento del Instituto Nacional de Cultural.
Nieta del músico Colaco Cortez, siempre estuvo rodeada de folclore, lo que rápidamente se convirtió en su pasión. Pero su padre, al ser profesor de música y estar consciente de todos los conflictos que traía estudiar arte, le recomendó dedicarse a otra profesión.

En una feria escolar se informó sobre la oferta académica de diferentes universidades, y fue en ese momento que decidió estudiar producción de televisión. “Esa carrera la vi muy involucrada de cierta manera con el arte”.

Pero a los 21 años, terminando su primera licenciatura, fue a matricularse, sin decirle a sus padres, en la Facultad de Bellas Artes.

“En ese discernir qué es lo que uno quiere ser, fue la mejor decisión de mi vida estudiar primero producción”, reflexiona Cortez, quien considera que esta experiencia la ayudó a enfocar mejor su carrera en la danza al ser consciente de lo que sucede también detrás de escena. “Porque siempre un espectáculo va de la mano de un equipo de producción; entonces, conocer las dos áreas te da un enfoque bien amplio”.

Hoy la profesión que más ejerce es la danza, aunque la complementa con la producción y una maestría en gerencia de proyectos que cursó en Taiwan.

Toma su camino antes de ejercer la danza como “una escuela, porque ahora  me estoy dedicando más a mi danza, a bailar y a producir espectáculos, que no es precisamente lo que yo estudié”.

“Para que veas cómo es la vida, yo empecé estudiando una cosa, pero mi camino realmente siempre fue estudiar esto; gracias a Dios tengo las dos y la maestría que tomé en gerencia de proyectos fue como para realmente ponerle la cerecita al pastel”, finaliza Cortez.

 

PARA TOMAR UNA DECISIÓN ACERTADA

Aunque los psicólogos vocacionales no suelen considerar el cambio  de carrera como una equivocación, hacen recomendaciones para elegir una profesión por las razones correctas y no por las más comunes, que son la  presión de los padres o la influencia de las amistades.

20188e58cc7a1a4b65443351bb1d7b78 - Cambio de profesión

No te dejes llevar por la presión de grupo. El psicólogo Luis Pittí explica que “nos preocupamos por complacer tanto a otras personas, que no nos complacemos a nosotros mismos”.

Mantente en lo que te gusta. La psicóloga María Alejandra Ruiz señala que por lo general el individuo que cambia de carrera lo hace para mantenerse en su zona de confort. “Me he percatado de que el salto lo hacen a algo que les es familiar, hasta cierto punto conocido”. Explica que esto ocurre en la elección de estudios, pero no en la de trabajo. Este cambio en ocasiones hace que la persona se sienta a gusto y empiece a desarrollar esa carrera distinta a lo que inicialmente estudió.

Para Pittí, es importante cultivar las actividades que apasionan a un individuo. “Ojo, no es que tengan que hacerlo toda la vida, pero ya que lo haces parte de tu vida, automáticamente tu estima, tu forma de ser, tu manera de pensar, va a cambiar”.

Lo que le guste a tu hijo. Por último, la psicóloga Teresa Rodríguez sugiere a los padres exponer a sus hijos a distintas actividades desde muy pequeños para que vayan descubriendo sus fortalezas. “De hecho, cuando los niños están en edades escolares se recomienda que vayan a diferentes actividades, y que no sean las que a uno como papá le gustan, sino  probar  para ver qué le gusta  al niño”.

Añade que “siempre te gusta algo, la música, o hablar con la gente, y todo el mundo te cuenta sus problemas o te gusta el tema de la medicina o  defender a la gente, entonces eso se va marcando casi en las primeras edades de la infancia, en la que el niño va fijando su personalidad”.

También aconseja a los profesionales que por distintas razones no ejercen la carrera que les apasiona, sino una que les genera ingresos, que vayan migrando poco a poco  “a través de mantenerse actualizado, tomando cursos, buscar la forma, como un segundo trabajo o como un hobby, ir conectando hasta hacer el salto hacia lo que a uno le gusta realmente, y bueno, a veces toca dar el salto y tirarse al vacío”.

Contenido relacionado

ellas.pa exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos