c74294097d22b0d5dcdc6bd0fe0f8b85 - Caja transportadora, preciado tesoro para perros y gatos

Hay elementos que bajo la visión humana y mal utilizados pueden ser herramientas de maltrato. Sin embargo, dándoles el uso correcto serán de gran beneficio para perros, gatos y personas.

Esto sucede con las cajas transportadoras, que ingresaron al mercado hace muchos años solo como un contenedor para que los animales puedan viajar sin problemas en las líneas aéreas. Estas cajas plásticas también son utilizadas en las exposiciones caninas y felinas para conservar el orden y evitar accidentes con animales sueltos.

Usted se preguntará ¿cómo viven ellos el hecho de estar dentro de estos habitáculos? Para entenderlo, tenemos que comprenderlos en estado salvaje.
Tanto felinos como caninos son animales que buscan cuevas para protegerse, ya sea de los fenómenos climáticos y/o del acecho de depredadores. Esta característica atávica e instintiva permanece en ellos, y las cajas transportadoras serían la versión citadina más parecida a sus refugios naturales.

Esto en realidad no es nada nuevo. Desde siempre los perros tuvieron en los jardines casas de madera en donde pasaban horas del día  durmiendo o vigilando a su alrededor.
La proliferación de animales de compañía en departamentos hizo que este preciado tesoro canino quedara obsoleto, siendo remplazado por las cajas plásticas, más livianas, lavables y con los beneficios de las antiguas casitas.

En el caso de los gatos, los que convivimos con ellos podemos observar que les encanta esconderse en cajones y bolsas. Todo esto se puede explicar con el mismo principio básico que en los perros.

El tamaño de las cajas deberá ser suficiente para que perros o gatos entren parados, porque si son demasiado amplias no les provocará el mismo efecto de seguridad.
A pesar de que este implemento se convertirá en uno de los lugares más preciados por los animales, tal vez en primera instancia ellos no lo sepan, por lo que tendremos que ayudarlos a que se den cuenta.

 

Foto Cortesía Gerardo Gandsas

UNA BUENA PRESENTACIÓN
primordial para una experiencia sin traumas

• Nunca fuerce a los animales a ingresar a estas cajas transportadoras, ya que podrían asociarlas con algo negativo.
• Colocar su plato de comida sobre la caja es un buen comienzo para una asociación positiva.
• Es fundamental inducirlos a que ingresen por propia voluntad, poniendo dentro juguetes o premios de comida.
• Acostumbrarlos a permanecer con la puerta cerrada es importante, ya que servirá para diferentes situaciones. Se comenzará con períodos cortos, hasta lograr que para los animales se convierta en algo natural.

 

Foto cortesía Gerardo Gandsas

DIFERENTES USOS
Además de para viajes en líneas aéreas, la caja transportadora se puede utilizar también para el traslado en automóviles.
En otros casos, como al abrir ventanas para ventilación, durante fumigaciones o reuniones, este elemento será de suma utilidad. Los animales permanecerán tranquilos y relajados dentro de la caja.
Para la presentación de perros y gatos es lo mejor. Podrán olfatearse y conocerse sin correr riesgos de agresiones físicas.
Jamás utilice las cajas como castigo, pues perderían el sentido original de refugio.