La orquesta toca salsa, pero Roberto confiesa que no baila “nada”. El músico desde el estudio de su casa.

El chico de Chiriquí que tocaba en los saraos de su escuela ahora tiene un Grammy —casi dos— en su casa. Roberto Delgado subió al escenario del Staples Center de Los Ángeles en febrero, para recibir el Grammy a mejor álbum latino tropical por Son de Panamá, un disco en el que su orquesta comparte créditos con Rubén Blades. En noviembre, el chiricano también aceptó el Grammy Latino a mejor álbum de salsa.

Roberto toca el bajo, es arreglista y director de Roberto Delgado & Orquesta. En un pequeño estudio en su apartamento, donde tiene una computadora, un teclado, un bajo y una ventana con vista a la bahía de Panamá, puede pasar todo un día —y hasta un mes— trabajando en los arreglos de una sola canción. “A veces me siento aquí en la madrugada y son las 3:00 de la tarde y no he pasado del primer renglón. Me pongo a ver para afuera, pongo la radio y camino pa allá. Y no pasa nada, pero hay días en los que me siento y eso [la creatividad] comienza a fluir”.

En ese cuarto es donde guarda el Grammy Latino. El norteamericano están por entregárselo porque deben estamparle su nombre.

La banda, además de tocar en algunos locales de la ciudad, desde 2010 es la que acompaña a Rubén Blades en sus conciertos. Con él han recorrido Europa y Suramérica, y se han presentado en el Madison Square Garden en Nueva York y el Hollywood Bowl de Los Ángeles.

Más allá de los ‘shows’, la mayor parte del trabajo del músico ocurre en ese pequeño estudio. Desde ahí, él nos comparte cómo ha sido su recorrido musical, que tuvo sus inicios en su natal Chiriquí.

40e0f3a9074f1edd805d50dbfa226520 - Al son de Roberto Delgado

Antes del son, vino la rosa

Son de Panamá se comenzó a grabar desde 2010. Es una recopilación de algunos éxitos de Rubén Blades regrabados con arreglos de Roberto y el sonido de la orquesta. También incluye canciones nuevas y fue totalmente producido en nuestro país. Pero mucho antes de ese álbum, en 1996, ya habían grabado La rosa de los vientos, con el que Rubén ganó un Grammy. Fue justamente después de ese disco que se creó formalmente la orquesta.

“Muchos de estos músicos ya veníamos trabajando juntos en otras orquestas, como la orquesta Cimarrón; el grupo Fiebre. Nos conocemos desde hace muchos años”.

En videos de Youtube Rubén aparece acompañado de esta banda. Roberto es el bajista que está sentado en una esquina, a la derecha del escenario. Cuando la cámara enfoca a Rubén otros músicos resaltan, pero a Roberto poco se le ve. Esto ni le molesta. Dice que no le gusta figurar.

Mucho antes de las presentaciones en tarima, él es quien se encarga de escribir cómo se va a tocar cada instrumento. Se sienta con el compositor para saber qué melodía le gustaría que acompañara la canción.

Los arreglos los hace a mano y luego los traslada a un programa de computadora para probar cómo se van a escuchar. “Hoy tenemos esa herramienta, antes no. Antes uno escribía la canción y se daba cuenta de si no servía cuando se tocaba. ¡Qué lío!”.

Hacer los arreglos para una canción le puede tomar hasta un mes, incluso puede tomar más tiempo que la grabación en sí.

Roberto Delgado con parte de la orquesta. Son 12 músicos en total. Foto tomada de la página de Facebook de Rubén Blades.

Asegura que su trabajo nunca se detiene. El mismo Rubén a veces le envía notas de voz por el teléfono celular con algunas canciones para que él haga lo suyo.

El chico de Alma Joven

Roberto se interesó por la música desde muy niño, después de que le dejaron de gustar las cosas de vaqueros, cuenta. Tuvo su primera guitarra a los 7 años y a los 10 cantaba en concursos en estaciones de radio de su región como Radio Mía y Ondas Chiricanas. A través de esos concursos conoció a unos chicos del Colegio Félix Olivares Contreras que lo invitaron a ser parte de un grupo musical: Alma Joven. Era la década de 1970 y en esa época se hacían saraos todos los viernes en su colegio. Alma Joven casi siempre se presentaba en esas fiestas y también los contrataban para los saraos que se hacían en otros colegios.

Era el único grupo juvenil así que había en Chiriquí en esos tiempos. Tocábamos la música que estaba de moda. Algunas cositas de ‘rock’, pero la mayoría era balada, de Los Ángeles Negros, de Los Terrícolas. Nos dimos cuenta de que a la gente le gustaba la salsa en los bailes; entonces comenzamos a meter salsa. La primera que tocamos fue La banda, una canción que grabó Héctor Lavoe con Willie Colón”, rememora Roberto.

Él comenzó como guitarrista, pero después pasó al bajo. Con Alma Joven pudo conocer a muchos músicos que admiraba en su adolescencia y que iban a presentarse a Chiriquí, como la Orquesta de Bush y Los Mozambiques con el cantante Gabino Pampini.

Estuvo en el grupo hasta que se graduó del colegio. Alma Joven se desintegró y entonces comenzó a tocar con otra agrupación llamada Fantasía.

Delgado en los premios Grammy Latinos en noviembre de 2015.

ce5a331c86f67abcebb9a60ecc435d07 - Al son de Roberto Delgado

Se fue a México a estudiar en el Conservatorio Nacional de Música y después se trasladó a Estados Unidos para cursar Ingeniería de Sonido en el Golden West College, en Huntington Beach, California, carrera que culminó.

Tras unos años regresó a Panamá y trabajó en un estudio llamado Origen. Ahí grabó el disco Conga Rock de Océano; la primera grabación de Los Rabanes —“donde está Por qué te fuiste Benito”—, así como producciones de Son Miserables y Os Almirantes.

En ese estudio, el chiricano también probó suerte como locutor. Grabó comerciales de radio y televisión y se convirtió en la voz oficial  + Móvil y supermercados Rey.

El repertorio

Roberto Delgado & Orquesta ha grabado con Rubén “un montón de cosas”, comenta el arreglista. Una de ellas es el disco de Medoro Madera, el álter ego de Rubén.

“Ese disco está terminado, nada más falta comprarle el pasaje a Medoro para que venga a grabar”. También han hecho la regrabación de Cantares del Subdesarrollo (un disco que Rubén lanzó en 2009), esta vez con el formato de la orquesta de Roberto Delgado.

Hoy Rubén Blades y el conjunto tienen un concierto privado en el Club Unión. El agradecimiento de Roberto hacia el cantautor es incesante, pues le permitió proyectar a la banda internacionalmente al compartir créditos en su último álbum. “Esto es algo que no hacen muchos artistas”, reconoce.

Rubén también ha mostrado gratitud hacia ellos. En su página web resalta que la orquesta reúne las condiciones necesarias para enfrentar cualquier desafío.

Uno tiene que cada día esforzarse por hacer un mejor trabajo, no desilusionar ni despediciar la oportunidad. Soy el primero que está ahí, trabajando. Fui a los Grammy, pero sigo como si nada hubiera pasado, trabajando y tratando de hacer las cosas cada vez mejor para que la gente de afuera sepa que aquí hay mucho talento”, manifiesta Roberto Delgado.

 

 

 

Contenido relacionado

ellas.pa exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos