0a8f44d11c2545dd01370f2db5174915 - Vender por Instagram

En 2010, en la ciudad de San Francisco, Estados Unidos, Kevin Systrom y Krieger Mi crearon Instagram, una de las redes más utilizadas por los usuarios de teléfonos inteligentes, y en la cual la manera de comunicarse es a través de  imágenes, sean fotos  o videos.

En menos de un año, esta red se convirtió en una herramienta para marcas de moda, tiendas y diseñadores, sobre todo emergentes. La utilizan para promocionar sus piezas por su inmediatez, atractivas imágenes y la posibilidad de acercarse más a los compradores.

‘Mi tienda está en las redes’. El mercado de la moda panameña no se ha quedado atrás; la diseñadora venezolana Ariana Bongiovanni, de Wonkreation, se inició en el diseño de accesorios como pasatiempo, pero al hacerse populares sus creaciones decidió abrir su cuenta en Instagram. “Lo cree en agosto del año pasado, pero realmente no subía fotos, no utilizaba hashtags, no había descubierto el poder que puede llegar a tener una red social para promocionar todo ese tipo de cosas”.

Al mudarse a Panamá decidió darle más promoción a su cuenta en esta red, lo que la ayudó a catapultar su producto. Está convencida de que esto la dio a conocer de tal manera que hoy envía pedidos dentro y fuera del país, a tiendas en Venezuela, Honduras, Italia y Estados Unidos. Explica que el truco está en “saber muy bien a qué público te quieres dirigir, porque hay mucha gente que utiliza las redes sociales muy vagamente y sobre todo Instagram”.

Publicación de la cuenta de Instagram de Wonkreations.

Bongiovanni aclara que se encarga directamente de administrar el perfil de su marca y procura colocar dos imágenes diarias para  no recargar al seguidor con información. Para ella es importante que las modelos que escoge para  las fotos tengan looks con los que se puedan identificar sus seguidoras. “Que sean chicas comunes, normales, que andan por la calle, lo que me gusta es que la gente sienta que el producto lo pueden utilizar en el día a día, no que tienes que ser una supermodelo para verte así”.

Edixel Hernández, creadora y diseñadora de Agua Miel, decidió delegar la función de la promoción de su marca a una agencia de mercadeo con la que se reúne una vez por semana para entregar las piezas que desea que sean fotografiadas y publicadas en Instagram.

“Ellos me asesoran en todo, y por lo general yo les indico qué es lo que quiero, cómo quiero que se vea en mis redes”, explica Hernández. Añade que  eligió como imagen icónica de su producto la bellota (mota) de la pollera y a lo largo de la cuenta en Instagram se pueden observar composiciones fotográficas que incluyen este elemento.

La bellota aparece en varias de las imágenes de  Aguamiel, en Instagram.

Para ambas diseñadoras, la red social ha representado una significativa exposición de sus creaciones, y por tanto, han aumentado sus ventas.

Bongiovanni comenta que la mayoría de sus ventas han sido generadas desde el perfil de su marca en Instagram. “Cuando me contactan vía e-mail o por teléfono me dicen que me han encontrado en la red social o alguien se las ha recomendado”.

Hernández asegura  que el 75%  de las ventas que logra hacer por medio de las redes sociales proviene de Instagram.

De la tienda a Instagram. Muchas de las marcas mundiales buscan con sus campañas en Instagram acercarse a sus clientes. Gabriela Álvarez, asistente comercial de la tienda Bellagio y la marca Salvatore Ferragamo, comenta que “más que utilizarla como un método de ventas, es utilizada para crearle una imagen. Mantenemos a nuestros seguidores informados de nuestras promociones e informándoles de nuevas tendencias y estilos de la moda en general”.

Álvarez explica que la razón principal por la que decidieron integrarse a Instagram fue porque “no nos podíamos quedar atrás en el tema de las redes sociales”.

Por otro lado, Miguel Trujillo, asesor publicitario de Estampa, explica que la razón principal para unirse a la red fue “estar donde está nuestro target”, al tratarse de una red social muy popular entre las clientas jóvenes.

Imagen de la cuenta de Instagram de la tienda Bellagio.

Comunicación con el cliente. Tanto Álvarez como Trujillo comentan que los administradores procuran contestar a todas las inquietudes que los seguidores plasman en el perfil de las tiendas. “Siempre preguntan por tallas, modelos específicos, en qué sucursales, y se les responde con mucho gusto”, añade Trujillo.

“Instagram, por ser una red social del día a día y muy sencilla de utilizar, ha tenido una acogida increíble en el mercado, por lo que ha sido una muy buena estrategia para nuestro negocio”, comenta Álvarez.

Expresa que en la cuenta de la tienda Bellagio procuran subir al menos tres imágenes por semana. “Posteamos quotes  inspiracionales, artículos en tienda e imágenes que vayan relacionadas con nuestro producto”.

En el caso de Estampa, además de publicar imágenes de la ropa, incluyen citas “porque las redes sociales no son catálogos de mercancía. Además de informar deben entretener al target. De lo contrario serían muy aburridas”, asegura el publicista.

La tienda Estampa incluye mensajes divertidos en su cuenta.

 

DE LA RED A SUS MANOS

En Instagram no hay cabida para los mensajes privados, es por eso que para los diseñadores que solo venden a través de la promoción de sus redes, es vital colocar la información de contacto claramente en la descripción del perfil.

Para las diseñadoras Edixel Hernández y Ariana Bongiovanni, el medio de contacto más usado por sus seguidores es el correo electrónico.

Bongiovanni explica que esto se debe a que “la gente suele no querer tener una comunicación directa vía telefónica”. Ella hace el envío por medio de un servicio de mensajería que contrató para esta tarea.

Hernández comenta que para ella lo más importante es la comodidad del cliente, es por esto que los pagos y el envío los organiza de acuerdo con las necesidades de este.