La primera cadena que debe colocarse es el cabestrillo, de la que cuelgan de 6 a 10 monedas coronadas.

Existe en nuestro país una gran variedad de vestuarios típicos o folclóricos, sin embargo, es la pollera de gala santeña una de las más admiradas por su exquisito trabajo de confección y belleza.
A continuación detallamos los pasos y orden correcto del empolleramiento:

LA CAMISA
El primer paso es colocar la camisa a la empollerada y la enagua sencilla (peticote).

MAQUILLAJE
Antes de continuar, se debe maquillar a la empollerada.

EL PEINADO
Después del maquillaje, se procede con el recogido del cabello. Se hace una partidura al medio, desde la frente hasta la nuca, y se tejen dos trenzas rematadas con lana que luego se giran hacia arriba hasta hacer dos rodetes.

La partidura y los moños se hacen después de ponerse la blusa y el primer peticote.

EL JOYERO
Lo siguiente es colocar las cadenas. Se inicia con las más pesadas y grandes. Para una pollera de gala santeña se debe utilizar un mínimo de siete cadenas. Hoy se estila ponerse muchas más, aunque no es lo tradicional.

Orden en que se colocan las cadenas:
• El cabestrillo: Es una cadena con eslabones de la que cuelgan de 6 a 10 monedas coronadas. Es la primera cadena que debe ponerse; por su peso debe colocarse alrededor de la primera arandela de la pollera, sujetándola con imperdibles al reverso. Después del cabestrillo se ponen los cordones: media naranja, salomónica y cola de pato.

• Media naranja: Cordón grueso que lleva una o dos monedas coronadas.

• Salomónica: Cordón con tejido de eslabones torcidos que sostienen una moneda coronada.

• Cola de pato: Cordón abierto, que termina en campanas y lleva un broche o pasador de flor de guate en filigrana.

• Escapulario: Termina con dos láminas grabadas que llevan perlas y filigrana.

• Rosario: Para la pollera de gala con labor de color se utiliza el rosario de oro en filigrana o de coral. Para la pollera blanca se usa el de perlas.

• Chata: Es la cadena que no debe faltar en ninguna pollera, hecha con plaquitas en forma de escamas. De ella  se suspende una cruz de
caravaca.

• Bruja: Cadena abierta. Se puede usar cerrada con un broche o pasador de flor de guate o de achiote.

• Solitaria: Cadena abierta que termina en campanitas con colgantes.

• Guachapalí: También conocida como cadena de brillo, termina en unas hojitas que llaman ‘limpiauñas’. Es opcional su uso en este tipo de
polleras.

Otras prendas del joyero:
• Gargantilla y tapahueso: Se usan al cuello. La gargantilla es un fino cordón de oro del que cuelgan varias mosquetas pequeñas. El tapahueso es una cinta negra  adornada con una cruz o medalla.  Se usa uno de los dos.
• Broches o pasadores: Se utilizan para cerrar o sujetar algunas cadenas.
La mosqueta es un broche que se puede usar para sujetar cadenas o bien colocarlo debajo de la bellota (mota de lana). No se debe colocar sobre la bellota.

Los tembleques nunca deben tapar la partidura del cabello, ni siquiera en la parte de atrás de la cabeza.

EL TOCADO
Una vez colocadas todas las cadenas se procede con el tocado o arreglo de cabeza, en el siguiente orden:
• Peinetón: Se coloca en la parte de atrás en el centro de la cabeza. El peinetón puede ser redondo o cuadrado.

• Las peinetas: Las peinetas pueden ser de brillo o de balcón y se utilizan de 2 a 3 pares. Se colocan dos peinetas en la parte de atrás debajo del peinetón y dos de cada lado de la partidura.

•Pajuela: La pajuela tiene forma de hoja o penca y  se coloca en el lado derecho entre el peinetón y las peinetas.

• Parches o pensamientos: Son plaquitas de oro cuadradas con una perla en el centro, que se colocan en las sienes. Inicialmente se pegaban con caraña (resina de árbol con propiedades medicinales) con el propósito de aliviar los dolores de cabeza provocados por el peso del tocado. Hoy se pegan con brillo de uñas.

• Zarcillos, anillos y pulseras: Se procede entonces a colocar los zarcillos (aretes), los anillos y pulsos o pulseras.

Debajo del peinetón deben ir dos peinetas. También se colocarán dos peinetas a cada lado de la cabeza.

TEMBLEQUES
Los tembleques en la pollera simbolizan las flores con las que las damas adornaban sus cabezas.  Con el tiempo, las artesanas  confeccionaron flores con escamas de pescado, gusanillos y perlas, para hacer más duradero el tocado. Hoy se elaboran de perlas, cristales, canutillos y  otros materiales. El término tembleques viene del movimiento de los pistilos de las florecitas. Una cabeza de tembleques puede tener entre 12 y 14 pares de flores, dependiendo del tamaño de la cabeza y grosor del cabello de la empollerada. Se colocan en pares simétricamente a ambos lados de la cabeza.

Se colocan primero las pencas o tapamoños sobre los rodetes para cubrirlos; luego los ventarrones o tapaorejas, que van en la parte de adelante justo sobre la oreja. Después se colocan flores de tembleques más grandes en la parte lateral y posterior.

Por último, con tembleques más pequeños de florecitas y animalitos se rellena la parte superior de la cabeza y cualquier otra parte que necesite. Se pueden poner mosquetitas o palmitas cerca de las peinetas y en lugares visibles.
Los tembleques no deben cubrir la partidura del cabello, ni siquiera atrás.

Los tembleques se colocan después de las cadenas.

VESTIDO
• Segunda enagua: Con el joyero y tocado listos, se procede a colocar la segunda enagua (peticote), que puede tener labores en talco, calado o tejido
crochet.

• Faldón o pollera: De último, se pone el pollerón o falda de la pollera. Una vez amarrado el pollerón se colocan los botones de las enaguas, que son botoncitos de oro que penden de una cinta de hiladillo que se sujeta a la pretina. Luego se coloca el monedero, que cierra con dos sortijas de manitas (anillos de oro de matrimonio) y el pañuelito (tejido). El pollerón debe llevar un par de gallardetes (cintas de doble brillo de una y media pulgada de ancho), que pende de la pretina tanto adelante como atrás.

El bordado de la pollera de gala santeña no debe ser demasiado  recargado. Siempre deben poderse apreciar espacios libres de bordados que dejen ver la tela blanca.

• Rebozo: Lista la empollerada, se procede a colocar el rebozo, que es un paño o chal confeccionado con las mismas labores de la pollera y terminado en flecos.

• Zapatos: Hechos con tela de satén del color del enjaretado, llevan una hebilla de oro adornada con cinta y encajes.

ee01b622f0fd272597c44d518c5e8f18 - Pollera 1, 2, 3...

Contenido relacionado

ellas.pa exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos